Django Unchained de Tarantino: la belleza y la violencia

350

djangoU
por @patyleiva

Cómo es posible ver belleza entre tanta violencia? El rojo de las gotas de sangre que salpica sobre la flor del algodón parece poesía, una acción de arte. A veces me da susto –o al menos extrañeza– que me gusten tanto las películas de Tarantino. Creo que el tema de la composición y la dirección fotográfica superan mi juicio mental.

Tiempos Violentos y Inglourius Basterds son películas, para mí, perfectas. No sé cómo demoré tanto en ver Django Unchained, porque es realmente buena. Larga, sangrienta, pero tiene todos los ingredientes para que una película con ese director y ese elenco haya sido un éxito. Obviamente no disfruto de la violencia, pero sí las encuentro buenas películas.

DjangoJamie

La historia te agarra en los primero 5 minutos. Christoph Waltz es un genio. No sé cómo describir la compleja sensación que me genera cuando aparece en la pantalla. Es algo que podría ser simpatía, respeto pero a la vez miedo o rechazo a los actos de los personajes que interpreta. Me fascina cómo se expresa, el cinismo que logran sus palabras y gestos. Jamie Foxx está increíble. Confieso que ninguna de sus películas anteriores me había cautivado antes, pero verlo como Django me impresionó muchísimo. A DiCaprio nunca lo había visto en un papel así, y no dejó de hacerme gracia. El casting es perfecto.

djangodicaprio

La película se ubica en Texas, en el año 1858, antes de la guerra civil. Hay esclavitud, venganza y por supuesto corre mucha sangre, pero a la vez hay extrañas demostraciones de nobleza y compasión, todo en un contexto demasiado extraordinario. La atmósfera es western –como le gusta a su director– y la música se pasea desde Morricone hasta John Legend pasando por James Brown. Una maravilla.

Dejar una respuesta