Bill Cunningham murió a los 87 años

339

BillCunn
por @patyleiva

A sus 87 años, Bill Cunningham, ha dejado este mundo. Su muerte fue confirmada hoy, el día que quedará marcado con una gran pérdida no sólo en el mundo de la moda sino en el arte de la fotografía y la estética de nuestra era.

Durante 40 años trabajó en el New York Times, registrando el mundo de la moda real, del pulso de la calle, lo que le parecía interesante desde su bicicleta, con su chaqueta azul y su inseparable cámara. En este link pueden ver la entrañable nota que el diario le dedicó.

Para nuestra suerte, el director Richard Press siguió la carrera de Bill Cunningham y el año 2010 publicó el hermoso documental Bill Cunningham New York, donde deja patente la sencillez, profesionalismo y encanto de este caballero que vivió de manera sencilla en todo sentido. “Algún día me van a echar de ahí”, respondió cuando le preguntaban sí seguía viviendo en el pequeño estudio dentro del Carnegie Hall, “será eso o saldré en un ataúd” dijo riendo.

Su sofisticada visión –que marcó la pauta de moda en Nueva York, es decir, en el mundo– contrasta con las escenas en que lo vemos almorzar un sandwich de salchicha con huevo a 3 dólares en un deli de la ciudad. Nos queda más que claro que su amor por el trabajo fue totalmente sincero, no buscaba status, él fue respetado por sí mismo, la clase estaba en su escencia, todos los conocían pero él hacía la fila, no esperaba un trato especial y no dejaba nunca de sacar fotos, ni siquiera cuando él era el homenajeado. Cero pose, cien por ciento amor por lo que hizo hasta el final.

Cuando recibió la orden de oficial de las artes y letras en París dijo que no le interesaban las celebridades con sus vestidos gratis, le interesaba la ropa, no el espectáculo. Después terminó su agradecimiento en público con la preciosa frase “el que busque la belleza, la encontrará” (he who seeks beauty will find it ).

Hablar de su trabajo es de las poquísimas veces en que podemos usar la palabra “tendencia” con propiedad, porque eso es lo que registraba, lo que veía en las calles de esta gran capital de la moda (en la que la gente anda a pie). Sus páginas en el NYT están armadas con un contenido editorial sustancioso, preciso, elegante y atrevido a la vez, dignas de ser enmarcadas como el registro histórico que finalmente son.
billC1
Descansa en paz, dulce Bill Cunningham. Gracias por todas esas imágenes y la inspiración; por la invitación que, con tu ejemplo, hiciste a todos los que quieren hacer lo que aman, y por recordarnos el valor de la sencillez.

En su sección del New York Times se pueden mirar los videos que muestran sus fotos analizando temporadas y eventos en Nueva York comentadas por él mismo, lo que es una exquisitez:

Dejar una respuesta