rubbermaidcloset
por Ale Cuevas*

¿Por qué si continuamente afirmamos que nos encanta la moda, nos encanta comprar ropa, nuestro clóset es un completo desastre? ¿Hemos analizado alguna vez que nuestra ropa se deteriora más rápido debido a nuestra poca preocupación por su cuidado, lavado y almacenamiento? ¿Has pensado que la frase “no tengo nada que ponerme” sólo significa que dentro del desorden no puedes encontrar nada de lo MUCHO que tienes?

El concepto de “fast fashion” y “moda desechable” nos ha hecho olvidar lo importante y significativa que es la ropa en nuestras vidas. La primera idea que una persona desconocida tendrá sobre nosotros será probablemente por nuestra apariencia física y nuestra forma de vestir. Nuestra ropa simboliza quienes somos, transmite información y según lo que busquemos, nos diferencia del resto o nos hace parte de un grupo determinado. Entonces ¿por qué cada día compramos más ropa pero la desechamos rápidamente o la descuidamos en un clóset que colapsa cada vez que lo abrimos?

Constantemente nos equivocamos en la forma de guardar nuestra ropa: hacemos una “bolita” con los calcetines, sin pensar que esa acción debilita con el tiempo su elasticidad. Colgamos los sweaters en un colgador y cuando los sacamos nos damos cuenta que tenemos hombros deformados e incluso puntos corridos. Tenemos tantas cosas o a veces tan poco espacio que guardamos nuestra ropa a presión dentro de los cajones sin considerar que las telas se dañan, que los cierres se enganchan o que al tirarlas para poder sacarlas del clóset podemos incluso perder botones o romper costuras.

La japonesa Marie Kondo, autora del libro “La magia del orden” y creadora de las mejores técnicas de organización y almacenamiento de nuestra ropa, asegura que “las habilidades que construyes cuando aprendes a ordenar tu casa y tu clóset pueden influir en el resto de tu vida de muchas formas positivas”. Kondo recomienda que para ordenar tu clóset primero debes sacar absolutamente todo y decidir qué prendas poseen el “sparkling joy”, lo que significa que debes mantener contigo solo las cosas que te produzcan felicidad. Luego recomienda organizar la ropa por categoría y tratar tus prendas con “amor y respeto”, tanto las que vas a conservar como las que vas a desechar.

Hacer ejercicios de orden como los que recomienda Kondo, nos puede demostrar que probablemente teníamos mucha ropa que no usábamos y que realmente necesitamos menos de lo que creíamos. Es dentro de esta última idea que nos encontramos con nuevos conceptos como “clóset cápsula”, que llevan el desafío más allá y nos invitan a vivir, por ejemplo, con solo 33 prendas durante 3 meses, asegurando que es totalmente posible y que los beneficios para nuestra vida y nuestro bolsillo serán muchos.

Un clóset organizado realmente nos puede facilitar la vida. Poder visualizar toda la ropa que tenemos de forma ordenada nos puede ahorrar mucho tiempo a la hora de elegir qué podernos en las mañanas, así como también nos puede ayudar a evitar las compras compulsivas, ya que si sabemos claramente lo que tenemos, también sabemos lo que nos falta o “necesitamos” para algún evento en particular o para una nueva temporada.

*Alejandra Cuevas es la profe del taller Clóset sustentable de la Fábrica Zancada que empieza el próximo miércoles 5 de octubre, en el que entregará más datos y herramientas para entender cómo funciona la industria de la moda y cómo podemos actuar para transformar nuestro estilo, nuestro clóset y nuestra forma de consumo en algo positivo. Toda la información acá, ¡últimos cupos!

Foto: Rubbermaid Products vía Flickr con licencia Creative Commons

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here