Tipos de copiloto en el auto

720

realitybitesauto
por lucy

Mi principal forma de moverme por la ciudad es ser peatona o usuaria del transporte público y, como no sé manejar bien, si alguna vez me subo a un auto, a lo más es en el asiento de copiloto o simplemente como pasajera en el asiento de atrás.

No me considero una gran copiloto porque, si bien soy ubicada, las rutas que conozco son las de las grandes avenidas por las que pasan las micros, lo que normalmente no es lo más práctico para los vehículos particulares. Pero de todas formas trato de asumir mi rol de la mejor forma posible, y de ser consciente de que ser copiloto es más que ser sólo una pasajera, sino más bien como la Robin del Batman que sería la persona que va manejando. Trato de estar consciente de por dónde andamos, y de estar alerta por si quien pilotea necesita ayuda.

Además de vivir ese rol, siempre me fijo en las diferentes formas en las que los copilotos asumen esa responsabilidad, y así he detectado varios tipos:

El que guía: hay veces en que el rol de la ubicación es delegado al copiloto, ya sea por iniciativa propia o por solicitud del piloto. Hay quienes logran cumplir sólo con sus conocimientos o capacidad de estar atentos, mientras otros preferimos recurrir a Waze u otro tipo de mapas virtuales que nos apoyen en la misión de llegar a destino.

El que pone la música: esta es una labor muy legítima e importante, sobre todo cuando se trata de viajes largos. A veces es un rol que comienza antes de subirse al auto, ya que hay que estar al tanto de qué forma de reproducción musical tenemos a disposición: no hay que olvidar que todavía existen autos con CDs, sin posibilidad de enchufar la música del celular.

El que entretiene: es como una extensión de lo anterior, pero más orientada con entretener al conductor para que no se quede dormido; puede ser conversándole, inventando juegos, poniendo música prendida…

El que da instrucciones: este tipo de copiloto suelo verlo en las parejas que llevan mucho tiempo juntas. Parece ser irresistible para el que va al lado corregir tal o cual maniobra, la elección de la ruta, de la pista, la velocidad, etc. Durante el breve tiempo en el que intenté manejar solía ser acompañada por este tipo de copiloto y me resultaba tan insufrible (incluso cuando tuvieran razón, que en mi caso era bastante) que preferí no manejar más.

El que no hace nada: no todos asumen que ser copiloto conlleva una responsabilidad, por lo que también son bien comunes los que estando en ese asiento se comportan tal como si fueran pasajeros de un bus. Conversan sólo si tienen algo interesante que decir, duermen, no saben dónde están parados…

¿Se identifican con alguna de estas formas de ser copiloto? ¿Cómo se enfrentan ustedes a esta posición?

9 COMENTARIOS

  1. Sin dudarlo, cuando no voy yo al volante (que es la mayoría de la veces), soy el que pone la música. Y lo hago de manera más dictatorial que por entretener al resto, lo reconozco.
    Como chofer debo decir que mi menos favorito el que da instrucciones (si, tu mi amor, a ti te hablo. A ti también, papá) y mi preferido es el que guía, porque soy más desorientada que un pollo recién salido del cascarón.

  2. Ninguno, no molesto al conductor ni con indicaciones, opiniones, ni cambiandole la radio, ni metiendole mucha conversa, el que maneja que maneje tranquilo a menos que me pidan que asuma algun rol.

  3. Creo que soy la que no hace nada. La música la escoje la que maneja, a lo más sugiero radios. Tampoco guío, porque tengo cero sentido de orientación y a veces me quedo dormida. Un desastre de copiloto.

  4. Yo nunca viajo de copiloto, ni sé manejar tampoco, pero cuando era más chica y lo hacía, ponía la música, hablaba o no hacía nada ajaja, pero es un clásico ser adolescente y creerte DJ.

Dejar una respuesta