por Magdalena Serrano

Como última tarea del taller de Clóset Sustentable de Fábrica Zancada, Ale Cuevas nos dio como tarea ordenar el closet el estilo de Marie Kondo, de manera que pudiésemos regalar lo que no usamos y re-conocer lo que tenemos.
 
Como ya habíamos comentado acá en Zancada, Marie Kondo escribió un libro llamado “La Magia del Orden” que básicamente te enseña a ordenar tu vida completa. También incentiva el “amar” las cosas que uno tiene y darles un lugar especial en el hogar, aunque se trate de un simple calcetín.
 
Con este orden que propone unas maravillosas técnicas de doblado,* una puede aprovechar mejor el espacio, tener mejor accesibilidad a todas sus prendas, cuidar mejor la ropa y así lograr que dure más. Este ejercicio sirve para que no tengamos necesidad de comprar de más ni comprar de nuevo lo que ya tenemos (un clásico).
 
Así pues, me pasé todo el fin de semana ordenando mi clóset, el de mi marido y el de mis niños. Separando lo inútil, de lo útil; lo nuevo, de lo viejo; lo básico, de lo más rebuscado. Algunas me encontrarán loca (yo estoy segura que mi marido teme aparecer un día de estos el mismo doblado y metido en un tupper), pero, aunque suene latero, para mi ordenar el clóset es casi terapéutico y la sensación de tener todo limpio y ordenado es increíble. Todo lo que hay te gusta.
 
Realmente disfruto haciendo este tipo de orden y reseteo en mi vida, especialmente cuando te llevan a un cambio de hábito positivo que al final te queda para siempre. Ya me siento lista para introducirme de lleno en la búsqueda de un estilo de consumo consciente y vivir el “slow fashion” al  cien por ciento.
 
No creo que sea tan difícil, pues, como dijo Vivian Wood, lo básico es: “Comprar menos, elegir bien y hacer que las cosas duren”.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here