trabajodescanso
por Jo M.

Si bien hoy me refiero específicamente a retomar el ritmo después de los días de descanso del 18, la dificultad de volver al trabajo corre también para la vuelta de las vacaciones, de algún fin de semana largo, o de cualquier cosa que implique días libre, incluso para cualquier lunes.

A mí me gusta mucho mi trabajo y por mucho que a veces fantasee, realmente -ni aunque me ganara el Kino- no se me ocurre la vida quedándome en la casa sin hacer nada. Pero pucha que me cuesta volver a concentrarme después de unos días fuera de las pistas laborales.

Hoy día, sin ir más lejos, me levanté temprano, con fe, pero aunque he estado todo el día frente al computador, siento que mi mente no ha logrado conectarse por completo con el teclado ni con los temas pendientes.

Ni siquiera he pensado en que hace dos días mi única preocupación era echarme bloqueador para no quedar roja, pero de todas formas no puedo sino concentrarme en los chats en los que me hablan de que Brad Pitt y Angelina se separan (noticia que realmente no me interesa porque no soy fan de ninguno), mirar al vacío, y pensar en que el día se está acabando y que tengo que retomar el ritmo de la vida normal, esa en que las cervezas y los libros son para después de las 6 de la tarde o para el fin de semana.

2 COMENTARIOS

  1. A mi me pasó todo lo contrario, amanecí muy temprano y con ganas de avanzar muchas cosas. Pero fue excepcional, generalmente después de un periodo de descanso, me cuesta volver a concentrarme en la pega.

  2. Así mismo estoy yo ahora, hoy martes regresé al trabajo luego de una semana de vacaciones en el caribe. Me siento terrible, no me puedo ni reír, me cuesta volver a la rutina del trabajo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.