moka
por @patyleiva

Pamela es una diseñadora gráfica que actualmente trabaja como editora de textos escolares. Vive en Santiago y siempre ha estado acompañada de amigos de 4 patas.

¿Cómo se llama tu mascota?
Moka (de quien quiero hablar), pero en casa también vivimos con Té (alias The Boss), perro viejito que nos adoptó a nosotros; Doroty, perrita que llegó a nuestras vidas como un milagro salvador y Thai, la gata quien nos controla a todos.

¿Cómo llegó a tu casa?
A Moka la encontramos por Facebook, donde una persona la “daba en adopción”. Resultó que llevaba mucho tiempo en la calle y esta persona trató de adoptarla y no pudo… luego sabríamos por qué. Teníamos ganas de buscarle compañía a Tecito y que tuviera un aprendiz a quien enseñarle a ser tan buen perro como es él… ¡Error! En fin, la vimos y fuimos a buscarla.

¿Cómo es su personalidad?
Uf. Creo que aún nos falta mucho por conocernos, es una pequeña cargada de energía. Pero lamentablemente creo que su rasgo más característico es su nerviosismo. Luego de seis meses de estar con nosotros aún no olvida lo mal que lo pasó en la calle y pese a los avances, sigue sintiendo mucho miedo. Al llegar ladraba sin parar, se fugaba, se orinaba de susto, ¡no sabía jugar! No podíamos ponerle la correa, ni que mi marido se acercara, mordió a varias personas… Nos hizo cuestionarnos todo: la idea de traerla, nuestra forma de enfrentar los problemas, nuestra relación, la eventual capacidad de ser padres, ¡¡¡hasta nuestra calidad de seres humanos!!! Nuestra vida era un desastre total. Por consejo de unas amigas logramos ver la luz. Hicimos un curso básico con una etóloga lo que nos hizo avanzar muchísimo y aprender a manejar mejor sus comportamientos, pero es un trabajo para largo y de todos los días. Aún nos falta mucho pero al menos ya estamos manejando la situación.

Cuéntanos un momento inolvidable que hayan compartido juntas.
Hay un hecho cambió nuestra vida para siempre. Cuando Moka llegó era super escapista. ¡Un día se fugó 15 veces! Ya no sabíamos dónde más poner rejas. Un día, por alguna misteriosa razón escapó en la mañana (nunca lo hacía si yo estaba en casa). Salimos a buscarla y cuando la encontramos fuimos a caminar un poco para tranquilizarla. En eso, nos encontramos con una perra grande que estaba sola y tenía su correa cortada. Lo más extraño era que en el collar tenía pegado un masking tape con su nombre: Doroty. Obediente, limpiecita, gordita, super sana… y abandonada. Hicimos campañas buscando a su familia y nada. Ella es la niña más dulce del mundo y llegó en el momento justo en que estábamos rindiéndonos con Moka, cuando estábamos cayendo en una desesperación total sin saber cómo seguir… a enseñarnos que no hay nada más puro que el amor de un perro. Gracias a ella seguimos intentándolo.

¿Cuáles son sus rutinas?
Moka detecta cuando abro un ojo, aún tiene un hiperapego hacia mí. Algunos días les toca quedarse varias horas solos y en esos casos le dejamos juguetes para que no destroce nada. Cada noche salimos a caminar siempre atentos a corregirlos y premiarlos. Los paseos son lecciones, aunque a veces sea un poco agotador.

Danos un buen dato para los que tienen perro.
¡Tener un perro es una tremenda pega! Siempre tuve mascotas pero jamás imaginé que alguna me pondría al límite. Hay que ser super consciente de lo que se hace y creo que la mayoría de las personas no saben cómo hacerlo. Ojalá quienes tienen perros malportados puedan consultar o investigar porque muchas conductas que se toman como normales son inadecuadas y deben ser reeducados por su propio bien para que convivan con otros en paz. En nuestro caso la especialista en conducta animal nos salvó la vida.

Cuéntanos una manía que tenga o el mayor desastre que ha hecho.
A esta altura… ¡ya no nos afecta! Se ha comido desde cables hasta la mesa del comedor… Pero creo que si algo aprendimos con el entrenamiento fue que la mayoría de los errores los cometemos nosotros: dejar cosas a su alcance, pegarles, gritarles, sobre-estimularlos, hacerles cariño en momentos inadecuados, dejar que tire de la correa… Cuando llegó, sin saberlo, la regalonié un montón y ahora le cuesta mucho estar lejos de mí y lo que podría parecer una muestra de amor, hace que ella lo pase mal.

¿Es el primero perro/gato que has tenido?
Siempre tuve perros y gatos: entre los gatos: Fellini, Dimitri Firulais (quien me arañó la cara y se fue cuando la perrita tuvo cachorros), Guacho Pelao, el gato más sucio y roñoso que cuidaba a sol y a sombra a mi sobrina cuando era pequeñita. Y los perros la Puppy, Raiza y Agustín, pareja de poodles que tuvieron unos cachorros maravillosos y Polin, un pastor Inglés que era lo más dulce del mundo de los perros.

*Si quieres compartir la historia de tu mascota, puedes enviarnos un mail titulado “MASCOTA” a [email protected] respondiendo estas mismas preguntas. Dinos también tu nombre y a lo que te dedicas para hacer una pequeña introducción y envía una foto de tu mascota y otra en la que aparezcas con ella (opcional). ¡Gracias por compartir!

1. ¿Cómo se llama tu mascota?
2. ¿Cómo llegó a tu casa?
3. ¿Cómo es su personalidad?
4. Cuéntanos un momento inolvidable que hayan compartido juntas.
5. ¿Cuáles son sus rutinas?
6. Danos un buen dato para los que tienen perro. (una sugerencia por el bien de la tenencia responsable + un dato de un producto o servicio relacionado con su cuidado o entretención)
7. Cuéntanos una manía que tenga o el mayor desastre que ha hecho:
8. ¿Es el primero perro/gato que has tenido? (Cuéntanos algo de los anteriores)

2 COMENTARIOS

  1. qué linda la paciencia y el amor que han tenido con Moka. muchos se hubieran rendido, y así también terminan muchos perritos en la calle. vivir con animales es siempre un desafío porque cada uno es diferente, y sobre todo cuando son rescatados o adoptados, vienen de vivir historias difíciles o tristes que los hacen ser como son. me da mucha alegría ver que pidieron ayuda y que cada día le ponen empeño para ser todos felices <3.

  2. Que grandes los seres humanos que hacen tanto sacrificio y entregan tanto amor a un perrito que lo ha pasado mal y aun le cuesta adaptarse y ser más dócil.

    Felicidades a sus padres humanos por la paciencia y amor entregados a Moka.

    Linda historia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here