relojpulsera
por Joce Acuña

Hace un par de meses estuve en un taller de tendencias y coolhunting, y salió el tema de los relojes: muy breve, conversamos de cómo un accesorio masculino pasó a ser usado por mujeres, ya que siglos atrás era mal mirado que nosotras usáramos este elemento ya que no teníamos por qué estar viendo la hora.

Poco a poco esto fue cambiando y mientras los hombres lucían sus famosos relojes de bolsillo, comenzaron a aparecer aquellos que podían usarse como pulsera: finos y elegantes para las señoras y señoritas. De hecho, el primero de este tipo fue creado en 1812 para Caroline, reina de Nápoles y hermana menor de Napoleón.

Su creación no era sólo una cuestión de moda, sino que también de que fuera más práctico su uso, aunque claro, para eso había que desarrollar nuevas tecnologías para que corrieran sin problema. Recién en el siglo XX los relojes de pulsera comenzaron a ser más populares y a dejar de verse tan femeninos como lo fue en un principio, creándose diseño más grandes para los señores, y manteniendo la delicadeza para las mujeres.

El primero que me llegó era así: de correa roja, delgada, y tenía la carita de Mickey Mouse, con unas pequeñas orejitas. Tenía siete años y siempre tuve problemas para leer la hora de un reloj… Y además no me gustaba tener algo en mi muñeca izquierda. Ya años después me regalaron otro: muy de señorita como podrían decir algunos y más desafiante: no tenía números -y obvio, ya sabía leer la hora.

Tampoco lo usaba mucho, pero fue cuando tenía cerca de 12-13 años cuando aparecieron estos Baby-G de Casio… Esos mismos: grandes, “como reloj de hombre” como decía mi mamá. Por lo mismo, nunca tuve uno, lo encontraba demasiado masculino aunque existía la versión rosada. Aunque no lo crean, a inicios del 2000 comenzó este cambio de paradigma de los relojes de pulsera y los diseños comenzaron a ser más unisex.

Hay gente que odia este accesorio y yo fui una de ellas; ahora tengo varios y más allá de su utilidad principal, pueden ser algo que complementen tu look. De ahí a que quien quiera usarlo en la muñeca izquierda, derecha, tener uno de bolsillo, es cosa de gustos.

3 COMENTARIOS

  1. Cuando chica siempre usaba reloj, pero con la masificación del celular pasaron al olvido los relojes.
    Hoy en día tengo algunos, pero el que más me gusta es uno skagen con aplicación de swarovski negro en todo el borde de la esfera, que es precioso!

  2. Yo siempre he usado reloj. Es una lata andar sacando del bosillo o cartera el celular además me da cosa que me lo roben. Es mucho mas cómodo y rápido mirar tu muñeca y listo.

    Como soy zurda, busco relojes para zurdos y lo uso en la mano derecha para q no moleste.

    Actualmente se me echó a perder el mio y no lo he reemplazado. Los que me gustan son muy caaaaros y desconfío de los muuuuy baratos.

    Si alguien conoce una marca, bonita y barata. Que me de el dato.

  3. Desde que tengo 8 años que uso reloj, no puedo estar sin él! Me doy cuenta la cantidad de veces al día que miro la hora cuando se me olvida ponérmelo, a cada rato! Sólo tengo uno, no es un accesorio que ande cambiando o combinando y me gustan los de metal. Tengo un pequeño toc con los tiempos 🙂

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here