vacacionesplanificadas
por Daniela Paz (@dnlpz)

Vacaciones es en todo lo que pienso, todo el día y cada semana le hago una marquita a mi calendario para la cuenta regresiva de las próximas. También pienso en cuáles serán las que vendrán después (obvio ya sé) y las del próximo año. Así, mi vida gira en los días libres que me puedo tomar.

Una de mis partes preferidas es la organización: buscar qué cosa hacer cada día, cuáles son los mejores lugares para ir a comer, qué tiendas que me gustan estarán en los lugares a los que voy y armar un calendario con actividades.

Ahí me detengo y pienso que estoy siendo demasiado organizada y aburrida, dejándole bastante poco tiempo a la improvisación; incluso en mi próximo viaje, a pedido de mi compañero, sumé unos días programados a la libertad, donde agarraremos un auto y nos iremos a explorar.

También pienso que, en mi último viaje con amigas, ni siquiera sabíamos bien qué pasaba en el lugar de nuestro destino; y el resultado fue un lugar bacán de playa y carrete sin fin. Acertamos.

Así que mientras busco en blogs, revistas, un montón de recomendaciones, todavía no me decido cuál es la manera más entretenida de viajar: si vacaciones planificadas o estilo libre.

4 COMENTARIOS

  1. Igual depende. La primera vez que fui a NY tenía un itinerario mega planificado porque quería ir a muchos lugares. La segunda vez que fui tenía como plan recorrer la ciudad no en plan turista y fue bacán. En Europa también llevé todo bien planificado porque arrendé un auto y tenía los días súper contados para llegar a los lugares y recorrer. Todo depende del lugar donde vayas, de los días que tengas y de si es primera vez que vas o no.

  2. Depende del lugar, si voy a la playa no hay planificación solo descanso. Si voy a un bosque solo hago una lista con los imperdibles para recorrer y en el lugar veremos, según el clima y las ganas qué hacer primero. Igual para una ciudad nueva, pero ahí está el depende…en una ciudad pequeña es fácil improvisar, pero en Nueva York o Japón imposible. En mi viaje a Japón llegué al extremo de la planificación, nos tomó varios días y conversaciones decidir qué atracciones y ciudades queríamos ver en las dos semanas que duraría el viaje, y para eso usamos varios blogs, guías de viaje y hasta los horarios de transporte. La idea era familiarizarnos con los mapas para no perder tiempo y no saturar cada día con demasiadas cosas, pues encuentro que cuando un itinerario es demasiado denso y estructurado, no disfrutas tanto de cada aventura, y al pasar el tiempo tienes pocos recuerdos que atesorar. Es tanta la información que con suerte te acuerdas algo.
    Unas vacaciones deberían hacernos pasar momentos felices no simplemente acumular lugares o fotos. Creo que unas buenas vacaciones combinan una cierta planificación que te permite ver todas las cosas que te motivaron a escoger un lugar en particular, pero también un recorrido espontáneo y sin apuros por sus alrededores. Uno o dos días libres sí o sí hay que dejar por si se necesita reponer fuerzas, o hacer algo que no se tenía pensado.

  3. Yo siempre trato de planificar para aprovechar al máximo los días que uno va.
    Hay ciudades muy bacanes llenas de arquitectura, museos y otras cosas maravillosas para ver.

    Generalmente dejo un día para improvisar, perderse en las calles o hacer cualquier cosa.

  4. Estilo libre!!! las mejores son las no tan planificadas, las que salen cuando se te ocurrió comprar el pasaje una semana antes y no sabes que te espera al otro lado del mundo…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here