por Andrea

El sello distintivo de esta ciudad es la alucinante presencia de la cordillera desde cualquier punto en el que nos encontremos. Esa es una de las razones que hizo del Corona Sunsets Music Festival un espacio inolvidable, con el atardecer en plena montaña. Fueron más de 2 mil personas las que agotaron las entradas y vivieron la experiencia multisensorial que mezcló música, cultura, arte y gastronomía el pasado 27 de agosto.

Este festival celebra como un rito de la puesta de sol y del paso del stress del día al relajo de la noche. Exactamente a las 19:21 de la tarde, comenzó un show de bailarinas, luces y música, bajo la increíble puesta de sol con la Cordillera de la Costa de fondo. Hubo tatuadores de henna, y elementos tribales relacionados al atardecer. Alrededor de un fogón, Jam Sessions contó con distintos instrumentos de percusión a disposición de los invitados para que quisieran improvisar con la ayuda de cuatro guías que enseñaron distintos ritmos.
corona2
La música partió con Mambo Deep, el dúo electrónico de Andrés Faraggi y Chedomir Simunivic dando paso a DJ Caso y a Ale Paz como invitados locales. En el Mandala Stage se presentó más tarde el inglés Alex Adair, Klangkarussell (DJ Set) y finalmente, Bag Raiders (DJ Set).

Esta fue la sexta versión de un ciclo de festivales que se realiza en 10 países alrededor del mundo, precedido por las versiones de Uruguay, Australia, México, Reino Unido e Italia. Chile es el único país en el que se desarrolló en invierno y a 3 mil metros de altura. La siguiente parada será en Shangai y esperamos que vuelvan a la cordillera.
corona1

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.