¿Qué ver en Netflix?: Directo al corazón (Danny Collins)

984

dannycollinsAlPacino
por @patyleiva

Un trasnochado rockstar (piensen en Mick Jagger, Tom Jones, Rod Stewart) que vive de la fama y de sus éxitos del pasado –nada muy estimulante artísticamente pero rico y famoso–, se entera de que 40 años atrás, John Lennon le escribió una carta que nunca recibió.

Así parte la historia de Danny Collins, el personaje interpretado a la perfección por Al Pacino como viejo famoso, carismático y exitoso en esta película dirigida por Dan Fogelman (Crazy, Stupid, Love). Lo más interesante de la historia es que está basada en un hecho real. Steve Tilston es el nombre de un cantante folk nacido en Inglaterra a quien efectivamente el mismísimo John Lennon escribió una carta de puño y letra en en 1971 después de leer una entrevista que le hicieron en la revista Zig Zag. En esta carta, John Lennon reflexionaba sobre el manejo de la fama y terminaba invitando al joven artista a conversar, dejándole el teléfono de su casa antes de firmar “Love, John + Yoko”.

¡¡¡¡Heavy!!!!!! Es imposible no pensar en el “qué pudo ser” si después de tantos años (40 en la película, 34 en la vida real) te enteras que una persona que admiras a ese nivel (tú y el resto del mundo) se detuvo a aconsejarte y te abrió las puertas pero tú nunca te enteraste. Tu vida entera pudo haber seguido otro camino. O quizás no.

Bueno, eso bastó para interesarme por la película al identificarla con el afiche y traducción random “Directo al corazón”.

dannycollins2

Al Pacino hace de Al Pacino en versión rockstar –cosa no muy lejana a la realidad– tan encantador que casi le perdonamos que no sea ni un poquito afinado. Annette Bening, Jennifer Garner y sobre todo, Bobby Cannavale convencen y conmueven, pero es la pequeña Giselle Eisenberg quien realmente impresiona por su buena actuación (y ella sí que canta).

La música es un tema relevante en la película, y la banda sonora está basada en John Lennon. Yo que reconozco no soy fan particular suya ni de los Beatles, me emocioné especialmente con dos canciones que me destrozan desde la primera nota: “Love” y “Beatiful Boy” que son dos joyas.

Tiene comedia y drama en la justa medida. Además hay escenas muy bonitas (la forma de mostrar los conciertos) y simbólicas (la embarrada que deja el bus con los árboles de la calle en New Jersey) que merecen atención. Es una película amorosa, no digo que va a convertirse en la película de tu vida, pero provoca interrogantes interesantes, tiene un humor que no es para nada soso y toca sentimientos que, melosos o no, podemos comprender o vivir.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta