coletsuave
por lucy

Mi filosofía al momento de usar colets es que sean invisibles: ojalá del color de mi pelo, delgados y que así pasen desapercibidos. Pero el otro día iba camino a hacer deporte, no andaba con nada para tomarme el pelo y tuve que comprarme un colet de emergencia, y así fue como me reencontré con los colets suaves que usaba cuando chica.

Nunca enganché con el regreso de los “scrunchies” porque sentía que eran muy infantiles para mis más de treinta años, pero con los colets suaves me pasó que no sé por qué los dejé de usar; quizás no son tan invisibles como a lo que estoy acostumbrada ahora, pero tienen la ventaja de que no apretan tanto el pelo, por lo que asumo que deben dañarlo menos.

Además los colets suaves son más elásticos y fáciles de maniobrar, y permiten que una cola de caballo se separe un poco más del casco y cuello, lo que es ideal al momento de hacer deporte y transpirar (al menos para mí que transpiro harto).

Según recuerdo su vida útil no es muy larga porque el elástico termina venciéndose, pero por los 300 pesos que cuestan creo que puedo renovarlos cuando sea necesario.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here