marchaniunamenos
por Mariana y punto

Lo de anoche fue tanto más bonito de lo que podría haber esperado hace algunos días; de la desolación de conocer casos brutales de violencia de género nació un movimiento tan transversal que a la marcha #NiUnaMenos fueron casi todas mis amigas; las que tenían hijas e hijos los llevaron, y juntos tratamos de avanzar lo más posible, cosa no fácil porque era MUCHA la gente. Cuando estás adentro de la masa es difícil notarlo, pero después al revisar Instagram me di cuenta de que mientras nosotras estábamos todavía en Plaza Italia con dificultades para avanzar, otras amigas estaban frente a La Moneda en ese mismo momento.

Además de muchísimas mujeres vestidas de negro pero manifestándose con alegría de estar en esto juntas, había también muchas niñas y niños, guaguas incluso, y también hartos hombres que al fin van entendiendo de qué se tratan los distintos tipos de violencia que las mujeres sufrimos y/o tememos a diario.

Me emociona también haber visto fotos de manifestaciones en otros lugares como Valdivia y Rapa Nui e incluso en Nueva York. Acá les dejamos algunas imágenes de lo que vimos mientras marchábamos en Santiago.

marchaniunamenos2

marchaniunamenos3

marchaniunamenos4

1 COMENTARIO

  1. Yo fui con mi marido a la de Conce. Fue muy bonito.

    El punto negro fue que mi marido, me contó que al día siguiente contó en su trabajo que fue a la marcha y sus colegas hombres y mujeres, no lo entendían. Argumentaban cosas como: para qué marchar? No sacan nada? La mujeres ya tiene todos los derechos del hombre. Que pérdida de tiempo. Las colegas diciendo: las feministas son todas viejas amargadas, son feminazis, etc. una pena.

    Mi marido explicó todo lo que implica visibilizar el tema mediante la marcha, mostrar disgusto ante la sociedad y gobierno, ponerlo en la mesa y educar. Pero los y las colegas se incomodan y no logran entender la magnitud de esto.

    Asi que chicas, tal vez en nuestros círculos cercanos, estemos todas y todos de acuerdo, pero muuucha gente no logra y no quiere entender. Hay que explicar, educar, romper ese duro cascarón de machismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.