Inicio COCINA Pongámonos serias: maridaje con cerveza

Pongámonos serias: maridaje con cerveza

242
Compartir

maridajecerveza
por Joce Acuña

Cuando uno busca “maridaje” en la RAE, aparecen dos significados: primero, “enlace, unión y conformidad de los casados”; segundo, “unión, analogía o conformidad con que algunas cosas se enlazan o corresponden entre sí”. Claramente, no es la primera opción de la que vamos a hablar.

“Hay como códigos dentro de ellos que van a hacer que una cerveza pegue con algo o no. O sea, va a depender con qué juega el dulce o con qué juega el amargor”, nos contó Jaime Ojeda, uno de los fundadores de Cervecería Loom y de @ConEspuma. La idea de conversar con él era de que nos explicara un poco más sobre esto de mezclar los sabores, ya que hoy está muy de moda ir a un restaurante especializado y que te ofrezcan cierto tipo de comida con determinada cerveza, pero… ¿Cómo saberlo cuando no tienes una guía?

Lo que me quedó de esta conversación es que muchas veces más que seguir las reglas esto es como un juego. “El queso azul es entretenido; creo que funciona con varias cervezas, ya que tiene una acidez muy fuerte y también muy marcada. Eso sirve para jugar con una cerveza más dulce”, nos explica, y aprovecha de agregar de que los quesos son un muy buen alimento para combinar con cualquier cerveza.

“El amargor juega bien con lo picante, el dulce con lo ácido, son ese tipo de cosas que uno se encuentra con un tercer sabor”, cuenta Jaime, y creo que eso es lo entretenido: encontrarle otro gusto nada que ver a lo que estás comiendo y tomando. Por ejemplo, nos contó que la Granizo IRA queda bastante bien con una hamburguesa de queso azul, cebolla caramelizada y berros, ya que juega el dulzor de la cerveza con la frescura de estos últimos, la acidez del queso, y la cebolla y se aliña con el dejo de romero que tiene esa cerveza… ¿A alguien le bajó el hambre?

No menor, las negras o las de chocolate -que en este tiempo se empiezan a poner muy de moda- pueden ir muy bien con postres, y no menor, un dato importante es que debido a la carbonatación de la cerveza, limpia el paladar, y por lo mismo es una bebida tan versátil para maridar comida, nos explica Jaime.

Luego de esa conversa, aproveché de hacer mi propio maridaje con una Blue Cheese (que es la que mencioné anteriormente, que además tiene tocino) con una Spoh Coriander: una IPA de Linderos fuerte y ácida que incluye semillas de cilantro en su elaboración, y tiene 6º de alcohol. Dicen que estas cervezas a veces son algo complicadas de maridar por el cuerpo que tienen, pero a mí gusto, esta mezcla fue de lujo.

Para ir cerrando, Jaime me comentó algo que me llamó harto la atención: “creo que las mujeres son más apasionadas con la cerveza que los hombres. Cuando se meten en este mundo se emocionan mucho más, y creo que es porque la cerveza tiene algo que la hace más transparente que las otras bebidas. Por ejemplo, el vino es como mucho más poético, pero nadie explica qué está pasando con él”.

2 COMENTARIOS

  1. La acidez en una IPA es una defecto, no una cualidad que haya que destacar. Sería ideal un poco más de investigación antes de escribir sobre cervezas, pues se está desinformando a los consumidores. Tampoco hay cervezas “de” chocolate. Un saludo y de todas maneras, a pesar de ello, felicidades por tocal el tema en Zancada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here