aerosmithdsc_4748
por F., fotos: Miguel Fuentes, The FanLab

Aerosmith dejó a todos alegres y en llamas en el Movistar Arena. Fue una presentación repleta de éxitos y llena de detalles que dejan en evidencia que se trata de una banda histórica, que disfruta lo que hace, que tiene una conexión perfecta con sus fans y que por sobretodo tienen un show lleno de energía y emociones. Unos cracks.

Darse vueltas en detalles técnicos o musicales muy puristas no vale la pena, la banda de Boston va más allá. Los detalles que construyeron un show en el que todos los pasaron bien, la banda y el público fueron estos:

• Un escenario sencillo con tres pantallas, el que en su centro conectaba con un pasillo a la cancha, que en su punta tenía un ventilador que siempre jugaba con el pelo y la ropa de Tyler o Perry.
aerosmithdsc_4496
• Steven Tyler regaló dos lentes oscuros, una chaqueta y un sombrero al público, siempre que pudo dio la mano a los fans, desde el público le tiraron sombreros y él se puso dos, jugó con las cámaras preguntando si le quedaban bien… cantó un par de canciones con cada uno.
aerosmithdsc_4686
• Tom Hamilton, nunca pero nunca cambió su ritmo al caminar, siempre pausado, saludaba con la cabeza y cuando se acercaba al ventilador este se apagaba. Su bajo nunca perdió protagonismo y en más de una ocasión dejó que Tyler tocara las cuerdas sin mucho talento, pero la risa de los dos al hacerlo mostraba que están más allá ¿Sonó bien o mal? No recuerdo…

• En un pasaje del concierto el audio de la guitarra de Perry falló, y mientras lo arreglaban él mismo iba ajustando los amplificadores y jugando con otros micrófonos, además, Perry tuvo momentos notables junto a Joey Kramer y Hamilton donde evidenció su talento inoxidable.
aerosmithdsc_4558
• Un detalle muy Tyler: En un momento, cuando iba caminando por el pasillo del medio, dijo “touch”, estiró su mano a una fan del público, la fan estiró la mano moviéndola como remolino, pero él le dijo “sweet touch”, la miró, se agachó y cruzaron sus dedos muy suave y calmadamente. Él se paró y se sonrió, ella, quedó enamorada.
aerosmithdsc_4801
• Las canciones que más gritos, aplausos y coro generaron fueron: Love In An Elevator, Crazy (sobre todo cuando se escuchó “Come here, baby”), Dude (Looks Like a lady) y Dream On con un piano blanco que Tyler comenzó tocando, pero sobre el cual termino cantando junto a Perry. Buenísimo.

De principio a fin fue un show energético, sin baches, con hits al por mayor que dejó a miles de asistentes encantados y felices de haber visto a Aerosmith en su “despedida” (eso nunca se sabe), un pedazo de historia que no deja de vibrar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here