A la parrilla: adobos, salsas y carnes

545

parrilla1
por Diego Sepúlveda

El sábado pasado tuve la suerte de asistir al Taller de Parrilla Libre de la Fábrica Zancada. Digo suerte porque con todo lo que comí ese día y la calidad de la comida podría no haber comido más en todo el fin de semana. Lo mejor de todo y quizás el plus más grande de este taller es derribar el mito de la buena mesa, una que la mayoría de las veces nos parece lejana, costosa y compleja, cuando la verdad es que es más accesible de lo que uno cree y más encima con pocos elementos.

El día estuvo dedicado a los adobos, salsas y carnes. Lo primero que tiramos a la parrilla fueron unas costillas de cordero, una carne que por lo general no consumimos mucho en la zona central de nuestro país y que sólo conocemos en su versión “al palo”. Con ellas llegó la primera gran lección de la clase cuando entendimos la diferencia entre un adobo y el marinado: el primero es el que hacemos minutos antes de poner en la parrilla; sal, pimienta y aceite, por ejemplo y en el segundo el proceso toma más tiempo, un día al menos para que surta efecto. Lo que buscamos al marinar una carne es que ésta no sólo adquiera el sabor de la mezcla líquida, sino también nos ayuda a mantener su “jugosidad” y evitar comernos una suela de zapato porque nuestras cualidades en la parrilla son insuficientes.

Las verduras también fueron un punto importante de la clase. Desde marinarlas y ponerlas a la parrilla sin mucha más complicación, hasta un huevo frito dentro de un pimiento morrón. Incluso experimentamos con frutas dulces a la parrilla como frutillas y plátanos. Al salir de la clase quedé con la sensación de haber desaprovechado todos esos asados escolares en donde tirábamos un pedazo de carne con un poco de sal mientras le salpicábamos un resto de cerveza que nos quedó en la lata. Siendo la parrilla el instrumento más arcaico que nos queda de esos primeros momentos en que descubrimos la cocina como seres humanos, es todavía sorprendente la cantidad de cosas que podemos hacer.

parrilla2

El taller está enfocado para todo tipo de chefs, inútiles y experimentados, y sirve sobre todo como un espacio de conversación e intercambio de ideas para que dejemos de dar pena con el secador delante de nuestros amigos. Quedan dos sesiones más que deberían ser aprovechadas por todos uustedes:

Sábado 30 de abril: Sándwichs a la parrilla
– Pollo, chancho, hamburguesas, y verduras.
– Acompañamientos (mayo y ketchup casero).
– Tipos de pan (hamburguesa, churrascas, amasado).

Sábado 7 de mayo: Pizzas a las parrilla
– Preparación de la masa.
– Cocción de la masa sobre la parrilla.
– Variedad de ingredientes para las pizzas.

Valor x sesión: 25.000 pesos
Incluye ingredientes, materiales, degustación y maridaje
Horario: De 11 a 14.30 h
Inscripciones: fabrica@zancada.com

Dejar una respuesta