por @patyleiva

Randy “the Ram”, el entrañable personaje que Mickey Rourke interpretó en el momento perfecto, trata de acercarse a alguien (Marisa Tomei) con quien por fin puede conectar.

The Wrestler (2008) es una película dolorosa pero bella. Sigue la vida de esta estrella de lucha libre de capa caída que vemos lidiar con la edad, con el trabajo, con el dolor, con la paternidad, la salud y todas esas cosas que cobra la vida pasada la mediana edad. Lo vemos teñirse el pelo, trabajando en un supermercado, luchando, tratando de estar bien. Pero no siempre resulta.

Este es uno de sus buenos momentos de The Ram y Cassidy juntos, cuando sienten nostalgia por los ochentas escuchando el one hit wonder de Ratt en un bar, hasta que “ese pussy Cobain llegó a arruinarlo todo”. Me da mucha risa esa conversación, porque, aunque me gusta tanto la música de los 80s como la de los 90s, es verdad que los 80s eran super felices, frívolos si quieren, y en los noventas, diría que hubo música que nos ayudó a “disfrutar” del sufrimiento, como el grunge y sus lluviosas letras que nos recordaron que no todo era diversión. O simplemente, que la infancia terminó.

Randy ‘The Ram’ Robinson: Maldición, ya no las hacen como antes.
Cassidy: Fuckin’ 80’s hombre, lo mejor ever.
Randy ‘The Ram’ Robinson: Cassidy: Crue!
Randy ‘The Ram’ Robinson: Cassidy: Def Lep!
Randy ‘The Ram’ Robinson: Cassidy: Como si fuera malo pasarlo bien!
Randy ‘The Ram’ Robinson: Cassidy: Malditos 90s apestan!
Randy ‘The Ram’ Robinson:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.