Consejos para dormir mejor

655

dormirIMG_8543
por @patyleiva

“Transforma tu vida una noche a la vez”, dice la bajada del libro The Sleep Revolution de Arianna Huffington (sí, la ama y señora de internet).

Como suele suceder, las mentes trabajólicas tienen diferentes tipos de consecuencias. Ella cuenta que el año 2007 colapsó y tuvo que entender –por las malas– la importancia del sueño y el descanso, porque se desmayó de fatiga, quebrándose el pómulo al caer.

Como es tan seca y sabe capitalizar sus procesos, investigó y escribió un libro sobre eso. Se llama The Sleep Revolution, traducido como “Dormir bien”.  

No es una novedad que hay que dormir para poder funcionar, pero sí es un hecho que generalmente no se le toma el peso que tiene hasta que tenemos problemas con ello y que está bueno ocupar tips que ayuden a acercarse al objetivo y conocer consecuencias concretas de la falta de sueño.

Personalmente estoy totalmente de acuerdo con lo subvalorado que está el sueño. Conozco demasiada gente con problemas para quedarse dormido o pasar una buena noche y sé cómo te afecta en el ánimo, el rendimiento y la salud. Cuando llevaba tres años con Zancada, me dedicaba al blog pero además diseñaba revistas de gastronomía, gráficas para exposiciones de arte, libros de cocina y todas las pegas free lance que me llegaran. Mi hijo tenía 3 años (la misma edad de Zancada) y en el día me dedicaba a él en conjunto con su papá porque los dos trabajábamos en la casa en ese tiempo, entonces yo básicamente trabajaba una vez que mi hijo se acostaba a dormir, lo que significaba tener una jornada de trabajo de 9 pm a 4 am diaria aproximadamente.

Al otro día obviamente me levantaba temprano y comenzaba un nuevo día como si nada. Hasta que quise tener una segunda guagua. El tiempo pasaba y no quedaba embarazada, hasta que un día estaba con atraso y dije estupendo ya estamos! Y me hice examen de sangre altiro (no confío en los test packs) y estaba 0 embarazada, lo que me pasó fue que dejé de ovular. Mi ginecólogo me lo dijo y quedé para adentro. Me interrogó sobre mi ritmo de vida y me dijo: es porque estás viviendo de noche y no descansas. Ese llamado de atención fue suficiente para empezar a cuidarme y vivir a un ritmo humano. Volví a ovular y quedé embarazada de mi segunda hija. Ahí fue también el momento en que entendí que no podía hacerlo todo. Dejé los trabajos de diseño, me dediqué 100% al blog y entendí que tenía que aprender a delegar. Desde ese momento la Mariana y punto es mi brazo derecho.

Según Arianna Huffington, lo más importante para dormir bien en la noche es tener una buena transición, y algunos de los tips que da para lograrlo son:

– Apagar los dispositivos (celular, iPad) y cargarlos fuera de la habitación.
– Darse una ducha caliente para que el agua se lleve lo que pasó en el día.
– Usar ropa para dormir (algo que te guste, que sea agradable), no dormir con buzo del gimnasio, porque el cerebro recibe mensajes confusos.
– Leer libros de papel (novelas, poesía, filosofía, no noticias ni cosas que te atormenten).
– Escribir una nota con las tres cosas que más te gustaron del día, lo que agradeces en vez de lo que te preocupa o te genera ansiedad; así, cuando te despiertes en mitad de la noche, tu cerebro no empieza ese monólogo interno.
– Oler lavanda, que ayuda a la relajación y baja la presión sanguínea.

En la entrevista que le hizo Chelsea Handler en la última temporada de su show (“Chelsea“, está en Netflix), dio algunas cifras de esas que los gringos aman como que cada hora extra de sueño, aumenta la posibilidad de tener sexo en un 14%, que dormir bien reduce la disfunción eréctil, y que durante el sueño se liberan las toxinas que acumulamos en el día; que las células perdidas por no dormir no se recuperan y que encontraron una relación entre el Alzheimer y la falta de sueño; que el consumo de Xanax (para dormir) por tiempo extendido aumenta las posibilidades de tener Alzheimer en un 34%. (Le preguntaron por la melatonina y dijo que eso no era un problema porque es natural).

Así que, amiga, tú que encuentras que dormir es perder el tiempo, hazle caso a Arianna, eso es lo que yo le diría a mi Yo de 20…

5 COMENTARIOS

  1. La verdad es que hay que trabajar mucho para estar bien, me pasa que son tantas cosas y cuando cumples 30 todo comienza a hacerse más complicado, no metabolizas igual, cenar ya no es una opción tan buena (hablo de una buena cena fuera de casa), y yo uso el celular como despertador, además curso en la U y como en el break cosas no muy sanas. Estuve meditando en el verano pero cuando comencé la U abandoné, pero hay que relajarse para estar bien.

  2. Demasiado de acuerdo con todo. Estoy cerca de los 30, a los 17-25 dormí muy poco y ahora es de lo más preciado. Mi familia me huevea por poner el modo avió para dormir pero yo lo encuentro un derecho humano. Mientras no tenga hijos, no estoy disponible para nadie si estoy durmiendo.

  3. Afortunadamente no me cuesta trabajo quedarme dormida. Pongo la cabeza en la almohada y buenas noches. Apago las luces, apago la tele (mi viejo tiene la terrible costumbre de dormirse con la tele y el control remoto en la mano), dejo listo el despertador pero en modo ‘no molestar’, sólo disponible para alarmas desde las 06.30 am. Espero que nunca suene a horas inesperadas O_o.
    Están muy buenos los consejos, realmente hay que aplicar lo que llaman “higiene de sueño”. Dejar el computador en otro lugar, acostumbrarse a que la cama es para dormir (no para comer o trabajar), etc. El fin de semana me gusta poner el despertador temprano para poder hacer más cosas, pero siempre guardando las proporciones de las horas de sueño. Entre 6 y 8 para mí están perfect.

Dejar una respuesta