woman
por Treintañera

Voy pasando la segunda mitad de los treintas, y mirando hacia atrás, hago las siguientes reflexiones con los consejos que no me llegaron o no escuché en la plenitud de mis 20s. Los comparto por si alguien los quisiera escuchar:

• Cómprate un departamento: yo era de las que encontraba que pedir un crédito hipotecario a los 20 años era una locura. ¡Demasiado tiempo! Ahora me arrepiento como nadie cuando miro a mis amigos previsores sin sufrir porque tienen que buscar un nuevo departamento y porque saben literalmente que tendrán dónde caerse muertos. Yo no lo tengo y recién empiezo a pensar en eso.

• Sal con más gente. No tener pololeos largos en etapa universitaria. Tuve relaciones largas por fuera de la Universidad durante toda la carrera, consecuencia: hice poca vida social con mi generación porque siempre estaba apurada para irme rápido a encontrar con mi pololo. Sí, fue lindo el pololeo, pero no puedo evitar el arrepentimiento cuando recuerdo a mis compañeros minos. No sé por qué pero de chica como que me tomaba súper a pecho cada pololeo, y ahora creo que hay que tener su etapa de hueveo para: adquirir experiencia (en relaciones amorosas y sexuales), comparar, y evitar quedarse con la bala pasada cuando ya tienes 50, marido e hijos.

• Trabaja emplead@ un tiempo. Es rico ser freelance pero hay cosas que no se aprenden trabajando sola en casa, por muy rico que sea manejar tu tiempo y sentirte libre. Es eso, el conocimiento de las relaciones laborales y digámoslo, la certeza de que tu sueldo estará depositado a fin de mes las razones que me hacen recomendarlo para la primera parte de la etapa laboral. Tómelo como una base, una inversión a la independencia futura.

• Desmaquíllate en la noche. ¡Es tan fácil hacerlo y tan fácil olvidarlo! Con el tiempo he aprendido la importancia de ese latero pero fructífero hábito.

• Hazte los controles médicos. Hablo desde el control anual al ginecólogo –¡ese nunca nunca te lo saltes!– hasta el del dentista. Son cosas que dan lata pero que valen demasiado la pena. Yo admiro a mi madre que tiene anotado en su agenda cuándo le toca control y deja pedida la hora inamoviblemente.

7 COMENTARIOS

  1. Lo del depto de todas maneras.
    Lo del medico no se… ¿de verdad alguien se descuida por que está en los 20’s? ¿O que sea algo tan importante que te pase la cuenta a los 35?. Yo acabo de cumplir 40 y a esta edad es que los mismos medicos te dicen que ya hay que aplicarse si o si con el pap anual, la mamografía, verse la presion y todas esas panas.
    Lo de ser asalariado depende de la carrera, hay algunas que se prestan para eso, otras que no, no podría opinar porque en mi carrera el 90% trabajamos empleados.
    Lo de salir con más gente… mmmm…. no sé… durante mis años de universidad yo seguí saliendo con mis amistades de antes, no enganché mucho con mis compañeros de carrera mas allá de la buena onda en clases o los grupos de estudio, tampoco me interesaba andar de romance, estaba mas enfocada en estudiar y en carretear libre-libre, no me arrepiento nada.
    El consejo que me hubiera gustado escuchar y que se lo di a mis sobrinas adolescentes.. es que a los 30 y 40 van a estar mas viejas no más, pero van a seguir sin saberlo todo, van a seguir sintiendo miedo a algunas cosas, verguenza con otras, y realmente van a ser las mismas que a los 15, algo más sabias y algo más viejas no más.

  2. Hola Treintañera,

    Yo tengo 27 años y me parecen muy razonables y buenos tus consejos.

    Lo del departamento, lo he estado analizando mucho. Tengo plata ahorrada para irme de viaje y también para un pie. Pienso a veces en no pagar el pie, ni comprar departamento, para así poder viajar más tiempo, pero me pasa que mucha gente me ha explicado lo buena inversión que es adquirir bienes raíces a esta edad.

    Gracias por compartir!
    Saludos,
    Ale

  3. Encuentro que el mejor consejo hubiera sido: ÁNDATE DE INTERCAMBIO!!!! Da lo mismo atrasarse un año cuando estás en la U si puedes combinar estudiar algo que igual te va a servir y además viajar. O un año sabático al terminar la universidad, dedicado sólo a viajar y trabajar por ahí. Hay montones de programas en distintos países. Ese sería el mejor consejo.

    Lo de comprar una propiedad lo he pensado, pero todavía prefiero gastarme la plata viajando. Creo que hay que aprovechar cuando podemos, cuando tenemos el ánimo y la salud para hacerlo. Conozco ene gente que dice “voy a viajar cuando jubile”. Nadie sabe cómo llegaremos a esa etapa de la vida.

  4. Me encanto tu post! Tengo 31 y en lo del pololeo me senti mil por ciento identificada…jajajaj q atroz, todos me lo decian, y hasta q yo lo vi, recien ahi pude terminar y darme cuenta q me habia perdido de cosas…asi q ahora disfrutando a full la solteria 🙂

  5. -A mi me hubiese gustado empezar a trabajar más chica, incluso en el colegio. Siento que mis papás me sobre protegieron mucho en ese sentido.

    – También fui de pololeos largos y ahora estoy muy feliz casada, me faltó un par de pololeos o pinches más cortos.

    – Definitivamente comprarse un depto.

    – Sentirme más mina o creerme más el cuento. a mis 20 aun mi autoestima estaba desarrollandose y era super tímida o pensaba que nadie me iba a pescar. Le diria a mi yo de 20, creete más el cuento! No seas tan pollo. Ahora con 30 lo tengo clarito. Por eso siempre trato de aconsejar a mis primas de 20 y 17 que ellas son minas inteligentes, bonitas, que si un mino no las pesca, fiiilo.

  6. es cierto, a parte de pololear hay que compartir con la generación de la u, o compañeros de trabajo, lo de comprarse un deptoes una buena inversión pero siempre que estés trabajando y con un sueldo como para que el banco te apruebe el crédito, como decían por ahí, entre aprovechar de viajar y invertir en un bien raíz depende de cada cituación, lo mismo pasa respecto de tener un empleo, si tu futuro va a ser un trabajo como independiente creo que no sería necesario tener un empleo,

  7. Hola treintañera, entrete tu consejo. Sin embargo, la vida o el disfrute no tiene que ser de una o de alguna manera mejor que otra. “Todos tenemos donde caernos muertos” principio universal, así que tener un departamento a los 20, ups, creo no tiene nada de sentido en tanto sólo estresar y preocupar a quienes decidieron o no tienen un depa aún teniendo 50 ó más, da lo mismo eso, si la vida te da otras y mejores satisfacciones, total podría no gustarte hoy el sector, la ciudad, el departamento mismo. En tanto a lo del pololeo consagrado, tal vez puede que tengas alguna razón, que tu misma te respondes valió la pena como lo viviste, pero si ahora eres una treintañera, no tienes porqué sentirte vieja, o sin la oportunidad de vivir lo que añoras, puedes hacerlo y quien sea puede si quiere aún teniendo 20 ó 30 años más. VIVE AHORA Y NO TE ARREPIENTAS UN ÁPICE POR LO QUE HICISTE O NO HICISTE EN EL PASADO, ESO SÓLO LLEVA A LOS SERES DÉBILES A SENTIRSE MAL.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.