Ser mujer, 2016

1457

contralaviolencia
por Constanza*

Hace pocas semanas leía, sin querer creerlo, la terrible noticia de una mujer que fue golpeada y torturada por el padre de dos de sus hijos, quien le arrancó los ojos. Ella se llama Nabila Rifo, tiene 28 años, cinco más que yo.

Hace pocos días leía, sin querer creerlo, la terrible noticia de una niña que fue golpeada, abusada, violada por varios hombres, dicen que 28, dicen que 30, dicen que 33. Dicen que su ex novio está implicado. Desconozco el nombre de ella, pero sí sé que tiene 16 años, siete menos que yo.

Nabila vive en Coyhaique, Chile. La niña vive en Río de Janeiro, Brasil.

Probablemente ninguna palabra que pueda emplear ahora sea suficiente para exponer lo que en mi se generó, lo que en mí se genera cada vez que estas noticias se posicionan ante mis ojos, golpeándome. Esto es lo que pasa, lo que está pasando y me angustia la certeza de saber que va a seguir pasando.

Hemos sido abusadas, violadas, golpeadas, abandonadas, maltratadas, insultadas, mutiladas, olvidadas y asesinadas por siglos. Hemos sido el último eslabón de un mundo hecho a la medida del hombre, pero no cualquier hombre, sino un hombre que se siente dueño, amo y señor de todo lo que le rodea, incluyéndonos. Agradezco conocer a algunos que se han hecho conscientes, mientras presencio el despertar de otros, y también de otras. ¡Abran sus mentes, nos están matando!

Cuando pienso en Nabila y en la joven brasilera, pienso en mis abuelas, en mi mamá, en mis hermanas, en mis amigas, en mis primas. La lista crece y pienso en mis sobrinas, en mis tías, en mis profesoras, en la Yane, que trabaja en mi casa desde que tengo uso de razón.

Y también pienso en mí. Pienso en mí a los 6 años, en la casa de una compañera de colegio, cuyo abuelo me manoseó por unos segundos, justo antes de que yo pidiera ir al baño y me metiera al living para llamar a mi casa. Me habían enseñado el número siendo muy chica. Fue la misma Yane la que en menos de dos minutos llegó a buscarme. Pienso en esa niña que asaltaron y violaron hace muchos años atrás, cerca de mi casa. Esa que tenía las manos amarradas y saltaba en la carretera pidiendo ayuda. Las amarras las soltó mi abuela con una tijera, mientras ella lloraba y le daba las gracias a mi mamá, una y otra vez, por haber parado el auto.

Angustia, pena y rabia son las tres palabras que primero llegan a mi cabeza cuando pienso en todo lo que hoy escribo, esto que pongo en palabras como una necesidad. Me angustia, sobre todo, la ausencia absoluta de compasión, y uso esta palabra refiriéndome a la enorme desolación que siento cuando veo que una mujer ha sido golpeada, violada, vejada, torturada, asesinada. Siento rabia de ver como ocurre y como se olvida, como nos olvidamos de todas ellas.

Una de mis causas vitales es esta, hacer visible tanto horror, tanta deshumanización. Partir desde mi familia y mi grupo de amigas y amigos. Partir desde mí misma, erradicando todas esas pequeñas situaciones cotidianas que solo logran sostener el sistema que se nos ha impuesto, ese mismo que hace que con tanta liviandad surja, casi como un certero disparo, la etiqueta de “feminazi” a quien menciona un concepto real, existente, no inventado por un grupo de mujeres aburridas y ociosas: “patriarcado”.

Tal vez me he mostrado profundamente pesimista, y eso es lo que hoy siento, pero albergo las esperanzas pensando en la posibilidad de que este escrito tan íntimo le haga sentido a alguien, sea quien sea, mujer u hombre, y que más temprano que tarde todas y todos contribuyamos a detener la violencia de género, aquella epidemia de la que todas y todos somos causantes y portadores.

Foto: Red chilena contra la violencia hacia las mujeres

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

21 COMENTARIOS

  1. Uta no sé, estoy con pena… Porque veo hombres que se sensibilizan con el tema, y otros que simplemente no. No me refiero unicamente a los machistas monotemáticos que nos tildan de feminazi ante cualquier grito de auxilio que demos, no, me refiero a los que simplemente no tienen opinión, que prefieren “no meterse”, “para qué?”… Esos que porque no tienen hijas, no se urgen, que creen que a la polola jamás le pasará algo así, que le pasa a otras minas, a las pololas de otros weones, a hijas de otros viejos, a mamás de otras personas. Son tibios, esos que no nos tildan de feminazis, pero tampoco se unen a nuestra causa, como que hacen vista gorda, u ojos ciegos, oídos sordos… No quieren involucrarse. Y me da pena, porque demás que hay hombres buenos que nos entienden y se unen a la causa, pero hay muchos otros que no, y esos son lo que al ver o saber de una violación, no harán nada, van a evadir, total, no es su mina, no es su hija, no es su mamá. Yo me pregunto, hay hombres que se unan a la causa? Yo creo firmemente que la lucha no la podemos librar solas. Creo que podríamos contar con aliados, porque de verdad que los necesitamos, pero dónde encontrarlos, si no quieren involucrarse, me pregunto dónde están los hombres buenos? Siento que estamos solas, vulnerables y que nuestros compañeros nos abandonaron. Perdonen lo doom de mi post.

    • Yo creo que lamentablemente la lucha la tenemos que dar solas. Pueden haber hombres que traten de entender, o que les de rabia cuando algo le pasa a su polola, pero nunca van a entender por completo nuestra situación. Y no es porque “no sean hombres buenos”, es porque son hombres. Es como esperar a que los empresarios solucionen el problema de la pobreza, eso no va a pasar, nunca jamás. las luchas tienen que darlas los afectados. los demás pueden apoyar, pero no darlas con nostras.

      • me mandé un comentario machista… “no “la tenemos que dar solas”, la tenemos que dar acompañadas por otras mujeres. ahí sí.

        • Exito en tu empresa de tratar de cambiar el patriarcado sin la cooperación de hombres.

          Lamentablemente, la única opción lógica que tienes para lograrlo es la eliminación, aniquilación o subyugación toral del género.

          Si no quieres llegar a ese extremo, debes necesariamente crear conciencia, abrir mentes, a esos mismos tipos. Y sin su cooperación va a estar muy difícil.

          En fin. Te apoyo cuando quieras y como quieras, pero por facor, empieza a pensar antes de escribir. Toma el ejemplo de la autora del post y de la chica que escribió el primer comentario.

        • me sorprendió caleta la agresividad de tu comentario… luego caché q eras un hombre. xD

          hasta te habría explicado si no fueras sido tan agresivo.

  2. Hay mujeres mala y hombres malos
    Yo estoy en contra de todo tipo de violencia, la de hombres a mujeres, de mujeres a hombres, la violencia fisica en pareja, la violencia psicologica, la venganza entre los ex a través del uso de los hijos, y la de papás o mamás que dicen que no pasa nada por darle unas cachetadas a los hijos.
    Si creen que las mujeres estan solas… piensen en la soledad de los niños maltratados por padres y madres, ellos si son realmente víctimas inocentes y nadie hace marchas ni protestas por ellos. Lo peor es que ese maltrato – a menos que se extremo – se naturaliza con el “no pasa nada por un par de cachetes” o el “a mi me pegaron cuando chico y no me traumé”

    • Tienes mucha razón. Así como tampoco protestaron cuando una lesbiana mató a su novia hace unos días… Es que se me olvidaba que si lo hace una mujer no cuenta…

  3. La verdad es que si vas manejando y la gente pega en su auto “no al aborto” ya se sabe que esta sociedad está en contra de la mujer, y eso lo hacen los varones y mujeres, porque hay muchas mujeres machistas que las maltratan muchísimo y se lo guardan porque está mal visto o por un buen pasar económico, y esas mujeres son madres y esos hijos se crian en ese ambiente tóxico que van a replicar de adultos. Ya lo dice George Carlin, la gente que está contra el aborto está contra la mujer, simple y sencillo. Esta sociedad hoy en día publica los casos porque las mujeres salen más a denunciar pero falta mucho todavía, y sí, hay muchos varones buenos, por supuesto! y se uniran a la causa, pero hay que seguir teniendo esto presente, no solo cuando sale una chica en las noticias que le quitan los ojos, casos de inicios de violencia, porque se da mucho, y también cuando pasa al revés, y mujeres violentan a varones, porque el feminismo es igualdad, eso para que sepan esos que dicen feminazis y esas pavadas.

      • Si, si quieres matarte puedes hacerlo, no nos importa, tranquila procede nomás. Y si, el derecho de la mujer en su cuerpo por sobre los pensamientos de externos que la condenan es violentar a una mujer, pero tal vez no entiendes…yo soy feminista pero tampoco hago magia para que todas las minas entiendan viste?

  4. Me angustia leer las noticias que ya son semanales de mujeres golpeadas, asesinadas, violadas. Es una locura.

    No sé cómo deberíamos empezar esta batalla. Leyes? Educando, reeducando a la sociedad? Salir a protestar..

    Algo hay que hacer porque basta de esta situación.

  5. Las dos noticias son muy fuertes, me duele el cuerpo y el alma cuando pienso en esa niñita violada por 20 hombres. Si hay algo que nos une a todas las mujeres, independiente de lo que crea cada una, si están o no a favor del aborto, es esa empatía y rabia contra la violencia que se nos ejerce a diario: psicológica y físicamente. La única fuerza que tenemos y que puede defendernos es unirse unas con otras y ser implacables frente a estos temas, defendernos cada vez que podamos, educar, concientizar, y sobre todo no hacernos daño entre nosotras, dejar de envidiarnos, juzgarnos o maltratarnos entre nosotras, y hacer fuerza común!

  6. Ay, ya me tienen harta con estas cosas, siempre dejando a los hombres como malos. Hace unos días en las noticias mostraron el caso de una mujer que mató a su pareja mujer, pero no vi a ninguna feminista diciendo “Niunamenos”…pareciera que solo es delito cuando lo hace un hombre… Me gustaba zancada, antes de que se convirtiera en un sitio feminista…

    • yo provengo de una larga estirpe de mujeres solas, nunca he necesitado un hombre en mi vida, no tengo papa, ni primos, ni tios… creci viendo que las mujeres de mi familia podian hacer de todo, mantenerse, autodeterminarse y para. mi eso es lo normal, lo natural, y asi y todo me parece una exageracion el discurso de hombre malo y el patriarcado y toda esa rabia… como dije antes, hAy hombres pero tambien muchas mujeres malas, y requete malas.

    • En qué momento el escrito habla de “hombres malos”?
      Acá el tema no es convertirnos en amazonas y dejar a los hombres en segundo plano. Acá el tema es que la cultura, la sociedad es machista… Y disminuye o trivializa estos actos de una violencia letal que afecta mayoritariamente a las mujeres.
      El tema es cambiar, dejar de ser participe, directa o indirectamente de ese machismo, porque en gran manera como me dijieron/ leí por ahí… Machismo se escribe con M de mamá (o era de mujer?)… Bueno se entiende

  7. Me gustaría decir que me sorprenden los últimos comentario, pero no es así. Soy quien escribió la nota, y fui extremadamente cuidadosa en cada palabra que utilicé, es lamentable que la única conclusión a la que se llegue sea la supuesta exposición de “hombre malo”, no logro dilucidar el momento en el que me referí a ellos de esa forma. Los hechos de abuso y violación que expuse son hechos reales, no fantasiosos, ni ficción de una mujer “llena de rabia”, esa que vendría siendo yo. Me parece una falta de respeto hablar de “exageración”, por favor, me parece que ya va siendo hora de ver más allá de la realidad propia.

    • A mi tampoco me sorprende la reacción de varias mujeres acá , incapaces de entender el trasfondo.
      Y así como hay hombres y mujeres malos; también hay hombres y mujeres estúpidas.

      La solución de esto va más allá de salir a marchar, de hacer carteles, de gritarle a la sociedad de que la violencia no es el camino. Esto requiere una solución a largo plazo, de criar hij@s que no sean unos maltratadores, abusivos. NO porque a la mujer no se le deba tratar así por ser mujer, sino porque es PERSONA.

      Estoy francamente aburrida del doble discurso femenino, por eso no avanzamos.

  8. Chicas tranquilas! las feministas están casadas, de novias , en pareja (de mismo o distinto sexo), aman como cualquier persona, no aclaren tanto el tema de hombres buenos y malos, que nos deja como excusando el tema, los mismos hombres de verdad son los primeros en querer diferenciarse de los tipos violentos y dañinos. El tema como sociedad nos concierne a todos, mujeres que crian machistas sobran en este país, es tiempo de tomar conciencia.

  9. Solo para aclarar un punto: por su puesto que hay personas “malas” en ambos géneros. El punto es que el hombre es físicamente más fuerte, por lo que ante una situación de violencia las mujeres tenemos menos posibilidades de defendernos. Eso es abuso de poder (en este caso físico).
    Misma situación en la violencia contra los niños, y peor aún porque ahí la asimetría no es solo física sino también psicologica.

Dejar una respuesta