El placer de dormir con frío

1061

sleepykitty
por lucy

Detesto el invierno, y el otoño me deprime por ser la estación que despide al verano que es mi época favorita y desemboca en días cortos, tardes oscuras, exceso de abrigo, manos heladas, chao terrazas… adentro de mi casa la temperatura en otoño suele ser más baja que en el mundo exterior, por lo que ya empecé la temporada de noches frías.

Pero si hay algo que disfruto en esta época de noches menos calurosas, es dormir cuando hace frío. Acostarse es una de las pocas cosas que no me gustan del verano; noches con tanto calor donde ni siquiera sin sábanas y con las ventanas abiertas puedo concebir un sueño placentero. En cambio, cuando empieza a hacer frío es el mejor momento para dormir; las frazadas o plumones se agradecen y es como si te abrazaran para entrar en calor y en un sueño rico y profundo.

Incluso son placenteras esas primeras prendidas de scaldasonno en 1 o los primeros minutos de guatero para entrar en calor. Siempre me ha gustado dormir con peso sobre mí (frazadas antiguas de lana: las amo), por lo que estas noches de estar abrigada pero sin la desesperación del frío invernal son las mejores a mi gusto para conciliar el sueño o ver películas en cama.

En estos días de finales de marzo-principios de abril incluso se puede leer cómodamente en la noche, con las patitas tapadas y las manos afuera en una perfecta combinación de ambiente templado y otoñal. Si hay alguien al lado con quien hacer cucharita, mejor aún. Pero estar acostada y tapada cuando hace más frío es algo que disfruta mucho incluso sola.

Foto: Michael Kmack vía Flickr con licencia Creative Commons

5 COMENTARIOS

  1. En Conce, los días de calor no son taaan calurosos como en otras regiones, por tanto dormir en verano es.muy grato.

    Lo fome, malo, y deprimente es el invierno y pasar frío en el día, en la noche. Me mata. Odio el invierno, no hay nada bueno en él, para mi. 🙁

  2. tengo sentmientos encontrados, yo amaba el verano y odiaba el invierno porque soy muy friolenta… eso fue hasta que empece a trabajar y pasar el verano dentro de una oficina calurosa y no en el patio/playa/terraza/Campo me hizo odiarlo de verdad, me enctantó cuando bajó un poco la temperatura, fue demasiado agradable …me gusta este clima ni tanto frio ni tanto calor y noches frescas para dormir tapada

Dejar una respuesta