itscomplicated
por Mili

Hoy es 7 de septiembre y siempre me acuerdo de la canción de Mecano y de la historia de los papás de una amiga, que celebraban en familia cada aniversario de matrimonio aunque llevaban años separados.

Tengo más de una amiga con papás separados que lejos de tirarse platos por la cabeza, tienen una relación de lo más llevadera, llegando incluso a compartir momentos casi cotidianos nuevamente, (casi) como si nada hubiese pasado.

Esto después de la pena, del dolor, de la rabia, del rencor y de todos los sentimientos por los que deben haber pasado en los más de 10 años que llevan separados.

Mis amigas dicen que en un principio fue raro, que casi preferían volver al tiempo en que no se hablaban (otra etapa) antes de vivir momentos tensos en los que incluso alguno de los dos llegó con pareja nueva.

Pero con el paso del tiempo, con la llegada de los nietos, esta cercanía se fue incrementando y haciéndose agradable y necesaria, convirtiendo las navidades y cumpleaños en momentos de verdadera comunión en lugar de agotadoras situaciones de estrés y tensión.

Es “curioso” y bonito a la vez que, como dice la canción, se siga celebrando el aniversario después de haber roto los lazos. Sano también, porque bueno, seguirán siendo los padres de uno para siempre.

3 COMENTARIOS

  1. Yo sólo conozco separados del terror…..que de verdad me pregunto si es tan asi que para los hijos es peor verlos juntos peleando que separados… porque ahora hay juicios, abogados, peleas que si te toca, que si me toca, que la pensión….. La más chiflada una que dejó al marido por otro hombre (el marido por un año supo que le ponian los cachos y hizo de todo para recomponer el matrimonio), y a pesar de haberse ido con su pareja nueva se ha dedicado hacerle la vida a cuadros al ex, cuando supo que el ex ya pasados años de separados tenia una pareja nueva y una guagua hizo una pelotera monumental, hasta le dijo a los hijos que el papá ya no los iba a querer más (lo vi con mis ojos…. de ahi que me alejé de esta persona porque me pareció de un mal corazón enorme)

  2. En mi caso, mis papás siempre han trabajado juntos, lo que supongo que, a la larga, también ayudó a que compartiéramos y a que mis hermanas (hijas de mi papá), siempre fueran bienvenidas en mi casa. Ahora, fue la llegada de los nietos (el primero fue hijo de una de mis “hermanastras”), lo que abrió las puertas definitivamente, con ellos, las salidas a la playa, cumpleaños y fiestas, son entre todos. De verdad, me parece que es mucho mejor así, aunque hay gente que nos encuentra freak, fue un proceso de reconciliación.

  3. Mis viejos han pasado por todas las etapas. TODAS. Ahora, después de hartos años separados – y muchos en los que vivieron juntos pero en piezas distintas – mi papá se fue de la casa pero va a almorzar los domingos, a veces va a comer en la semana, muy piola. Los cumpleaños y otros festejos los celebramos todos juntos y eso es MUY bacán. Ellos se llevan bien y es bonito haber superado esa etapa penca de “dile a tu papá que…” o “es que tu mamá blablabla”. Pronto mi hermano se va de la casa, ahí comenzará también otra etapa, ojalá sigan siendo buenos amigos como ahora. Lo que sí, no hemos llegado al punto de “presentemos a las nuevas parejas” jajaja pero hasta ahora vamos bien.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.