empresaria
por A. vía Universidad del Pacífico

Emprender es una tarea que requiere mucha constancia, trabajo y recursos. Embarcarse en un negocio está lleno de detalles e imprevistos (sobre todo si uno tiene una mini pyme y no estudió ingeniería comercial) y es posible pasar por momentos de desinformación y desamparo, cosas que hacen que uno se debilite perdiendo el foco, la energía y la fe.

A veces los emprendimientos parten como una buena idea y pocas veces sabemos la energía que esto nos va a demandar y los procesos que se deben enfrentar, partiendo por lo legal y lo financiero. No es difícil encontrarse con proyectos que luchan día a día por mantenerse en pie sin saber si los frutos van a llegar o no, por eso es súper importante asesorarse para intentar reducir los imponderables y ser más asertivas antes de lanzarnos.

La Universidad del Pacífico nos compartió estos 7 pasos para emprender con éxito, sugeridos por Juan Carlo Medina, coordinador académico de Ingeniería Comercial y coordinador de Innovación y Emprendimiento de Master Profe, un programa de innovación educacional.

1. Observación: “Observa detenidamente tu entorno y el de los demás, siendo empático con los problemas y necesidades que tienen los consumidores, usuarios o clientes, según la naturaleza del negocio que quieres instalar. No cometas el error de poner tu mirada u opinión personal por sobre todo lo demás, ya que eso es justamente lo que diferencia y potencia la propuesta de valor a generar en los modelos de negocios”.
 
2. Investigación: “Una vez identi­ficada la oportunidad de un potencial buen negocio, es importante iniciar el proceso de investigación de todo lo que rodea el emprendimiento que se busca llevar a cabo y, así, tener claridad del problema o necesidad a resolver y de todo lo que se va a hacer. Identi­fica a tus competidores, cuáles son sus precios, dónde están ubicados, qué productos o servicios comparten contigo, lo mismo en relación al segmento de clientes a atender, proveedores y socios claves, entre otros aspectos. Todo esto se hace para tenerlo en cuenta en el momento de per­filar y proteger la idea”.
 
3. Proceso creativo inicial: “Identi­fica todos los factores iniciales, tangibles e intagibles del negocio, que permitan llevar a la práctica los puntos anteriores, buscando romper moldes con originalidad y visión de futuro, como nombre del emprendimiento, lugar de instalación si es necesario, las personas y recursos clave que necesitas para llevar a cabo la idea, la línea de productos o servicios a empaquetar y comercializar, el trato con los clientes e incluso la fecha de partida del negocio. Antes de continuar, verifica si el diseño de negocio satisface lo esencial, es decir, la necesidad observada en el inicio. Si no lo hace, haz las correcciones pertinentes”.
 
4. Desarrollo de propuesta de negocios: “Realiza un FODA, es decir, identi­fica fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de la propuesta, con el fi­n de evitar futuros problemas y pérdidas económicas, y clarificar los aspectos a robustecer y explotar para la obtención de ingresos. Es aquí donde se analizarán costos ­fijos y variables, inversión, proveedores, distribución, precio y actividades claves a realizar para entregar valor al segmento de clientes target, de preferencia realizando un flujo de caja y plani­ficando el retorno de lo invertido. Utiliza la metodología de lienzo Canvas para estructurar de manera simple y rápida el modelo de negocio”.

5. Formación de equipo de trabajo: “Comprende que no puedes hacerlo todo tú solo y asumir todos los riesgos. Una persona que quiere instalar un restaurante y pretende comprar las materias primas e insumos como cocinar, atender y cobrar, es alguien a quien seguramente no le irá bien. Por eso, primero identi­fica cuál es tu rol dentro de la empresa. Siguiendo con el ejemplo, si eres el administrador, lo más probable es que necesites el chef, los maestros de cocina, los meseros, un cajero, proveedores con insumos de calidad, un socio en la cadena logística y de relación con clientes, y un inversionista con experiencia en administración de negocios gastronómicos como mínimo, sin considerar servicios contables para el correcto orden tributario exigido por la ley.
En el ecosistema del emprendimiento chileno existen actualmente varias alternativas de apoyo o socios clave que pueden aportar financiamiento, experiencia y conocimientos, como por ejemplo las redes de capitales ángeles, CORFO, Start-Up Chile, Sercotec, incubadoras de empresas, empresas de crowdfunding, etc.”.
 
6. Implementación del modelo de negocios y comercialización: “Da inicio a la venta del producto o servicio diseñado, considerando procesos contables y fi­nancieros, con el fi­n de ir midiendo los resultados obtenidos. Es importante saber cuándo comenzará tu negocio a ser rentable (Punto de equilibrio) y en qué momento recuperarás la inversión total. En este paso además se considera la formación de la cartera de clientes, identifi­cando a aquellos que son más ­fieles en cantidad, calidad y frecuencia de compras, así como también evalúa el desempeño de los proveedores”.
 
7. Crecimiento: “Una vez lograda la recuperación de la inversión, la obtención de una estructura de­finida y rentable, un incremento sostenido en el tiempo de las ventas, la identificación de la existencia de mercado u oportunidad de un nuevo negocio, entonces estarás en el momento de crecer. Puede ser la integración de nuevos productos o servicios, o la apertura de una sucursal o nuevos puntos de venta, así como también ingresar a mercados extranjeros que te permitan expandir tu negocio a nuevos clientes o nuevos mercados. Para emprender exitosamente es vital incluir y desarrollar tu red de socios claves en tu modelo de negocio”.

Foto vía unsplash.com

1 COMENTARIO

  1. se olvidan de lo más matado y que puede liquidar un proyecto… abogados, contadores y bancos….
    Los socios clave del punto 5 se interesan en proyectos escalables y con un capital inicial que excede lo que un “hijo de vecino” suele tener.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here