Pequeños cambios para alimentarse mejor

1848

IMG_1731
por Daniela Paz (@dnlpz)

Cada semana termino más feliz y con ganas de cocinar luego de las horas que pasamos (comiendo) en el taller de alimentación sana. Una de las cosas importantes que he aprendido es que son pequeños cambios los que hacen grandes diferencia a la hora de comer todos los días.

Por ejemplo hay algunos “elementos estrella” que llama nuestra profesora, que hay que incorporar sí o sí a nuestra despensa. Uno es la quínoa, es MUY fácil de hacer y sirve para todo. Yo por ejemplo la cambié totalmente por el arroz y me hago un plato de quínoa con huevo y tomate, y es de mis preparaciones preferidas.

También cambiar el aceite normal por el de coco al cocinar. Al comienzo quizás sientes el olor a coco, pero en sabor es lo mismo y mucho más sano. También incluir avena en la mañana y cambiarla por los cereales.

Para los que quieren sumar algo de trabajo, las harinas no sólo de trigo y semillas son las más nutritivas a la hora de hacer pan, hamburguesas, muffins o galletas.

Otro cambio importante es la sal: yo terminé con la clásica y compré sal rosada, que al contener 84 oligoelementos, a diferencia que la sal común que sólo tiene 2, la hace ideal para el tratamiento de ciertas afecciones como arritmias, presión arterial alta, niveles elevados de azúcar en sangre, disminución del tono muscular y otros beneficios. Además tiene el mismo sabor que la sal clásica.

También, aunque me cuesta mucho, disminuir el azúcar blanca por sustitutos como la panela, stevia, tagatosa o miel.

Así, con algunos pequeños cambios, se puede al menos empezar a cocinar más sano y sentirse mejor.

11 COMENTARIOS

  1. No he cambiado totalmente el arroz por la quinoa, sí la uso bastante. Para hacer hamburguesa o como otras alternativa de acompañamiento, Es muy rica y suave.

    El aceite de coco también lo uso alternadamente por el de canola.

    Pero las harinas que uso siguen siendo las tradicionales, creo que eso deberé cambiarlo un poco.

    Ojalá sigan comentando los tips del taller de alimentación, para que así todas aprendamos.

  2. Ridiculas la mayoria de tus recomendaciones partiendo por el aceite de coco que es caro y malisimo, lleno de grasa saturada y que se sobrevalora por sus antioxidantes (siendo que antioxidantes podemos encontrar en frutas, verduras y té) eso lo puedes ver en este post de la nutri rocio suarez http://photo.sh/photo-i1005896236360416510_290177702.html
    Y sobre la sal rosada para tratar la presion arterial?? tiene practicamente la misma cantidad de sodio que la sal normal, esta bien si una persona sana la quiere consumir en cantidades moderadas, pero a un hipertenso se le recomienda reducir la sal en todas sus versiones y preferir potenciadores del sabor (ajo, ciboulette, oregano, etc)
    Al menos en la quinoa no te equivocas ya que si bien tiene el mismo aporte calorico que el arroz, tiene mayor aporte de proteinas, fibra, grasas saludables, calcio, magnesio y zinc 😉
    CUIDADO CON TUS RECOMENDACIONES!!

  3. Yo he empezado a incluir jugos en mi día, para ponerle algo más de verduras y frutas a mi dieta y ha sido harto bueno. No voy a decir que es un milagro, pero me he enfermado menos que otros años. Y también he incluido más semillas, que tienen grasas buenas y otras propiedades (chia, semillas de zapallo, maravilla, etc) y son ricas!
    Con el aceite de coco no me he atrevido porque lo compré y le encontré demasiado olor a coco como para cocinar con el , así que lo usé para el pelo XD

Dejar una respuesta