maridaje-mariscos-pt-i
por Joce Acuña

Esto les va a gustar, en especial quienes gustan de cocinar. Hace un par de días se realizó la Copa Cervezas de América, un concurso a nivel internacional donde participan brebajes de todo el continente y que compiten por medallas; en medio de todas las premiaciones, hay espacios para conocer más del mercado y de la gastronomía, y fue así como dimos con un maridaje de cervezas y vinos a cargo de Amanda Reitenbach, fundadora de Science Of Beer Institute, un centro especializado en todo lo que tenga que ver con las cervezas en Brasil.

Como ella estaba de visita y era una de las jurados, hizo esta pequeña actividad para degustar nuestras delicias marinas con cerveza… ¡Y vino! La idea era aprender a entender cómo conjugar los sabores y que al final todo era cosa de entretención ya que los gustos no siempre son los mismos.

Algunos datos básicos que nos dejó fueron:
– Para las comidas grasosas, siempre optar por una cerveza con mayor grado alcohólico para cortar esa sensación empalagosa que queda en la boca.
– Ojo con las comidas picantes: las cervezas amargas pueden aumentar el picor; si quieres el efecto contrario, busca una que tenga más malta en su contenido. De lo contrario, una IPA sí o sí aumentará el grado de picante.

Ahora sí, vamos con la primera parte de esta experiencia que pueden repetir en casa:

CEVICHE DE SALMÓN CON WEISSEBIER Y RIESLING
Algo que nos explicaba Amanda, es que con los pescados hay que tener mucho cuidado con la cantidad de grasa que tienen -por el motivo que les explicaba antes- en este caso, la carbonatación de la cerveza (una Erdinger) ayudó a limpiar el sabor del ceviche dentro de la boca y lo hacía menos pesado. Sin embargo, el vino que escogió (un Cono Sur) logró que lo ácido del plato contrastara con su dulzor. El favorito de todos fue el logro con la cerveza.

PULPO CON PURÉ DE PAPAS Y ZAPALLO CON MAIBOCK Y PINOT NOIR
Esto deben hacerlo sí o sí en casa, en especial con la cerveza (que en este caso fue una Kross que es dulce con pequeños tonos de añejado). Su sabor combinaba muy bien con lo dulce de la papa y el zapallo, y el toque final lo daba un pequeño cebollín. En el caso del vino (Cono Sur, reserva especial 2015), era perfecto para el pulpo con las sensaciones frutales, sin embargo, tapaba los sabores del puré. Amanda explicaba que quizás la cerveza pudo tener un poco más de tostado, y el vino pudo ser más maduro (menos ácido, más frutal).

Faltan tres platos más… Que vienen en un próximo post. ¡Prepárense para el postre!

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.