¿La gente cambia?

746

donmad
por Jo M.

Muchas veces me da la impresión de que hay dos tipos de personas cuando hablamos de problemas o dificultades en la personalidad propia y ajena: están las que creen que la gente cambia, y las que creen que eso no es posible. Yo estoy entre medio.

Por un lado me gusta pensar que se puede trabajar en corregir errores y malos hábitos; y aunque la esencia de la personalidad de uno siga ahí, con esfuerzo y motivación suficientes podemos cambiar algunas formas de actuar que no nos gustan, al punto en que terminamos cambiando nuestra mentalidad y los nuevos hábitos empiezan a existir sin tanto esfuerzo.

Por otro lado, como soy bastante pesimista, a veces me cuesta creer en la posibilidad de cambiar. Pienso que hay rasgos que simplemente están ahí, y que por mucho que se quiera luchar contra ellos, a veces es imposible. No siempre puedo imaginar que una persona irresponsable o infiel o chancha para comer pueda cambiar, y no sé si la excepción es sólo una excepción o si todos podemos aspirar a mejorar nuestros malos hábitos.

Lo que sí tiendo a pensar siempre es que la intención es muy valiosa, aunque eso de “la intención es lo que cuenta” suene a una frase trillada e inútil. Es muy distinto alguien que quiere cambiar a alguien que no está ni ahí, incluso si el resultado muchas veces termine siendo el mismo.

Así aunque a veces me nuble y me parezca imposible cambiar -o que otros cambien- algo que no me agrada, son más las veces en que sigo intentándolo, por mí y por la gente que quiero.

¿Ustedes son tajantes en pensar que la gente cambia o que no cambia? ¿O también son optimistas y pesimistas a la vez?

8 COMENTARIOS

  1. Para cambiar debe existir la intención. Mi pololo dice que nunca cambiaré, porque cuando era más joven era harto más fiestera y buena pal leseo, pero lo he hecho. Me llegó el viejazo, etc. Aunque sí asumo que otras cosas no las ge cambiado y que deben ser parte de la esencia. Uno puede intentar aplacarlas y hacer que no se noten, pero uno es no más así y probablemente esas cosas nunca cambiarán.

    Depende mucho qué quieres cambiar. Si es un hábito no es difícil, pero si es parte de tu personalidad, lo veo más complicado.

  2. uno puede si quiere!! , siempre he pensado lo mismo , me encuentro en una etapa ahora de mi vida, en donde me toco enfrentarme a gente y convivir con la gente de doble cara y decepcionarme de unas cuantas , he notado que en estos 8 u 9 meses que llevo compartiendo con estas personas, he cambiado mi manera de ver las cosas y de tolerar otras , pase unos meses discutiendo con la gente por sus caretas y al fin gane la pelea de que a ellos yo no los podría cambiar, pero si podría mi manera de ver las cosas aunque aun sigo con mi esencia y eso nunca lo dejare , debo decir que hoy estoy mas tolerante y enfrento de otra manera las cosas.
    todo va también en que uno quiera cambiar las cosas.

  3. antes era de las que pensaba que la gente no cambiaba, pero con el tiempo me he ido dando cuenta de que la gente sí puede cambiar… cuando quiere. hay muchas cosas que nos van influyendo, buenas y malas, que nos hacen cambiar. lo he podido ver en mí y en otras personas también, así que si hay interés, yo creo que sí se puede 🙂

  4. Rasgos de la personalidad no creo que se puedan cambiar, solo controlarlos un poco.

    Pero si se trata de hábitos, costumbres o creencias, son super cambiables. Es cosa de conocer más a otras personas, culturas y realidades para ir mutando.

    Por ejemplo mi familia era super conservadora y yo he hecho un trabajo de joyeria, hablandoles de los derecho igualitarios de la mujer, del matrimonio y adopción igualitaria. Hasta mi abuela logra entender y comprender nuevas realidades que para ella eran ajenas.

  5. Si se pensara que no entonces las cárceles no tienen ningún sentido, porque nadie saldrá de allí reformado. Obvio que la gente cambia, oara mejor implica un trabajo arduo, y con lo floja que hoy es la gente, es complicado. Los cambios para mal son cada vez más notorios, y fáciles.

  6. Yo era de pensar que la gente no cambia, y loco la gente tiene la capacidad de convertirse en otras personas que incluso llegas a pensar que tal vez nunca las conociste realmente.

    Y cambios para bien y para mal

  7. La gente no cambia, con voluntad puede aprender a controlar impulsos y hábitos pero la esencia no cambia… el infiel, el egoísta, el egocéntrico, el tacaño, el mentiroso .. esos no cambian… y las que creen que pueden cambiar a la persona que tienen al lado les espera pura frustración… tengo 40 ya y llevo un par de decadas viendo amigas pelear y sufrir por que el marido no cambia o lo pillan en viejas costumbres…

  8. Todos los días nacen y mueren miles de células de todo nuestro cuerpo, o sea que después de cierto tiempo nuestra estructura física es completamente nueva…cambiamos aunque algunos piensan que no. Menos mal que nuestra memoria y funcionamiento se mantiene mas o menos estable….hasta que te enfermas y zas! parece que algo falló en este proceso incesante. El no cambio es un esfuerzo mental para “ordenar” el caos dentro de nuestro universo.

Dejar una respuesta