samanthallorareneltrabajo
por Jo M.

No soy muy de llorar en público; cuando estoy sola no tengo problemas en abrir la llave, pero cuando estoy acompañada es como si se me secaran los ojos, y tengo que estar muy mal para lograr abrir ese portal. Esa condición no me molesta, de hecho la encuentro bastante cómoda y fácil de manejar.

Pero un par de veces me ha pasado que me he enfrentado a esa terrible situación que es llorar en el trabajo (otras veces he llorado en la micro, pero lo que nos convoca ahora es el llanto laboral). Y digo terrible por todo lo que llorar en el trabajo conlleva: los prejuicios ante ser una mujer que “no se la pudo”, la vergüenza, sentirse poco profesional.

Una vez recuerdo que colapsé al ver a una amiga después de discutir con mi jefe, y tuve que encerrarme en una oficina a esperar a que se me pasara, y después hacerme la loca aunque mis ojos hinchados fueran evidentes y delatores.

Y aunque nunca me ha pasado presenciar llantos de otros en el trabajo -que no sean por motivos personales-, sé de amigas que han llorado hasta en reuniones, y de otras que tienen que ir a un baño para tratar de pasar piola después de un problema en el trabajo.

Las razones pueden ser varias: sin contar los asuntos personales que nos aquejan, los motivos para llantos laborales pueden ir desde injusticias frente a las que no logramos hacer nada, rabia, frustración y desamparo cuando todo en la pega se cae a pedazos. Como sea, no es una situación agradable, pero a veces es inevitable.

9 COMENTARIOS

  1. Yo trato de evitar éstas situaciones…soy súper llorona pero por pega jamás… Hasta este año 🙁 Me he visto en situaciones desagradables y pencas todo el año…he querido renunciar y ha ganado mi.miedo al que dirán…que no pude con la pega o que soy poco profesional. Así que he tomado la decisión de irme y esperar que la vida traiga cosas mejores💪

    • Yo en mi última pega igual, a veces llegaba a la casa a llorar de rabia y frustración. Y es más difícil aun cuando una trabaja en un ambiente que desde siempre ha sido de ”hombres”. En fin, yo me quede sin pega (no me renovaron contrato), pero volví a la vida y no tengo apuro para volver a trabajar

  2. Pucha, este post si que me llega al alma…
    Siempre evite llorar en la pega… pero la situación que estoy viviendo me supero…
    Enterarme que mi, ahora ex marido, me fue infiel con su colega, mientras yo estaba con mi bebe de 4 meses…!!! ha sido lo mas heavy que me ha tocado vivir… sobre todo cuando los tres involucrados trabajamos en el mismo edificio… y prácticamente la veo siempre…
    Estuve bien un par de días… pero después la pena y la rabia me gano y llore en el trabajo…
    Por eso, ahora, no cuestiono nunca el llanto en la pega… si uno necesita desahogarse hay que hacerlo… por salud mental…

  3. En mi primera pega me pasó, que incluso sufrí del colon y ataques de ansiedad… No duré mucho ahí, la empresa se disolvió por la carrera presidencial de 2013 (socios muy metidos en política, aún tienen sus cargos ministeriales), pero ahora que miro hacia atrás, me pasó también por pendeja, y por no saber parar los carros a tiempo.

    Ahora me ha pasado muy poco… sufro más porque me pagan por calentar el asiento todo el día y no por hacer algo realmente (y el consecuente engorde e idiotización), pero ya habiendo sacado lo que podía sacar, estoy buscando otra pega en la que no me deprima xD

  4. he llorado un par de veces en el trabajo; una vez por un hombre super machista que me trato pesimo y no tenia mas argumentos aparte del que yo era mujer y otra por un cliente que me trato de mentirosa y quería demostrar a toda costa que el tenia la razon (cuando no lo era). Frente a ellos fui fuerte pero en uno de los casos sentía cada vez mis ojos mas vidriosos y solo quería irme de ahí para que no me vieran llorar. Una vez me encerré en mi oficina hasta que se me paso y la otra (era jefa) me puse los lentes la cartera y salí diciendo “voy a terreno” y me fui al mall y estuve un par de horas allí hasta que me relaje y ahi recien volví.

    Me carga eso de llorar en situaciones en las que uno “debería” ser fuerte pero a veces la impotencia necesita salir de alguna forma

  5. Yo soy súper llorona en general, pero en el trabajo lo evito, ahora cuando no aguanto lloro no más, aunque piensen que es “debilidad” o “ femenino” no me importa tanto lo que piensen.

  6. OMG las minas son las primeras en juzgar si otra chica llora! las odio! mujeres tenemos que asumir que por más inteligencia emocional que tenemos las hormonas nos juegan malas pasadas y hay que saberlo! muchas podrán evitarlo pero muchas lloran , por favor no juzguen! me carga eso…en especial las cuarentonas que se la dan de experimentadas en la vida por que son madre, esposa, y profesional creen que son dueñas del mundo! tranquilas! si tengo que llorar no me voy a esconder por verguenza, es algo natural. Yo he llorado y fui el tema de un día en la oficina, pero como todo chisme se va rápido, me da igual, te descargas y chau! cada mujer es diferente, si una llora hay que aceptar su forma de ser y no hacerla sentir débil o que no estamos a la par del los hombres, porque los tipos también lloran, solo que menos.

    • que wea con las de 40? ah??????? Yo tambien conozco pendejas bien alzadas que creen que se las saben todas y ni se arrugan para hablar a toda boca, en reuniones “esa clienta, esa que es asi asa y vieja, tiene como 35” y una de 41 sentada al lado PLOP…

  7. Soy de las que cree que no está bien llorar en la pega. No es una y cuestión de sexo, es de ubicación, no se puede discutir ni hablar con alguien que llora por pega. Entiendo que hay momentos incomodos o injustos, pero hay que aprender a controlarse. Otra cosa son los problemas personales que esos si a veces nos superar, pero la pega es la pega, nunca es tan grave que valga una lagrima. Ensima si lloras te tratan de poco profesional y descontrolada!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here