reporterochv
por magdalena, coordinadora general Reportero en Tiempos de Crisis

El domingo pasado, a las 22.30, CHV estrenó la nueva serie documental Reportero en tiempos de crisis, un relato que en 10 capítulos de una hora busca mostrarnos otras realidades del mundo de una manera que pocas veces tiene espacio en la TV abierta. Y yo, que tengo la suerte de haber trabajado en ella como productora, les quiero contar lo que ha sido esta experiencia.

En abril de 2015 conocí a Jorge Said. En Invercine, la productora donde trabajo, me pidieron hacerme cargo de armar una serie con el material que Jorge tenía luego de siete años recorriendo el mundo como corresponsal de guerra. El desafío era grande. Parte del equipo de trabajo ya estaba conformado, pero había que sumar nuevas cabezas para lograr estructurar miles de horas de material, en capítulos que pudieran ser transmitidos por TV abierta, que fueran interesantes, que lograran explicar la actualidad mundial sin caer en el clásico periodismo internacional y evitando las ideas preconcebidas que ya existen acerca de las diferencias entre oriente y occidente .

Jorge tenía la idea de armar la serie al estilo de diarios de viajes, lo que me parecía sumamente atractivo. Para esto sumamos a María Paz González (directora de Hija), quien ya tenía experiencia escribiendo y filmando sobre un viaje personal. Jorge había vivido años de aventura grabando otras realidades y ahora comenzaba nuestra aventura al lograr contar una historia con ese impactante material.

Los primeros meses, cuando comenzamos a armar los capítulos, fueron los más entretenidos. Para poder generar un relato, obviamente tienes que entender perfecto de lo que estás hablando, por lo que Jorge nos hacía literalmente horas y horas de clases acerca de Siria, Turquía, India, Tailandia, Sudáfrica, Malawi, Ruanda y tantos países más. Dibujaba mapas en el pizarrón de la sala de reuniones, mientras nos contaba sobre la historia de cada país, su realidad actual, sus conflictos políticos, sus problemas sociales, sumando además todos los momentos complicados a los que se había enfrentado, ya fuera por no hablar el idioma, perder sus equipos, enfermarse con la comida, tener que esconderse porque lo buscaban y muchas veces temer por su propia vida.

Eran relatos alucinantes, que a la vez nos enfrentaban a realidades durísimas. Yo no soy una persona que no esté enterada de lo que pasa en el mundo, no vivo en una burbuja, pero tener que trabajar en una serie sobre realidad internacional me impactó mucho e incluso comencé a pasarlo mal. Empecé a vivir angustiada por las millones de oportunidades que he tenido, por lo cómoda que es mi vida y, porque aunque Chile es un país muy muy injusto, donde estamos arrasando con nuestros recursos naturales y la desigualdad es abismante, muchos tenemos la suerte de poder hacer una vida normal.

Caminaba por la calle atormentada por la realidad de los niños refugiados en Siria, por la esclavitud de la industria de la moda (¡de la que somos tan cómplices!) por la enfermedad y orfandad de miles de niños en Africa, por la lucha de tantos que viven sin tierra, siendo desplazados a lo largo de toda su historia. Y diciéndome una vez más lo afortunada que soy. No afortunada por tener cosas materiales, sino por vivir en paz, por poder hacer lo que quiero hacer, por tener educación y construir un lugar para mis hijas. Por tener libertad.

Hoy me siento profundamente orgullosa del trabajo que hemos hecho. Puede que a algunos les guste la serie y a otros no. Pero es muy reconfortante trabajar trayendo otras realidades a la TV abierta chilena, en la que hay poco y nada de espacio para este tipo de contenidos.

¡Además tuvimos un buen estreno! Lo que de alguna manera habla de que los espectadores no solo quieren ver telenovelas y programas de opinólogos (lo que no tiene nada de malo), sino que además están interesados por salir al mundo, por conocer qué hay más allá, y de este modo valorar cada segundo de lo que uno tiene.

Pueden ver el primer capítulo en este link o abajo en YouTube.

4 COMENTARIOS

  1. Yo lo vi junto a mi madre, y aunque somos asiduas a programas de viajes y aventuras, como por ejemplo los de Sol Leyton o Claudio Iturra, la forma de narrar la vivencia que Jorge tuvo fue super chocante, en el buen sentido!
    Nos mantuvo entretenidas y a la expectativa de qué es lo que podía pasar, o con qué sorpresa se podía encontrar.
    A mi parecer, muy, pero muy buen programa! Quedé fascinada y ansiosa de ver el próximo capítulo.

    Felicidades, un hermoso trabajo 🙂

  2. ¡Buenísimo! Sin duda, veré esta serie. Aunque no me quedó claro en qué horario la transmiten. Busqué rápidamente en la página y tampoco lo vi. Si alguien me pudiera dar esa información, lo agradecería.

    ¡Felicidades por la iniciativa!

  3. Un GRAN programa !! Muchas experiencias pueden transformar la vida de una persona y viajar con los ojos abiertos es una de ellas. Felicitaciones al equipo y en especial a Jorge Said.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.