X-Men Apocalypse: el dream team de la mutación

704

xmenapocalypseimax
por @carodu

Soy seguidora de los X- Men. Son los únicos superhéroes que han logrado engancharme de verdad y he visto todas las películas.

Cuando se estrenó la nueva saga, con X Men: First Class, no lo podía creer. Ver a unos jóvenes Magneto y Charles Xavier, interpretados por Michael Fassbender y James Mc Avoy respectivamente, fue como un sueño hecho realidad. Ahí supimos de su infancia, de sus motivaciones y de por qué tomaron caminos opuestos. Después vino X – Men: Days of Future Past, donde los vimos trabajar unidos en los 70s, y formar un team de belleza con Wolverine (Hugh Jackman) para cambiar el rumbo de la humanidad. En esa película además aparecen los Magneto y Professor X “maduritos”, interpretados por Ian MacKellen y Patrick Stewart. Qué gran reparto.

El jueves 19 de mayo se estrenó X- Men: Apocalypse, la tercera parte de la saga. Ese día la fui a ver junto a mi amiga Claudita, con emoción en el corazón y cabritas en la mano. En esta película, el mutante más malo de todos, el más poderoso, reaparece entre los escombros, después de haber sido enterrado hace miles de años en Egipto. Y no quiere darle una lección a los humanos, ni hacer un team mejor que los X- Men. No. Quiere provocar el fin del mundo. Quizás por eso se llama Apocalypse. ¿Cómo lo va a hacer Professor X para evitar que quede la escoba, esta vez enfrentándose a un nuevo y mega poderoso enemigo? De eso se trata esta película. Y mi diagnóstico es claro: me encantó. Fue exactamente lo que esperaba. Muchas son las razones, y aquí van las principales:

Michael Fassbender y James Mc Avoy: si están esos dos, todo estará bien, pero no solo por su innegable atractivo, sino porque esta es la tercera película donde vemos su historia de amistad, de conflictos, de luces y de sombras. Ya hay un cariño instalado hacia estos personajes, y me importa saber qué pasa con ellos y qué le van a hacer al mundo, esta vez instalados en la década de los ´80.

Igual creo que es importante detenerse en la belleza de ambos. En esta película vemos a un mino Fassbender mostrando una dimensión humana y estrenando un look industrial/granjero que le sienta muy bien. Pero mi favorito es Mc Avoy. En esta película está en su mejor momento, su pelo está súper manejable y me dan ganas de que me mire y me lea la mente para siempre. Además amo su personaje, el profe X es el mejor y su filosofía debiera ser lectura obligatoria en los colegios.

Quicksilver: Este personaje aparece en X–Men: Days of Future Past, donde tiene una breve pero fascinante intervención. En X- Men: Apocalypse es mucho más protagonista, despliega nuevamente su encanto y talento y tiene las secuencias más entretenidas y taquillas de la película. Él es un bacán, increíblemente rápido, ondero y en su humor negro se logra apreciar un buen corazón. Este personaje se instaló como mi segundo preferido. Decidí que voy a ir de él en una próxima fiesta de disfraces.

Mini Storm, Mini Jean y Mini Scott: En esta película vemos cómo se conocen estos tres X–Men clásicos, que más adelante se transformarán en los regalones de Charles Xavier junto con Wolverine. Vemos cómo Scott y Jean empiezan su ponceo, cómo Storm se integra a los X-Men y cómo los tres aprenden a desplegar su poder mutante. Fue muy bonito conocer el origen de estos personajes tan importantes.

Wolverine: Tiene un pequeño cameo en esta película.Es una aparición breve pero fundamental. Gracias Logan.

Mutantes unidos: Esta película está llena de personajes bacanes, que hemos ido conociendo a través de todas las X–Men. Y es casi emocionante ver a varios de ellos trabajando juntos para salvar a la humanidad. Es como un dream team de súper poderes. Mutantes unidos jamás serán extinguidos.

Si tuviera que decir algo no tan positivo de la película… mmm… quizás es que el comienzo no es lo ágil que me hubiera gustado. Se demoran un poco en contar en qué están las vidas de todos y cómo llegan a juntarse y empezar a pelear. Pero en verdad esa espera y ese ritmo un poco más lento vale la pena, es como tomar vuelito para todo lo que viene.

Lo otro que debo apuntar es que considero que esta es una película ideal para quienes han visto las otras de la saga. Creo que si es la primera X–Men que alguien ve, probablemente no le va a gustar tanto. Suma mucho conocer los personajes y sus historias. Recomiendo ver las dos anteriores antes de ver esta.

Tengo fe en que se venga una cuarta parte, aunque escuché que Jennifer Lawrence estaba media indecisa. Ya poh J. Law, qué te cuesta. Mientras tanto voy a ir al Portal Lyon a inaugurar un nuevo hobbie: comprar cómics. De los X–Men, claro está.

1 COMENTARIO

  1. Me gustó la columna! Es como estilo Hermes el Sabio jajajaja. Para ver la x-men anterior con mi pololo hicimos maratón de todas y es un mundo de superhéroes entretenido.

    Concuerdo en todo, sobre todo la minez del profe Xavier y Erik.

    Pero, ¿no te pasó que en la parte clímax los x-men que se dan vuelta la chaqueta lo hacen demasiado repentinamente y sin motivo aparente? Como que me dio la misma sensación que en Batman v/s Superman cuando el Batman cambia de parecer en media fracción de segundo y uno queda plop. Desarrollaron NADA ese giro, y eso me pareció súper ficticio y solo al servicio del guion, pero medio sacado del sombrero.

    Espero no haber hecho spoilers.

Dejar una respuesta