Después del invierno de Guadalupe Nettel: la soledad, la muerte y la belleza

631

despuesdelinvierno
por Mariana y punto

No parecía fácil el desafío de leer Después del invierno de Guadalupe Nettel en una semana; tiene 290 páginas, y yo leo a la misma velocidad que en voz alta: muy lento. Pero en cuanto empecé no pude parar, y como nunca me había pasado -o tan pocas veces que no las recuerdo-, lo leí casi de una sola tirada.

Lo primero que me cautivó fue su formato de breves capítulos narrados desde diferentes personajes; después fue la detallada descripción sobre la soledad de los protagonistas, tan bien hecha que podía sentirme como ellos, y creer que era un cubano engreído que odia a la gente viviendo en Nueva York y a la página siguiente una mexicana insegura y amante de los cementerios viviendo en París.

El grupo de whatsapp del club de lectura tuvo harto movimiento esa semana: comentarios sobre lo adictas que estábamos a llegar a la casa para seguir leyendo, cuánto odiábamos a Claudio, y lo mucho que lo estábamos disfrutando pese a lo gris y triste que puede ser una historia sobre personas solas, egoístas, viviendo fuera de su país, con desprecios, muerte, cementerios, hospitales y ganas de vivir o morir.

Quedé con ganas de leer más de esta contemporánea y amiga de Zambra, por lo que creo que buscaré su novela autobiográfica El cuerpo en que nací, donde Guadalupe Nettel escribe sobre una niña nacida con un defecto en el ojo y su iniciación en la vida y la literatura. También empecé La vida instrucciones de uso de Georges Perec, un clásico a quien mencionan en el libro y que la Sole me recomendó por ser una obra esencial para quienes, como yo, disfrutan de las historias contadas en forma paralela desde cada personaje.

Pueden encontrar Después del invierno de Guadalupe Nettel en la Biblioteca Viva Egaña y en librería Catalonia, donde tienen un 20 por ciento de descuento al ir desde Zancada.

CUPON FAB ZANC

2 COMENTARIOS

    • A mí me pareció que sus formas de escribir eran bien distintas; yo amo a Zambra eso sí, de hecho la única forma que se me ocurrió de explicar por qué Guadalupe Nettel me gustó pero no será mi escritora favorita, es que no escribe como Zambra =P

Dejar una respuesta