Llamada perdida de Gabriela Wiener: reivindicación de la intimidad

604

llamadaperdida
por Mariana y punto

Ubicaba a Gabriela Wiener por sus crónicas en revistas como Etiqueta Negra y Gatopardo, pero cuando la Sole Camponovo nos hizo leer su libro Llamada perdida en el club de lectura me di cuenta de que sabía poco de esa forma de retratar la realidad: no sólo en primera persona sino de una manera tan íntima que a veces me parecía que nunca había estado tan metida en la mente de una persona aparte de la mía.

Mi primera reacción fue sentirme muy identificada con confesiones como las de los defectos de su cuerpo o ciertas obsesiones; luego admito que me perturbó saber tanta intimidad sobre sus historias sexuales y relación de pareja, no me la esperaba y me parecía una intromisión de mi parte, y la falta de pudor de parte de la autora me resultaba a primera leída incomprensible.

Pero terminé agradeciendo la desfachatez con la que escribe Gabriela Wiener, a través de la que da cuenta de que su mirada es algo que existe, así como muchas otras formas de vivir y de ser que usualmente no son descritas en la realidad, y que en la literatura suelen abordarse (¿o quizás leerse?) como extrañas o raras. En la realidad coexistimos quienes (como yo) se cohíben con que te escuchen conversando trivialidades por teléfono y alguien (como ella) que narra su intimidad de manera indiscreta convirtiéndola en un arrollador método periodístico y literario.

Además del relato de sus intimidades, Gabriela Wiener reivindica también de cierta forma a las escritoras Corín Tellado e Isabel Allende a través de valiosísimas entrevistas donde describe el éxito y el desprecio que han provocado durante sus carreras. El libro Llamada perdida es un objeto precioso con su tapa dura negra y hojas de lomo rosado, y aunque son muchos los célebres admiradores de Bolaño, nadie me ha hecho sentir la necesidad de leerlo como Gabriela Wiener y el íntimo fanatismo que vivió y describe.

Pueden encontrar Llamada perdida de Gabriela Wiener en la Biblioteca Viva Egaña y en librería Catalonia, ambos lugares donde tienen un 20% de descuento al ir de parte de Zancada.

5 COMENTARIOS

  1. Me gustó ene el libro, aunq tuve momentos en q no me gustaba, al final terminé con una sensación buena.
    Me costó entender la veracidad y leí pensándolo como una novela…
    Lo q me gusta tanto del Club de Lectura es poder conversar, discutir y salir con otro pensamiento luego de haberlo leído sola.

Dejar una respuesta