IMG_0651

por @ferfierroo

Hace unos días la @patyleiva me recomendó ver en Netflix “Stuck In Love”, la película de una familia unida por la literatura y escritura.
Es una película especialmente invernal, como para verla arropada y con algo dulce a la mano. Tiene a la vez una onda muy de comedia romántica y dramedy combinado con frases bien realistas.

Una de las escenas que más me gustó fue la que protagoniza Greg Kinnear, quien interpreta al padre de esta familia que vive eternamente triste por que su ex (Jennifer Connelly) lo dejó y rehizo su vida con un hombre menor.

En medio de su rutina y depresión está el ir a espiar a través de la ventana a su ex esposa, se queda ahí mirando por el vidrio cómo la vida de ella avanza sin incluirlo a él. Lo triste es verlo y que él no se dé cuenta de su calidad de espectador, y sigue ahí con la esperanza que ella en algún minuto recapacite, se dé cuenta de que esa vida no es lo que quiere, que lo que quiere está con él y sus hijos. Se alegra cuando discute con su actual pareja porque le da a entender que el que siga esperando tiene una razón de ser, que esto es sólo una fase y volverán a estar juntos.

Puede parecer bien depresivo y hasta patético, pero creo que todos en algún momento de la vida hemos estado en esa ventana hipotética mirando la vida de un otro esperando a que atine ¿o no?

Acá les dejo un video en que muestran esta escena.

1 COMENTARIO

  1. Me gusto mucho la película y si… Creo que esa escena representa todos los psicopateos y los corazones por error en instagram que más de alguna a puesto 🙈

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.