starwars
por Joce Acuña

Por muchos años, nunca me interesaron estas películas, porque recuerdo que cuando era muy chica me hicieron ver una y me aburrió (consideremos que tenía 7 años, era tarde… todo en contra). Nunca me llamó la atención, hasta que vi que alguien en mi casa se hizo adicto: mi hermano. Veía una y otra vez TODOS los Episodios; tenía muchas espadas de jedi, posters, hasta un casco de Stormtrooper, y aún así, no me interesaba.

Debo admitir que por amor a la familia, un día decidí sentarme a ver Star Wars, comenzando por el Episodio IV, y entendí todo: cómo nunca entendí que estas películas eran prácticamente una teleserie venezolana en el espacio. Mucha gente odia cuando digo esa teoría, ¡pero es cierto!

Un tipo busca entender su pasado; se encuentra con una mina que le gusta; a ella le gusta el loco que se cree bacán y rudo; la loca le da un beso al tipo que está detrás suyo para darle celos al que en verdad le gusta… Y después se da cuenta de que es ¡su hermano!

Eso es suficiente para demostrar lo que digo, ¿no? El punto es que es demasiado entretenida y que al menos según yo, el orden de los factores sí afecta un poco el resultado, así que mi recomendación es partir con el Episodio IV, V, VI y seguir con el I, II, III. No menor, otra observación de niña: Team Solo o Team Skywalker… Ojo ahí porque Harrison Ford… Amén.

Lo bonito de todo esto, es que ahora podrás ver toda la saga en Netflix desde el 2 de octubre, y lo mejor es que incluye tres documentales que van detrás de cámara y revisan también el impacto sociocultural de estas películas. Así que desde el domingo, que la fuerza los acompañe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.