por Yeya

Luciano Supervielle es de esos músicos completos y versátiles. Un tipo inquieto que desarrolla proyectos preciosos, prolijos. Hace algunos años el llamado ‘tango electrónico’ fue un boom gracias, en parte, a esa curiosidad de Supervielle de mezclar sus influencias con las inmensas posibilidades de la música y también de las máquinas.

Y si bien ya venía desarrollando una carrera en el hip-hop, se hizo más conocido gracias a su participación en Bajofondo y luego como compañero de discos y giras de Jorge Drexler.

Su último disco, Suite para piano y pulso velado, es una especie de consolidación de su estilo y su búsqueda. Como bien ha explicado en algunas entrevistas, él es principalmente un pianista –instrumento que toca desde niño-, y en este disco mezcla este sonido clásico con sintetizadores y sonidos más urbanos. Es un disco intenso y lleno de detalles, es una especie de viaje por los lugares donde ha vivido, como Uruguay o Francia.

El disco completo está disponible en Spotify.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here