Lettering: ¿Qué decir y cómo?

878

letteringqueycomo1
por Mariana y punto

En la tercera clase del taller de lettering de la Fábrica Zancada la tarea era empezar a diseñar una frase. La Eleonora nos había recomendado que no tuviera más de 10 palabras, nos enseñó sobre la composición de una pieza, que los adornos nunca deben obstaculizar la lectura, que no se recomiendan más de tres tipos de letras en un diseño, y en definitiva que menos es más.

Entre las ideas de cada una había un cartel para poner en la entrada de la casa, el logo de la empresa, un posible tatuaje; algunas pidieron la opinión de las demás a ver si se inclinaban por una frase más práctica o una más significativa.

Una vez que decidimos qué decir, había que empezar a ver cómo hacerlo; con lápiz mina y hoja en blanco ensayamos distintas formas de disponer las palabras, de qué formas una letra podría juntarse con otras, qué adornos podían corresponder; no es fácil, sobre todo para las que no nos dedicamos al diseño o no tenemos tan desarrollada esa creatividad, por lo que en ese momento nos servía volver al punto inicial y mirar para encontrar inspiración.

letteringqueycomo3

Cuando encontramos un diseño que nos gustara -y que la profe aprobara- había que lanzarse con el brush pen encima del lápiz mina, para ir probando cómo se vería de verdad, el tamaño que tenía que tener para que los trazos se formaran bien, el espacio que tenía que haber entre una palabra y otra… una compañera tuvo la buena idea de ir anotando al ladito qué es lo que tenía que estaba mal en su borrador, para que corregir esos errores en el siguiente, y después todos los que siguen.

Aprendimos que 20 borradores de un mismo trabajo no son una exageración, sino que más bien un deber; que el principio de practicar, practicar y practicar es algo que se tiene que aplicar en todas las etapas de un trabajo, incluso cuando eres más experimentada.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta