lindsayyearbook
por lucy

Nunca he sido muy fotogénica. Recuerdo haberme esforzado por salir bien en las fotos, luego descubrir que no había caso y haber pasado por un largo periodo de evitar las fotos, para finalmente convertirme con gusto en la que saca las fotos y desarrollar una motivadora afición por la fotografía.

De adulta descubrí el lado de mi cara que me sienta mejor al posar, pero sigo estando mucho más detrás de la cámara que delante. Las selfies tampoco son lo mío.

Y aunque sigo saliendo frecuentemente mal en las fotos, en algún momento dejó de importarme; me puse a pensar en que nadie se fija tanto en cómo salgo en las fotos, y en que la gente que me conoce sabe cómo soy, por lo que una mala foto no cambiará la percepción que tienen de mi aspecto físico. Y si alguien no me conoce o no me ve hace tiempo, incluso será mejor cuando me vean en vivo y cachen que no soy tan mala como me veo en algunas imágenes de redes sociales.

Me encantaría, sí, ser fotogénica, pero con el tiempo valoro más mi realidad que una percepción parcial de lo que soy; además, siento que pasados los 30 años no estoy en edad de aprobar o desaprobar lo que otros quieran publicar, o de pedir en el Registro Civil que me repitan la foto del carné de identidad.

4 COMENTARIOS

  1. Este post es para mí! pero sabes hay que sacarle lo positivo, me pasa que me conocí con gente de redes sociales y se me quedan mirando,y me dicen “pero si eres muy bonita” (porque en las fotos salgo como Chandler de Friends) así que yo pocas fotos, pocas selfies, mucha luz y mucho vivo y en directo, jejejeje.

    Obvio que sufro cuando me etiquetan en facebook porque no tengo control y salgo el 97 % mal, pero C’est la vie.

  2. Generalmente soy fotogénica, pero siempre salgo mal en la foto de carnet y la semana pasada saqué pasaporte y ni me parezco.

    Me veo mayor y muy distinta. Mi.marido dice que en la foto parezco de la mafia.

  3. suelo salir mal en las fotos y no me puede importar menos, no soy miss chile ni trabajo con mi imagen, de hecho a mas matada la foto me da mucha risa y no me importa que la hagan publica así nos reímos todos.

  4. Sin querer quedé cautivado por el título de esta publicación. A mis 51 años, no soporto ver la imagen de la persona captada por el lente de una cámara. Fotos de infancia, y otras de mi historia familiar quedaron en la basura pues no pude aceptar que aquella persona era yo. En lo que me queda de vida, procuraré quedar detrás de alguien que me escude cuando una cámara, cual arma asesina se diapare frente a mi.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here