amocomosoy
Post #AmoComoSoy por Nadia

Llevo ya varios años con mi pareja y por supuesto que el tema ‘hijos’ ha surgido en nuestras más íntimas conversaciones. Lo que alguna vez vi como posibilidad, hoy realmente lo descarto para mi. En eso estamos los dos de acuerdo. Pero estas conversaciones de a dos, curiosa –y a veces muy desagradablemente– se expanden a la familia de cada uno (okey), compañeras de trabajo, jefes y hasta vecinas.

¿Hay alguna que se haya librado de comentarios de este tipo?:

– “¿cuándo vas a traer un pololo?”
– “te vas a quedar sola”
– “¿y los hijos cuándo?”
– “póngale empeño”
– “¿cuándo la parejita?”
– “¿no estarás muy regodeona?”
– “se te va a pasar el tren”
– – “no seas egoísta”
– “tanto trabajar y te has olvidado de lo más importante”

Es fácil decir “mándalos a la punta del cerro”, pero cuando esta cantaleta comienza, uno a veces no sabe exactamente como reaccionar. Tener que explicar lo más básico sobre respeto y convivencia a gente mayor, algo tan simple como el respeto a la intimidad de los individuos puede resultar bastante choqueante.

Con el tiempo he ido agarrando técnica para marcar mi metro cuadrado y tengo mi stock de respuestas para mis tías, otra para la gente de la pega y otra para la gente random que con la mano en la cintura, casi como si estuviera comentando el clima, me pregunta por qué no tenemos hijos. Confieso que a veces me gusta incomodarlos y les respondo cosas terribles, o súper íntimas, como para que lo piensen antes la próxima vez que inunden de preguntas a un desconocido. Porque en verdad, ¿estarán preparados para una respuesta sincera? No saben tampoco si uno no quiere –como es mi caso– o no puede tener hijos.

Ese es el problema de la intolerancia a las diferencias y el hecho de que nos sigan midiendo en función de nuestro estado civil o maternal, y no como seres con derecho propio a la libre elección. No todas las mujeres quieren emparejarse, no todas tienen que ser madres y mientras más seamos las que busquemos ser consecuentes entre lo que hacemos y lo que en realidad queremos, habrá más tipos de mujer, y no un solo estereotipo.
#AmoComoSoy

8 COMENTARIOS

  1. Concuerdo. Mi familia sabe que no quiero tener hijos asi que todo bien. No se meten y lo entienden. Pero la familia de mi marido no, porque él jamás ha dicho abiertamente que no queremos. Y cuando tiran tallas del tipo, yo me hago la loca. Es como si no escuchara. Es incómodo, pero me da lata tener que explicar que no queremos hijos, no tengo taaanta confianza con ellos, como para andar explicandolo en detalle.

    Y sí, es molesto.

  2. Estaba esperando las respuestas que les das jaja para reir y poder copiarlas.
    Hoy, siglo xxi y mujeres super empoderadas, nos torturamos unas a otras con esa presión que no es nuestra prioridad y proyecto de vida.
    Concuerdo, no es egoísmo, lo sería si con un ser humano aliviará la sensación de soledad.

  3. Cada cierto tiempo en Zancada aparece el mismo tema…y es agooootador. Creo que en más de una oportunidad he comentado, pero ya es como mucho…si es un tema resuelto por quéis hay que reafirmarlo tantas veces. Y tener respuestas tipo? como tanto.

  4. ” se te pasó el tren” me dijo con una tranquilidad la abuela de mi marido, por nuestra decisión de no tener hijos. Sus ganas de tener un bisnieto traspasaron toda la cortesía y lo politicamente correcto, tan tipicos de su generación. La osadia, insolencia y hasta ligereza con que pueden opinar las personas de temas tan personales.
    Por muchos años no quisimos hijos, era tema en la mesa, con toda la familia opinando, como si no estuviesemos ahi. Llegamos a pensar en decir que no podiamos tenerlos, porque al parecer solo la incomodidad hace que nos quedemos callados. Pero conociendo tanta gente que quiere y no puede, pensé que era cruel mentir de esa manera. Asi que en una de esas comidas familiares, en voz alta, dijimos que no vamos a tener hijos y punto.

    Con todo este historial de opinologia, cuando decidimos tener hijos, no le dijimos a nadie. Hasta que tenia 3 meses de embarazo, y mas de una año tratando de quedar embarazada. No me podia imaginar un año de comentarios del tipo “y has pensado en hacerte exámenes” o cosas peores.
    Es muy extraño como la gente se siente con derecho a opinar sobre la vida y decisiones tan personales.
    Pero les advierto, las preguntas incómodas, metiches, sin respeto, sin una pizca de empatia no se detienen ahi. No les cuento como fue la decisión del nombre de mi guagua. Fue tan sin respeto, que decidimos ponerle un nombre y solo se supo cuando nacio mi guagua. Y bueno tengo varias “anectodas” de gente en la calle que me dice lo que tengo que hacer para criar a mi guagua. Asi que si señores y señoras: la gente es METIDA.

    Yo pasé por el calvario de responder la famosa pregunta de cuándo vas a tener hijos. Ahora que tengo una hija, me prometí a mi misma nunca ser esa persona que pregunta. Sobretodo porque para criar hijos hay que tener 100% de dedicación. Y bueno el que pregunta no te va a ayudar con el parto, a cambiar pañales, a educar, a pagar gastos, ni nada. Opinar y preguntar es gratis. Asi que solo queda tratar de sortear con humor todas las preguntas y frenar la insolencia de algunos con alguna respuesta que incomode.

  5. Yo no cacho porque se alteran tanto con esos temas, a mi me da igual que me pregunten mil veces los mismo o lo que la gente opine de lo que sea, tengo demasiado claro que lo hacen por cariño y no lo hacen por molestar, hasta la vieja de la calle que no te conoce, se esta dando la molestia de notar que eres una persona y dirigirse a ti.
    Lo triste es cuando nadie pesca a nadie, las sociedades individualistas, donde la gente anda sola porque todos tienen un respeto patologico por el espacio del resto, y con lo quisquillosa y mañosas que se estan poniendo las personas aca vamos a llegar luego a ese punto donde nadie se mete, no preguntan, no opinan y al final la gente se muere sola en su depto y la pillan tres meses después o tienes de vecino a un tipo que ha raptado mujeres y aunque las ventanas de la casa estan tapiadas y se ve que hay algo raro nadie se mete, porque nadie quiere meterse en nada para no molestar a nadie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here