Adiós colaless

1301

calzones
por Joce Acuña (@joce_a)

Bien recordarán que el colaless se hizo mega popular entre fines de los ’90 e inicios de la década del 2000, cuya misión era que el trasero se viera lo más natural posible y, además, no se marca cuando te ponías pantalones ajustados.

Algunas los aman, otras, los odian. Son incómodos pero también sensuales y quizás es lo que más llama la atención de esta prenda de lencería. Mi primera experiencia real y buena con ellos, donde realmente los vi y me enamoré, fue recién en 2016 -antes tuve algunos pero nunca los usaba porque no me sentía cómoda- y de hecho los compré en Victoria’s Secret sólo por su diseño: azules con estrellitas blancas, lo más Mujer Maravilla que hay.

Pero creo que hoy estamos en pos de un periodo donde el llamado “calzón de abuela” ha dejado de ser mal visto, y más encima, la variedad de diseños de calzones ha crecido indiscutiblemente. De hecho, en general, en Chile el consumo de ropa interior en 2013 llegó a 253,3 millones de dólares y creció 57,8% en cinco años de acuerdo a GFK Adimark en un estudio presentado el año pasado: el 76% dijo que siempre compra calzones… Quizás incluso son nuestra adicción.

Es muy probable que hace unos cinco años ya empezamos a decirle adiós al colaless como tendencia ya que ahora hay una mayor preocupación por la comodidad más que porque no se me vea o no se me marque. No es mi favorito, pero bueno, cada una tendrá experiencias diferentes.

7 COMENTARIOS

  1. No me gusta criticar los artículos, pero de verdad este está onda: whaaaaatttt? Escribamos algo, ok, aquí va lo primero q se me vino a la mente y no terminé de desarrollar :S
    Ni el título le pega, le falta una parte? Hahaha plop!

  2. Joce, totalmente de acuerdo con tu artículo!!! La comodidad es lo primero. Además, independientemente del diseño que tengan, encuentro q el concepto en sí del colaless es poco elegante.

  3. Tampoco me gusta criticar, pero que mal desarrollado. En fin….cada uno con sus gustos, preferencias y comodidades.
    Respecto al tema principal, yo personalmente aprendí a amar el colaless cuando caché q hay unos hermosos y que lo mejor de todo no se marca el pantalón.
    Creo q si de elegancia hablamos (como la amiga de arriba) es harto más “poco elegante” que se te marque el calzón con el vestido o la falda o el pantalón. (Horrendo).
    Saludos ✌🏻️

  4. Una vez leí que no era muy higienico usarlos porque se meten en la zona más sucia del cuerpo. A mi nunca me han gustado, los encuentro suuuuuper incómodos. He escuchado a chicas que dicen que son re cómodos, pero de verdad que me cuesta creer que algo metido en el medio del trasero pudiese ser algo cómodo.
    Si no quieres que se marque el calzón hay unls sin costura y muy suaves.

Dejar una respuesta