por Mariana y punto

José Luis Torres Leiva es uno de mis directores de cine favoritos; sus películas son piola, pausadas, y son todas hermosas desde la imágenes a la cadencia y paz de sus escenas.

El viento sabe que vuelvo a casa es un documental que vimos en el FICValdivia que sigue a Ignacio Agüero en un viaje por algunas islas de Chiloé, donde conversa y conoce a gente a propósito de un falso proyecto de película que se supone que está haciendo.

Muy de a poco, las conversaciones que logra Agüero con los personajes que viven en Chiloé son pequeñas maravillas; realmente es impresionante ver cómo a partir de preguntas aparentemente muy sencillas, al cabo de un rato todos sus interlocutores terminan abriéndose y contando muy elocuentemente algunas historias de sus vidas.

Agüero se entrevista con niños, adolescentes, adultos y ancianos, creando junto a ellos y a Torres Leiva un precioso e imperdible retrato de la gente que vive en Chiloé.

El viento sabe que vuelvo a casa se estrena en cines el jueves 3 de noviembre a través de Miradoc.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here