¿Por qué quiero ser flaca?

1435

por Eleonora

Desde que tengo recuerdo que tengo ganas de ser flaca. Incluso cuando he estado muy flaca, esas ganas no me han dejado. Han vivido en mí cada vez que me pongo un pantalón y me queda un poquito más apretado que la vez anterior. Cada vez que me veo en una foto que no tomé yo. Cada vez que mi marido mete su mano bajo mi pijama para tocarme la guata. Cada vez que veo a una mujer más flaca que yo. Y es chistoso porque yo, según toda la gente a la que le he confesado estas ganas eternas, soy flaca. No lo siento así, pero aparentemente sí lo soy.

Me encantaría decir que mis ganas de ser flaca tienen que ver con la salud. Que quiero tener un cuerpo más fuerte, que me dure más. Pero no es verdad. Quiero ser flaca para que me quede mejor la ropa. Para no revisar las fotos que toman otros de mí y querer borrarlas. Para pasearme desnuda frente a mi marido sin dudas ni vergüenzas. Para ser envidiada por ser flaca. Suena terrible, lo sé. Pero hoy me siento terriblemente honesta, para bien o para mal.

¿Por qué quiero todas esas cosas? No tengo puta idea. ¿No debería quererme como soy y aceptarme tal cual? ¿No se supone que debería valorar mis talentos, mis ideas, por sobre el número en la pesa y el número en la etiqueta?

Sí, sí y sí. Pero no tengo idea cómo hacerlo. Sé exactamente qué es lo que tengo que hacer para ser más flaca. Comer mejor, ejercitarme más. Pero no sé absolutamente nada sobre cómo empezar a quererme así como soy. Para aceptar que amo comer y que odio limitarme. Que tuve dos hijos y que hay partes de mi cuerpo con las que ya no hay vuelta atrás. Puedo decirlo y puedo pensarlo: estoy bien así, me quiero así.

Pero luego voy y me pongo el pantalón apretado y me veo en la foto y él me toca la guata y ahí están las ganas. Malditas, inexplicables ganas de ser flaca. Trato entender por qué me importa. Por qué hablamos tanto de esto. Por qué hasta para las mujeres más bacanes e inteligentes que conozco el peso es un tema.

Quizás preguntándonos por qué nos demos cuenta de que no existe una respuesta real. Que no tiene ni un sentido valorar más la delgadez por sobre otras cualidades. Que la felicidad y el peso no (¿necesariamente?) tienen directa relación. Que se puede ser feliz y no ser flaca, que se puede ser sana y no ser flaca. Que si te aprieta el pantalón, te puedes poner una falda. Que es muy rico -más rico aún- que tu marido te toque la guata cuando dejas de preocuparte por tonteras.

57 COMENTARIOS

    • quizás no un trastorno como tal, pero hay que admitir que la obsesión por estar flaca es un tema preocupante, no porque casi todas las mujeres pensemos en eso va a significar que está bien vivir preocupada de no engordar :/ yo siento que perdí una década entera puro contando calorías, ¿y para qué? al final ser flaca no va a hacer tu vida mejor.

  1. Creo que te estás enfocando demasiado en el tema físico desde un punto estético que está llegando a ser medio enfermo, creo que eres mucho más que eso. Quizás podrías enfocarte en otras cosas, me imagino que debes tener buenas cualidades. Querer ser flaca cuando ya eres flaca creo que raya en un problema asi heavy.

    Yo cuando era adolescente era flaca, pesaba como 10-13 kilos menos pero me alimentaba bien, ahora veo las fotos de este tiempo y creo que no me veía bien, ni un brillo ser tan flaca, mejor preocupate de otra wea como cultivar algún hobbie.

  2. Ay la gente exagerada, no tienes un problema alimenticio, si tuvieras un problema alimenticio el tema no sería que quieres ser flaca sino que no estás comiendo o que estás vomitando para serlo.
    Yo cuando me he sentido más feliz ha sido cuando he estado haciendo harto ejercicio, simplemente porque podía comer tranquila y feliz, porque veía resultados y porque endorfinas, obvio.
    Ahora que estoy más gorda que nunca (por razones obvias) me paso el rollo de que nunca voy a volver a ser flaca y quiero puro tener la guagua para poder hacer ejercicios, y le tengo pavor a cómo voy a quedar. Pero también creo que sentirse así es de lo más normal, asi que filo.
    La cosa es que no creo que haya nada de malo con querer ser más flaca, mientras no nos volvamos locas en el intento.

  3. independiente de las razones, yo creo que a la mayoría le pasa lo mismo. a la flaca a la que todo el mundo le dice flaca, a la rellenita que vive a dieta, a la gorda que dice que ella es feliz así pero en verdad se muere de ganas de caber en un pantalón enano. en lo personal encuentro que no tiene nada del otro mundo y que tampoco estai enferma, si te quedas en las ganas y no traspasas esa línea donde ya hablamos de bulimia o anorexia, que obviamente sí son una enfermedad.
    cada una con sus deseos. a mí igual me gustaría ser más flaca de lo que soy, pero bueh, no voy a enloquecer tampoco.

  4. Encuentro muy valiente y certera tu columna.
    Creo que no hay que ser simplistas llamando automáticamente esto un problema mental /alimentario, y hay que reconocer que a todas nos pasa en algún punto. Pero tampoco podemos normalizar el problema a partir de estas premisas.
    No está bien que si ya estamos flacas o en nuestro peso, queramos seguir bajando. Hay que darse cuenta que, aunque a todas nos pasa, no está bien cuando comienza a ser un problema de salud, cuando sobreejercitamos o dejamos de comer los nutrientes necesarios para vivir bien.
    Quizás ahí lo mejor sea buscar ayuda. No me refiero tanto a a ayuda psicológica- aunque también es una parte importante del asunto- sino quizás irse a lo más simple y directo: buscar ayuda nutricional. Ir a un especialista en nutrición puede ayudar a poner las cosas en perspectiva (lo digo porque a mí me ayudó) y darnos cuenta de qué es lo que perdemos cuando buscamos perder kilos más allá de lo que es lógico para nuestros cuerpos. Lo importante es aprender a comer para mantener la salud, y eso a veces implica que no nos podemos permitir adelgazar mucho más.

  5. Esto nos pasa a todas. O a muchas, al menos. Que sabemos que NO somos gordas, pero que hay cosas de nuestros cuerpos que nos penan aunque la gente te diga “pero si eres flaca”, “pero si eres linda”. Y esto tampoco es falsa modestia, es porque vivimos en un mundo donde tenemos que cumplir estándares fijados por la moda y la publicidad, estándares que los cumplen las modelos que tienen 15 años (obvio que los cumplen, todavía las hormonas no hacen su trabajo), estándares que ni siquiera son reales porque las fotos, los videos, la vida, se retoca.

    Y lamentablemente creo que aunque te digan que estás flaca, que aunque a tu pololo/a no le importe si tienes o no un rollo, la huea está en la cabeza de uno y de ahí es bien difícil sacarla. Ojalá todas las que sentimos esto algún día nos miremos en el espejo y digamos “¿y tanto show hice por esto? pero si estoy súper bien”.
    Según lo que he escuchado, a mi mamá, a sus amigas, etc., eso viene con la edad 🙂

  6. Muy identificada con esto. Ser flaca fue un tema con las compañeras del colegio y ahora lo es con las de la universidad. Nose si todas las mujeres son así, pero con las que me he relacionado (incluyéndome) he visto esto de que ni en el momento en que están flacas pueden aceptarse y quererse tal cual.

    Creo que esta inseguridad de la mujer tiene un gran factor, que es la influencia de nuestras madres. Muchas veces he visto a mi mama que es un palo de flaca bajonearse porque se le nota el rollito del pantalón, o he escuchado amigas en las cuales su mamás les incentivan las dietas y no la alimentacion saludable, mamás que les dicen a hijas que están gordas.

    Siempre he pensado que si tengo una hija no quiero que mis influencias de inseguridad se traspasen a ellas y creo que todas deberiamos hacer lo mismo.

    Me gustaria saber otras opiniones 🙂

    • Encuentro medio enfermo andarle diciendo desde niñitas que están gordas, que le cultiven bueno hábitos alimenticios, que les fomenten el gusto por la actividad física, pero decirle a una niña que ni ha llegado a la pubertad que tiene que ponerse a dieta (cuando a veces ni si quiera tienen sobrepeso) es puro crearle complejos.

      • Si mides 1.60 usar talla 36 o 38 no tener las piernas pegadas a la altura del muslo,no tener rollos y que se te vean hermosas las clavícula sin parecer una anorexica tampoco. Tener brazos delicados,que bien de ven las mujeres mostrando un lindo brazo,si esta tonificado un poco aun mejor,los escotes halter se ven increible con brqzos asi.Que la cara no tenga doble pera y ojala se marque el hueso del pómulo un poco,se ven lindas las mujeres así, como que logran el efecto que algunas hacen con maquillaje
        Ojo que no no creo tener todas esas características pero es para mi lo que debe tener una mujer que se jacta de delgada.no anorexica porfa se ven horrorosas

        • eso ya es cosa de gusto, yo en lo personal estuve muy flaca un tiempo, y no me gustó ese look, porque me recuerda un momento muy feo en mi vida, ahora estoy haciendo más ejercicio, y aunque uso una talla S siento que tengo más forma y más fuerza, no me canso tanto y puedo cambiar el balón de gas sola xd

    • Igual yo creo que este post no habla de flacas vs gordas porque la autora ya es flaca, si no el no estar nunca conforme con tu peso y siempre querer ser más flaca. Nadie dice que las flacas no son lindas pero llega un momento en que ya es suficiente. Fuera de lugar tus comentarios

    • Es cierto el tema de los gustos y por eso hablo a titulo personal. Ademas la gente gorda se echa años encima. Cuando supe la edad de adele casi me desmaye!!

  7. Es super cierto que muchas sino todas las mujeres en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido, no derechamente nos sentimos así la mayoría del tiempo.
    Por una parte, creo que la respuesta está en la cosificación del cuerpo femenino, es un mensaje que nos llega cuando escuchamos una canción hasta cuando compramos desodorante.
    Por otro, creo que también es una reacción de nuestro cerebro a no estar saludables, les parece? Yo me siento mal cuando dejo de ejercitarme. Soy delgada, no flaca, entonces cuando dejo de ejercitarme me pongo mas fofa y eso me molesta ene. Pero también vivimos en una cultura donde las mujeres hacemos re poco deporte, o ejericio cualquiera. La repuesta sentirse bien es hacer dieta, casi siempre, y no hacer ejercicio. Creo que esto ha ido cambiando por que el fitness ahora es más cool, lo cual encuentro la raja porque nos beneficia a todas.
    Y si, es una mala onda constante sentirnos así, a pesar de no tener ningún tipo de trastorno de la alimentación, está ahí, comemos igual, con culpa, nos vestimos con ropa apretada y nos la cambiamos pq se nos sale un rollo que no es ni rollo.
    Una lata, hay miles de respuestas a tu pregunta creo yo, y depende de las vivencias de cada una en torno a su propio cuerpo. Sus in/seguridades, la importancia que le damos a la opinión y/o validación del resto. Y ninguna está mal, todas son válidas.
    Por mi parte, trato de ejercitarme, hacer harto cardio me baja la panza al toque. Y el cuerpo cambia, se pone mas lindo, la cabeza mas feliz, y estamos -sobretodo- mas sanas. A moverse, a moverse! Hay ene App gratis como la de Nike Training Club, es la media App… y gratis!

    • viva el fitness!! creo que yo nunca había sido tan feliz con mi cuerpo, incluso cuando estaba más flaca, no estaba contenta y vivía igual pensando en el rollito microscopico, ese que sólo uno puede identificar. Ahora que me ejercito me siento más segura, más fuerte, las endorfinas son lo mejor <3

  8. Creo que hay que cambiar el foco en la vida… Como en la psicología positivista de Martin Seligman (ver en TED) donde uno entrena el pensamiento para que sea positivo. Tal cual dice es un músculo que uno puede ejercitar. Si uno se queda pegado en el físico y lo malo de tu vida, estás perdiendo la oportunidad de trascender en otras capacidades tuyas mucho más importantes que si tu cuerpo está en el tono ideal.
    Cuando empiezas a valorar otras cosas y te rodeas de gente que valora otras cosas y no hablas tanto de eso, te empiezas a aceptar y te vuelves feliz porque te liberas de esa carga que nos ha impuesto la publicidad sobre el estereotipo de belleza. En mi experiencia fue así, aunque obviamente el tema sigue presente, pero ya no tiene tanta importancia. Lo dejo existir sin enjuiciarlo y ni enjuiciarme, cambio la energía hacia otro lado. Hay tantas cosas en nuestra vida que importan muchísimo más… entonces estás en la playa con tu rollo (saludable) y hablas de temas mucho más entretenidos y trascendentales que la flaca (a veces tonta) y, créeme, que te vuelves tantísimo más atractiva 😉

  9. Me pasa muy parecido. En general considero y mis amigos también me califican de flaca, cuestión que me puede hacer sentir bien y todo bacán hasta que me subo a la pesa. Si ésta me dice que peso más que la última vez, créeme que puedo destinar una parte entera de mi cerebro a analizar mi postura, cómo me sobra la guata y cómo cada una de las cosas que como está contribuyendo a eso, a pesar de sentirme flaca, la pesa tiene ese efecto castigador que no me deja comer tranquila. Obvio que sigo comiendo porque lo encuentro maravilloso, pero me da rabia que un sistema económico influya TANTO en mi cabeza que me haga sentir menos persona o más fea solo porque no peso no sé, 50 kilos. Me da rabia eterna la frustración que tengo con mi cuerpo, a pesar de ser de tallas bajas (onda 38 y S) siempre tengo el secreto deseo de ser 36 y que nada me apriete 🙁

  10. ahhh creo que eso lo pensamos todas, o por lo menos la mayoría, el eterno inconformismo de la mujer, en fin sólo te atreviste a decir lo que todas pensamos y no lo decimos por ser políticamente incorrecto y nos tilden de locas y superficiales, bkn la que no se sienta así bien por ella, pero son las menos…

  11. pienso que lo que escribes es algo común que nos pasa a todas, pero me gustaría mucho que no fuera así. yo nunca me he sentido flaca, he estado más delgada y he estado mucho más gorda, pero me pasa igual que a ti, veo mis fotos y me carga, no me gusta verme y las evito en general, todo esto a pesar de lo que dice mi pareja por ejemplo, que siempre me dice que no estoy gorda, que soy linda, que tengo que fijarme en todo lo bueno que tengo… pero es difícil, soy del tipo cuerpo más curvilíneo que delgado, tengo harta pechuga y poto, soy de piernas anchas, no tengo guata y tengo una cintura pequeña pero creo que me cuesta concentrarme en eso y veo todo lo que no me gusta. me costo años y recién ahora estoy cambiando un poco la percepción que tengo de qué es exactamente un cuerpo bonito a mis ojos y me pregunto siempre ¿por qué me deje influenciar?.

    entiendo tanto lo que escribes y si bien a veces me he sentido cercana a los trastornos, no creo que sea tu caso ni el mío, creo que vivimos en una sociedad en la que se venera el cuerpo perfecto por sobre cualquier cualidad y lo interiorizamos a tal nivel que ahora es parte de nosotras, pero creo que es algo que se puede cambiar. en mi caso, me concentro en lo que tengo, en la gratitud simple de pensar que tengo buenas mis piernas por gorditas que estén, que tengo celulitis pero me quedan bien los jeans ajustados, en todas las cosas que doy por sentado de mi cuerpo…pero te entiendo mucho, mi pololo me trata de hacer cariño en la guata y yo instintivamente me corro o me corría, creo que recién este año (que coincide con haber empezado una vida más activa y consciente de mi) deje de preocuparme tanto pero el bichito de estar pegada con el tema, sigue guardado por algún lugar de mi cabeza.

  12. La verdad es que muchas mujeres que tomaron esa decisión lamentablemente les fue mejor en sus carreras por eso nos gusta, solo vean la película Batman con Val Kilmer, Nicole Kidman tiene un trasero grande, y Halle Berry también era caderona y al bajar de peso la contrataron mucho más, es triste pero queda mejor en cinematografía y en estética. La bella Audrey Hepburn fue lo que fue con sus brazos delgadísimos de princesa y su cuello alto, y por eso ser delgada es algo que se añora, ojo que no es solo para las mujeres, los hombres también, que aquí en Chile se normalice la guata cervecera no significa que las mujeres no quieran un delgado, no hablo de six pack ni nada, solo estar en tu peso y firme. Debo admitir que amo a Alexa Chung y sus vestiditos de abuelita y como le quedan y detesto a Kim Kardashian y su trasero gigante y taconazos.

  13. Yo creo que la respuesta es super simple: es todo lo que consumimos, desde las series y películas que vemos hasta a quienes admiramos. Crecemos con ese constructo social de valoración hacia ser flaca, porque todas las personas que vemos en televisión lo son en su mayoría. Y desde niñas que esa es la imagen que hemos tenido sobre cómo deberíamos ser.
    Valorar a alguien por sólo ser linda y flaca también es un error, pero varias veces te he visto hacerlo en twitter, entonces creo que razones hay/tienes. Sólo que es importante verlo y reconocerlo y si quieres hacer un cambio real, deja de visualizar a la gente que admiras sólo por lo que ves.

    • varias veces, por twitter, he valorado a alguien sólo por flaca y linda?
      como por ejemplo a una celebridad? será porque lo único que vemos de una celebridad es su apariencia y no conocemos el resto de sus cualidades como para valorarlas? no sé, creo que nunca (en la vida real que es donde las cosas importan y no en twitter) he valorado a alguien sólo por ser flaca y linda.

      creo que lo que uno twittea no es parámetro para nada
      mi más grande ídola es jessica hische, por ser una tipógrafa seca. y no tiene nada que ver con su apariencia.

  14. Creo que nos fuimos en la profunda. Quieres ser flaca asi como alguien quiere ser millonaria, alguien quiere tener mejor voz, ser mas alta, tener una pareja con mejor cuerpo, viajar por todo el mundo…

    y eso es porque estamos rodeados de imagenes y conceptos que dicen que eso es felicidad, cuando muestran la foto de mujeres jovenes felices es viajando por el mundo, cuando muestran a alguien amada es flaca, el hombre que mas lucha por el amor de otra es mas encachao que la mierdi, tener plata ilimitada ahorra problemas…. somos una generacion victima de la publicidad.

    Y eso no es malo, lo malo es quedarse donde estas o hacer pelotudeces para conseguir lo anhelado… entiendase pelotudez como no se, convertirte en anorexica o vender drogas (para ser millonaria)…

    es tan dificil valorar al 100% lo que tienes pero como una vez le dije a un amigo “locooo, sería feliz siendo millonaria y teniendo el cuerpo perfecto pero asi como anhelo anhelo anhelo de mi vida, quiero ser mamá, no digo que no pueda ser todo eso pero no me desviviré amasando una fortuna cuando prefiero estar dando pechuga a mi bebe”

    si quiero ser flaca y ponerme un bikini blanco y dejar la cagá en las playas cuando pase, pero claramente mi yo verdadero quiere otras cosas y trabaja por eso.

  15. Súper identificada (sobre todo con el pantalón y la mano de tu marido en la guata).
    Y es brígido, porque soy una mina que cree profundamente en la equidad de género, en la necesidad de dejar de lado estereotipos, en aceptarse tal cual somos. Admiro y celebro las fotos de minas con cuerpos “normales” que deambulan en las redes sociales. Aquellas que se aceptan y lo promueven. Cuestionaré a alguien cercana que siendo flaca, quiera serlo aún más, y le diré honestamente que está muy bien como está.
    Pero igual que tú, aún sabiendo que el cuerpo no lo es todo, aún con lo mencionado, quiero ser flaca. Y al igual que algunas chiquillas de arriba, puede que no haga algún cambio profundo y siga disfrutando algunas cosas ricas de la vida, porque gorda tampoco soy. Estoy sana.
    Cómo se explica? Supongo porque desde pequeñas ese ha sido nuestro modelo. Porque aunque admira a las rellenitas o gorditas que se muestran públicamente en bikini y no están ni ahí, admiro (y también envidio xD) a la flaca que se ve regia, a la amiga que logró bajar de peso, a la con el abdomen tonificado y las piernas apretaditas.
    Porque eso es lo que vende y lo que nos vende. Y no es de justificarse en la sociedad, pero es innegable la presión implícita o explícita que eso ejerce sobre las mujeres. Las modelos de ropa, las imágenes en las redes sociales, la ropa que a veces es más chica de lo normal. Y sí, es brígido, quiero ser flaca.
    Sólo espero que cuando tenga una hija o un hijo, pueda educarla sin estas trabas. Que sea linda, libre, feliz, inteligente. Sana, pero sin sentirse cautiva por su cuerpo.

  16. Me identificó este tema porque tuve esa misma sensación muchos años, ser falca y no estar conforme con mi cuerpo. Nunca he tenido problemas de mal nutrición, es más, como más que una persona de contextura gruesa, pero la mayoría de la gente encuentra que soy demasiado delgada y eso ha hecho que el cuerpo sea tema constante para mí. De chica siempre me topaba con alguien que decía lo flaquita que estaba, y como era insegura, pensaba que era frustrante ser flaca, pero ni de cerca una flaca estupenda como las que se suelen admirar. Si no estamos convencidas de estar bien, es altamente probable que las críticas que suelen hacerse a diario calen hondo. Al crecer me di cuenta que la mayoría de los comentarios por el peso venían de mujeres con problemas de autoestima o sobrepeso, pero en ese entonces sólo veía que algo malo llamaba la atención. En mi casa, para remate, eran demasiado exigentes, entonces era raro que sintiera que hacía algo realmente bien y de paso me hiciera sentir satisfecha.

    Ya viejota, luego de darles vueltas a mis trancas mi autoimagen mejoró bastante, pero igual faltaba algo. De casualidad un día empecé a hacer deporte y mi cuerpo empezó a cambiar, igual de flaco, pero capaz de muchas más cosas y más bonito, ese fue el pie para asumir que en el fondo no era sólo el peso mi problema. No era tan simple como que quisiera que se marcaran los músculos, que recién me importó cuando llevaba harto tiempo disfrutando mi nuevo pasatiempo. Implicaba dejar de ser zombie de escritorio, dejar de ser pura cabeza y participar más de mi propia vida, eso implicaba tener una alimentación más saludable, aprender a cocinar más cosas, y sobre todo, tener más libertad. Saber que puedo más de lo que imagino, que reacciono de distinta manera a ciertos alimentos y horarios, y que de adulto se puedo seguir jugando. Ya han pasado varios años y cada vez le veo más cosas positivas.
    Quizás para otras lo que hace falta en la vida puede ser distinto, pero hay que buscar. Hay modelos que el canon exige y alteran negativamente nuestra imagen, pero creo que el asunto hoy por hoy va más allá de aceptarse. Bacán haberme aceptado antes de descubrir este mundo de posibilidades, pero que lata pensar si me hubiera quedado solamente con eso.

  17. una vez leí un chiste o meme o no se qué que decía: todos creen que el sueño de las mujeres es encontrar el príncipe azul pero mentira! el sueño de toda mujer es comer y no engordar!
    Me pasa un poco lo mismo que Eleonora, aunque , también con dos hijos a cuestas y llegando a los 40 ya acepté el cuerpo que hoy tengo…los 10 kilos más de mi época 20añera. Pero igual soy inmensamente feliz cuando bajo aunque sea medio kilo, cuando siento un poco más suelta la ropa o cuando alguien me dice: oye estás más flaca?….y sufro cuando al contrario subo medio kilo, me apreta el pantalón o me encuentro con fotos de hace 10 años y me doy cuenta que era muucho más flaca antes.
    qué mierda igual esta sensación, porque yo amo la comida y encuentro que es uno de los placeres más ricos….por qué nos hicieron esto? darnos un placer que nos hace engordar!!

  18. Como muchas siempre quise ser flaca, y sin importar mi peso nunca pensé que lo era.
    Pero que estupidez mas grande, hoy venia por la calle y vi una modelo, de esas como todas queremos ser de flacas, de las que “todo les queda bien” y ya no quise serlo mas, pase luego por un edificio con espejos y me di cuenta de lo hermoso de verdad que se ve mi cuerpo con 64 Kg y 1.6 de estatura. Tema a parte es lo que se suelta con los embarazos, por lo que mi objetivo ahora es solo tonificar lo que tengo, porque pucha que se ve lindo.

  19. Flaca engañosa, así me llamó una ginecóloga -a la que no volví a ver- cuando me palpó el vientre. Lo peor es que tenía razón! Soy flaca, pero tengo la guata media fofa y sé que puedo mejorarlo con ejercicios ya que me alimento sano y cambié mis hábitos sin sufrir, los findes igual disfruto de cosas ricas, PERO me da una paja enorme hacer abdominales y máquinas para estar apretadita, me quejo de mi cuerpo y también me siento insegura si me agarran la guata o pasearme pilucha. Yo creo q es normal sentir esa guea permanente de la flacura, aunque igual hay un grado de obsesión aceptable.

  20. Me llegó a fondo este post.
    En mi adolescencia siempre fui delgada, aunque comía como si me tuviesen amarrada. Nunca tomé en cuenta todos los consejos de mi cercanos que decían que me cuide y que no coma tanto…hasta que mi metabolismo comenzó a decaer y hoy en día estoy bordeando la obesidad. La situación me tiene tremendamente triste; no me entra mi ropa, detesto verme en fotografías, me incomoda que mi pololo me ande toqueteando y las ganas de ponerme bonita ya ni están porque el asunto del peso me tiene mal, y claro, completamente consciente que es un problema mío y de mis pésimos hábitos alimenticios.
    Soy una convencida que si fuese delgada, de verdad que sería mucho más feliz, porque pucha que ayuda en gran parte a sentirse mejor y la autoestima.

  21. Qué pena ver la naturalización de la poca aceptación de una misma. No es sano, aunque la propaganda diga que “la mayoría quiere ser flaca”. Yo soy flaca y caderona, así que no puedo usar enteritos porque tengo dos tallas distintas, uso pantalones de colombiana porque tienen poto y muslos, los normales no me quedan bien, y las poleras y chaquetas “de mi edad” me quedan grandes… Y? Es mi fenotipo, corta. No puedo usar todo lo que me gusta, pero puedo arreglarme para verme bien, y claramente tengo más herencia afro que europea, no puedo renegar de mis raíces. Y eso está bien. Anhelar ser algo demasiado diferente NO ES SANO NI NATURAL.

    Quiérete, incluso en estos “detalles” (ni tan chicos, te tienes que vestir y ver todos los días).

  22. Comparto y sufro lo que cuentas, y como la amiga de arriba dice a si nomas, <> Si fuera asi de facil hace rato que tendria algun tipo de anorexia, Pero si , estoy a dieta desde que tenia 7 años. y es una puta mierda con la que te crian y que vas a tener que llevar toda la vida, porque si yo me como un pastel para mi genetica vale por 3, y no bajo aunque me recague de hambre.
    Y que pasa, que hoy ser flaca es estatus, es una posicioon social, eres mas respetada, mas valorada porque eres flaca. En Chile no puedes ser de la high society si no eres flaca, hoy ser gorda es ser pobre es se guachaca , no pertenesco a ninguna de las dos, pero pareciera que en inconciente de uno (y de la sociedad) todos los logros intelectuales valieran mas si ademas eres flaca.

  23. Creo que todas nos identificamos en algún grado, sólo puedo deducir que nuestra sociedad nos ha lavado el cerebro por generaciones para anhelar la perfección, el problemas es que la perfección no existe.

  24. en lo personal porque no hay nada menos elegante que tener guata… ojo que soy guatona y por eso lo digo, no estoy gorda, pero los 2 o 3 kilos demas los tengo todos todos en el abdomen… me pongo un cinturon y parezco arrollado… de verdad no me importadría pesar 10 kilos mas pero tenerlos bien repartidos… pero la guata… es lo mas feo que puede haber… y como estoy mas guatona que hace un par de años la ropa no me cierra… entonces quiero estar flaca porque no quiero gastar plata en ropa nueva y además porque es la unca forma de no tener guata… lo malo que como estoy mal configurada cuando logro no tener guata hace como 4 kilos que ya no tengo trasero, ni piernas … me haria feliz una liposucción de panza…. (ahh.. por si alguien me quiere sugerir deporte, estoy yengo 4 veces a las semana al gimnasio desde Octubre del año pasado y si, tengo brazos y pierneas mas fuertes, incluso musculos abdominales tonificados pero ocultos de una gruesa capa de grasa de foca…. =(

  25. Aquí estamos frente a un problema cultural que trasciende los problemas personales. Una cultura que valora la juventud adolescente y la delgadez extrema se enraíza en nuestras psiquis y ejerce presión constante sobre nuestros pensamientos e ideas. Liberarse es una gran tarea. En mis años mozos, al cumplir 20 era bien rellenita y sufrí ene. Ahora más cerca de los 40 soy re flaca y por temas de una enfermedad que tuve me cuesta ganar peso. Tampoco me agrada, me viven diciendo cosas, y eso que no soy raquítica. La cultura es un peso atroz sobre las mujeres y marca nuestras obsesiones. A trabajarse el mate!

  26. Que valiente tu post! A mi a veces me pasa lo mismo. Es super triste, porque siempre he pensado que debo bajar de peso, y a veces veo fotos antiguas y estaba super flaca y aun así, en esa época quería bajar de pesos y me encontraba rellenita.- Mal.

    Ahora que tengo 30 y tanto, estoy más conforme con mi cuerpo, pero igual me persigue el fantasma del peso.

    Yo creo que es la sociedad que nos cagó la mente.

  27. Sabi por qué tú, yo y todas queremos ser más flacas? PARA SENTIRNOS SUPERIORES, tal cual. Se sabe que ser flaca es esteticamente más bonito y además más valorado, porque ser flaca no es tarea fácil para las que no tienen la genética.

    Puede sonar horrible lo que acabo de escribir pero lo he pensado bastante y esa es la respuesta. Yo soy talla 38 de pantalón y me gustaría ser más flaca. Culpa del instagram y el internet por querer ser casi un palo? sí.

  28. Es la sociedad la que nos tiene así, con la mente distorsionada de lo que realmente si importa, como dices tu, las cualidades y los talentos que cada uno posee y los cuales nos hacen especial.

    El mundo está así y continuará así, está impuesto en cada cosa que hacemos, cánones que seguir, reglas y ahora depende de cada una de nosotras cambiarlos.

    Necesitamos una vida más sencilla y enfocarnos en lo que importa, eso depende de todos.

  29. Me pasa ídem, y aunque soy aparentemente flaca, de esas a las que le dicen con voz amable, pero odiosa a la vez “uy pero si quedaste regia después de tener tu guaguita”… en el fondo de mi corazón sigo pensando cómo se verían en mi 5 kilos menos. La verdad es que no hago el intento de comer menos, sé que podría hacerlo, pero me da flojera, el problema radica en otros temas, uno, tengo una estructura mental más bien obsesiva me quedo fija en algunas ideas y difícilmente puedo flexibilizar las creencias sobre mi, dos, el físico es un bien deseable socialmente (ser flaco = éxito), tercero, el ser flaca flaca te da una apariencia más infantil /juvenil, cosa bien ligada al no aceptarse con las proporciones propias del cuerpo femenino y no aceptarnos como mujeres, aceptar crecer, en un extremo de aquello tienes a las anorexicas y su relación con sus madres, las cuales son generalmente muy dependientes e infantilizadas.. Y así mil respuestas más…

  30. Yo creo que desean un ideal pero no saben lo que es vivir ese ideal. Yo siempre he sido mega flaca de las que comen cualquier cosa y no pueden engordar. Tengo 30 peso 45 y mido 1,62. Lo mismo desde los 15 años. Pero así como a las más rellenitas les molesta su cuerpo, el de la flaca también tiene cosas feas. Mis piernas sin forma, parecen palillos y eso que me encanta usar faldas pero no siempre el resultado es bonito, encontrar unas botas que no salgan sobrando es un parto. No hay tallas para mí en las grandes tiendas (la talla S habitual es un M o L para mí), toda la ropa tiene que pasar por la modista para que me quede o usar doble pantalón o un buzo grueso bajo los pantalones, cero gracia en los escotes por la poca pechuga, hasta los sostenes 32 B me quedan sueltos… mis brazos parecen de niñita desnutrida y todo el mundo cree que no como! (a todo esto soy nutricionista y me alimento muy sano y eso incluye desordenarse de vez en cuando, así me criaron y todos en la familia son delgados) A veces bajo de peso sin motivos conocidos (hasta 43 kilos) y solo puedo subir 2 kilos a punta de Ensure. En fin, lo importante es que hay salud, soy sana (de hecho lo único que tengo es hipotiroidismo y ni con esa excusa he subido).
    Y no se crean las mujeres que los hombres se van a fijar más en ellas por flacas, nope, ellos prefieren las curvilíneas, todas las flacas y más flacas que yo que conozco sufren en el amor porque los hombres no les hacen caso. Es una tontera vestirse y querer bajar de peso para otras mujeres, una tiene que estar bien consigo misma (yo que le voy a hacer, ya me acostumbré) y para su marido y listo, que las mujeres siempre vamos a tener algo que envidiarle a otra.

  31. Tú quieres adelgazar y yo lo único que quiero es poder engordar, subir un par de kilitos y verme “normal” y no enferma…

  32. No me importa mucho el estar o no estar flaca. Los kilos dan lo mismo, lo importante es cómo están distribuídos y tener una buena postura.

  33. Es lamentable y digno de estos tiempos egocentricos y personalista , si a esta flaca le damos cosas mas importantes que hacer ,que estar precupandoce de si misma , seria una persona Normal feliz y realizada
    una gordita o gordito , chico o grande , con la mente y cuerpo Feliz y Relizado.

  34. Me siento muy identificada, siempre se me inculcó la flacura en mi familia, mis mejores amigas eran flacas y competía con ellas, y probablemente tendría anorexia si tuviera la fuerza de voluntad para restringirme, pero no la tengo, así que me dedico a lamentarme y mirarme los rollos con disgusto… (Mido 158 y peso 52)

  35. >Clairon Pourtant c’est bien beau, clore. Elle clôt les paupières.Oui, j’aime bien moi aussi et puisElle clôt la conversation. Ce qui serait une fin de non-recevoir.Je verrais bien le geste accompagant les mots ; un éventail sèchement refermé lui-même. Congédié, l&ea;uoqestrsngrr.

Dejar una respuesta