image
por V.*

Necesito aclarar primero que cuento esto como desahogo y porque sé que el tipo en cuestión jamás llegará a leer esto y no corro el riesgo de que su buen corazón se tope con mi mente prejuiciosa e intelectualmente arribista.

Hace ya unos tres meses volví a vivir donde mis papás, vivía en un “barrio hipster/turístico” del centro y volví a una comuna “periférica”, todo me volvió a quedar lejos, pero más que nada fui feliz porque quería puro volver. En fin, en este retorno a casa, me crucé (por happn) con otro chiquillo igual de periférico que yo, incluso fuimos al mismo colegio, al ver su foto me impresionó lo guapo y alto que se veía (la altura es algo que por happn cuesta inferir, si no eres alta y ya tienes el ojo experto en identificar altos). Como era de esperarse, hubo match y empezamos a hablar, y ahí fue donde me desencanté un poco: me llamó profundamente la atención su poca locuacidad. Se notaba su interes en mí, y el mío en él, pero hablar en persona o chatear con él no se ha ido poniendo ni más ni menos entretenido.

A pesar de no sentir esa química verbal, importantísima según yo para augurar un buen pronóstico a una potencial relación, salimos y me gustó, me gustó su simpatia, su sencillez, su buen humor extremo, lo risueño y tierno que es… Sin embargo, no me puedo sacar de la mente que frecuentemente nos quedamos sin tema y si le lanzo algo para hundirnos en la verborrea típica de comienzos de una relación, no engancha y me devuelve un “sí” “bacán” “buena”, “igual”.

Sé que este post va a sonar superficial o enrollado para muchas, pero precisamente por eso me dieron ganas de escribirlo, necesito saber en qué punto me convertí en una sufriente de expectativa versus realidad. ¿Estará sobrevalorada la química verbal?

6 COMENTARIOS

  1. Yo encuentro que es importante la química verbal, una vez me pasó lo mismo. En una fiesta conocí a un tipo, bailamos, tuvimos super buena química en ese momento, (ambos con un par de tragos de más) nos intercambiamos teléfono. Tuvimos como dos citas y fue cuek. Creo q ambos cachamos que por mucho que hubo química a primera vista, al conversar todo fue foooome. Y todo se quedó en esas dos citas, ninguno insistió.

    En cambio con mi marido la química verbal es la fox. Y es muy entretenido tenerla. Asi que no creo que exageres.

  2. Qué es happn????
    Para mí es lo más importante, el punto G de una mujer está en lo que escucha, si el tipo no es interesante no me pasa nada de lo otro.

  3. Yo opino que debes aplicar una gota de autocritica, con el fin de conocerte mejor.
    El responde “bakan” o monosilabos cuando le hablas del ultimo escritor famoso que leiste y analisas su trabajo o de la ultima cancion que habla sobre la desesperacion de una generacion ultra perdida? O cuando le hablas de tu familia? Planes de fin de semana y cosas simples?
    No estaras muy engrupía con tus intereses que al final
    No son tu y eso a el
    No le importa?

    Digo yo. Al tildarte de arribista intelectual me dio pena por el mino, onda no es culto? No es inteligente?
    Bueh, de ser asi, si piensas eso de el, dale next y que no pierda su tiempo

  4. Hay personas que no son buenas para hablar no más.
    Piensa que para muchos tu podrías parecer un perico que no se calla nunca.
    Yo no lo tolero a la gente verborreica, me parece que tienen un pobrísimo mundo interior y necesitan estar parloteando todo el tiempo.

  5. primera vez que decido comentar, y lo hago porque me pasó esto con mi actual pololo al principio de la relación. siempre he sido muy buena para conversar y también me considero arribista intelectual, en el sentido de que me gusta conocer nuevos temas, leer y aprender y discutir temas profundos o que otros consideran un poco lateros. mi pareja es diferente, tiene otros gustos (más prácticos) además de ser más introvertido. él fue muy tímido en un principio, y le costó harto soltarse verbalmente. caímos muchas veces en los monosílabos, claro que en ese tiempo éramos solo amigos y no teníamos intención de nada más. cuando comenzamos a notar cierta química y luego al involucrarnos emocionalmente cambió todo de manera natural y ha sido muy gratificante, principalmente porque nunca lo forzamos para que pasara sino que nos fuimos acomodando de a poco de acuerdo a lo que sentíamos y nos nacía, él comenzó a interesarse más por lo que yo le contaba (en sus propias palabras “conoció un mundo que no sabía que existía, a través de mi”) y viceversa. al principio me decepcionaba lo poco que teníamos en común pero pasó a ser tan importante él (como apoyo, compañía, amante y amigo) que me siento realmente interesada por todo lo que tiene que mostrarme de “su” visión del mundo e intereses. y creo que esa es la clave y la parte importante: tienen temas distintos y formas distintas de expresarse, pero te interesa a ti conocer su parte? pasa con la gente más buena para hablar (yo xD) que a veces monopolizamos las conversaciones y el otro por la timidez o el miedo a no ser “interesante” o no poder expresarse con tanta facilidad decide mejor callarse antes que intentar aportar al intercambio verbal. ahí es clave la confianza y que tan dispuestos están a salir de su zona de confort, si al final todo el aprendizaje está ahí afuera, y no sirve ser muy prejuiciosa porque la mayor parte de se aprendizaje se da en relaciones humanas, más que con libros o teorías. yo por mi parte jamás pensé que estaría con una persona que no estuviera interesada en las mismas cosas que yo o que no tuviera la facilidad de conversar durante horas sin parar sobre todos los temas existentes, pero hoy estoy feliz con nuestra relación, hemos aprendido mucho, nos respetamos, nos apañamos y nos queremos tanto, que la química va más allá de las palabras 🙂

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.