Voces que odio

397

MV5BYWQ2MTJmZTQtZDMyNS00NWYzLTk1MTUtMjU3NzUzOWZkN2VhXkEyXkFqcGdeQXVyMjAyODE5MDg@._V1_
por Holly

Siempre me he fijado mucho en las voces; debe ser que al ser muy corta de vista en recompensa tengo buen oído y eso hace que analice más las voces. Pero a veces no lo llamaría tan “recompensa”, porque cuando uno escucha lindas voces o voces bacanes sí, probablemente es bacán. Pero el lado poco amable de esto es que así como tengo esa fijación por las voces lindas también pongo más atención a lo malo.

Hasta el momento era más bien chistoso, no me había pasado algo tan terrible más que esos chiquillos que ves de lejos y al hablarte bajan cien puntos con el “hola”.

Pero hace un tiempo me vi frente a frente a no una, sino dos “Janice”; el nivel agudo de sus voces me tenía mal, no eran de personalidades irritantes pero el sólo escucharlas me molestaba como nunca me había pasado.

Quizás exagero y probablemente me habría acostumbrado en algún momento a esas voces tan agudas, pero quiero creer que existe más gente a la que le ha pasado que no soporta ciertas voces.

¿A ustedes les ha pasado?

5 COMENTARIOS

  1. me pasa todo el tiempo, debe ser por lo mismo que a ti jajaja porque sin lentes veo nada.
    En general no me había tocado conocer a una Janice, hasta hace como dos meses, que de verdad quería salir arrancando. Era esa voz muy nasal, aguda y además la señora hablaba muy leeeento, entonces era como aaarrrggg… terrible.

  2. No sé quién es Janice, pero soy media pesadita con las voces, hay algunas que me molestan, en general me molestan ciertos ruidos también. Creo que las voces muy agudas o de niña en personas adultas me desagradan. Cuando escucho una voz extraña, que no necesariamente me molesta, también pongo atención, como ayer en el metro que oí a una mujer (universitaria quizá) hablando como mono animado, la cagó, me molestaba su tono, pero reconozco que esa voz sirve para doblar ajajaj y ahí mismo me pregunté si mi voz era molesta, aunque no creo porque es muy normal en verdad, algo grave.

    • Una vez me bajé del metro porque en el vagón había una pareja melosa insoportable, con una tipa que hablaba non stop como guagua con un tono agudo y tan fuerte que “le ganaba” al ruido mismo del metro andando.

Dejar una respuesta