carriedebbie
por Jo M.

Sólo un día después de la muerte de su hija Carrie Fisher, murió también Debbie Reynolds, legendaria actriz. El otro hijo de Debbie dijo “ella quería estar con Carrie”. Muchas veces había escuchado historias de parejas de ancianos que mueren con poco tiempo de separación, de pena por la ausencia del otro, y siempre me ha parecido algo muy bonito y casi sobrenatural, pese a la tristeza.

¿No sería lindo que pudiéramos morir junto a nuestros seres queridos? Para no sufrir, ni echarlos de menos, ni maldecir contradicciones como que un hijo se muera antes que uno.

En el día he visto circular una foto en la que Carrie, de 6 años, estaba sentada en un piso detrás de un escenario en el que su mamá se estaba presentando; por ahí leí la historia de la foto, en la que contaban que estuvo todo el musical mirando, como hipnotizada por el talento de Debbie, a una edad a la que los niños no suelen quedarse tranquilos mucho rato.

Por otro lado, Debbie también admiraba mucho a su hija, sólo mirando su cuenta de twitter (en cuya biografía decía que sus hijos eran la luz de su vida) se nota que era una fan de su trabajo en cine, tv y libros, y que compartían el sentido del humor.

Me gusta creer que hay algo más allá de la muerte, y que los seres queridos que mueren juntos como Carrie y Debbie no sólo mueren de pena, sino que se reencontrarán en el más allá…

Foto: @DebbieReynolds1

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here