¿Cómo enfrentar el temido “Te llamaremos”?

268

telefono
por NicOnut*

He tenido varias entrevistas de trabajo y la verdad es que en cada una me ha ido peor que en la anterior. Igual me lo tomaba con mojitos y se me pasaba.

La espera de la respuesta de si quedaste o no en el trabajo que tanto deseabas (ese por el que le rezaste a todos los santos, prendiste velas del color del día y hasta sintonizaste a Pedrito Engel para que te fuera magnífico), termina un par de semanas después cuando llega ESE mensaje a tu buzón de correo: “Srta. X, Junto con saludar nos comunicamos ya que en esta oportunidad no ha sido seleccionada para el cargo de Y, sin embargo la consideraremos en otra postulación. Saludos Cordiales”. (Respiro).

¿Alguien me puede decir qué re diablos significa “considerar en otra postulación”? Se lo he preguntado a mis amigas psicólogas y me dicen que sólo lo hacen por cordialidad, pero desde su perspectiva opinan que ese mensaje no tiene un mínimo de consideración. Porque tal vez una se tome con relajo este rechazo, pero también puede ser que quedes destrozada, o que esta sea la enésima entrevista en la que te fue mal, por lo que la idea de “la próxima postulación” se irá directo al basurero.

Lamentablemente tendremos que condicionarnos a los rechazos (como perrito de Pavlov) y asumir que tal vez esa oportunidad que tanto deseaste no era para ti, y que, como dicen, es mejor esperar, que siempre vienen mejores cosas, etc.

Yo, como comentaba, suelo tomarme con calma estos rechazos, pero la última vez no fue así. Pasé semanas llorando, todavía trato de evitar el tema por salud mental. Entonces, la pregunta del millón ¿Cómo enfrentar ese rechazo?

Foto: Fernando Clavijo vía Flickr con licencia Creative Commons

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

2 COMENTARIOS

  1. Yo me hago la idea que si no me llaman como un si en una semana la cosa ya se murió entonces cuando llega el “gracias, te llamamos”… que suele ser bien bien a destiempo, ya lo tengo asumido… y eso en el mejor de los casos porque la mayoría ni se molesta en avisarte algo. Napo, te entiendo… he estado en esa situación y es bien penca…

  2. La verdad, es que lo mejor y más sano es bajar las expectativas y no pensar nada, de todas maneras no importa cuantas historias nos montemos en la cabeza sobre si quedaremos o no, si lo que vale es la respuesta definitiva del seleccionador. Ahora, casi nunca te responden si no quedaste, así que podrías estar eternamente comiéndote las uñas esperando.

    Yo creo que esto no es tema, porque es como “De qué manera afrontar el temido ‘tenemos que hablar’. Más importante es cómo enfrentar los rechazos y trabajar en pro de una mejor presentación, etc.

Dejar una respuesta