Cuestionario Zancada | Invitado: Diego Sepúlveda, fundador de Sello Cazador

1397

czdrIMG_7887
Foto: @patyleiva

Diego Sepúlveda es el fundador de Cazador, el sello que hasta el 2012, nos llevó a descubrir muchas de las bandas chilenas que se transformaron en nuestras favoritas (Fother Muckers, Protistas, Dënver, Adrianigual…) y en la música que nos ha acompañado hasta ahora en conciertos, fiestas, webserie y en nuestros audífonos.

Conocimos a Diego en una de esas noches donde pasan muchas cosas; con el tiempo descubrimos que era un solucionador compulsivo, nos hicimos amigos, se convirtió en un zancudo invitado, en el productor de las fiestas Zancada, del Festival Ruidosa, y ahora que decidió volver con su Sello Cazador nos hace muy felices. La resurrección del Sello Cazador se hará oficial este domingo 27 de marzo desde las 5 de la tarde en el Centro El Cerro, donde se presentarán en vivo las bandas de su catálogo 2016: Tus Amigos Nuevos, Bronko Yotte, Dolorio & Los Tunantes, Círculo Polar (el nuevo proyecto de Vicky Cordero de La Reina Morsa) y Martina Lluvias.

¿A qué jugabas cuando niño?
Habían dos cosas a las que me dedicaba más: aprenderme nombres de dinosaurios —o inventarlos si no los recordaba— y a golpear un saco lleno de aserrín junto a mi hermano mayor. Mi Tata nos enseño a pegar combos ahí, lo malo era que mi hermano se aburría al poco rato y prefería practicar conmigo.

¿Cuál es la película que has visto más veces?
El Padrino 1 y 2 y Goodfellas en tercer lugar.

¿Cuál es tu lugar favorito de la ciudad en que vives?
Mi casa. Es un departamento pequeño en un edificio muy antiguo. Supuestamente lo construyó un sobreviviente a la II Guerra Mundial, por lo que las paredes son gruesas y el techo alto, casi como refugio. Pero también tiene toda la escalera alfombrada y algunas compuertas que no tienen mucho sentido. Ahora, si pienso que en algún momento fue un motel, como mi amigo Cristóbal sospecha, entonces sí tiene mucho sentido.

Nombra un disco perfecto de principio a fin.
Últimamente me obsesioné con el “In Dreams” de Roy Orbison.

Cuéntanos una manía insoportable que tengas y otra que no soportas en los demás.
Me lavo las manos a cada rato, tengo que hacerlo. Creo que se le llama a eso Síndrome de Macbeth. Y lo que no soporto en los demás es cuando quieres agendar algo y responden: “Ahí cachamos”. Me dan ganas de cachetearlos con una agenda.

Recomiéndanos una artista nacional a la que todos deberíamos escuchar y por qué:
Creo (y espero) que prontamente todo el mundo va a estar disfrutando de las canciones de Martina Lluvias, porque es una voz particular dentro del cúmulo de voces femeninas en el indie. Y aprovecho de recomendar uno internacional: Abi Reimold.

¿En qué dirías que te sirvieron tus estudios audiovisuales en tu actividad profesional actual?
La verdad es que más allá de haber conocido a los Fother Muckers en ese patio de comunicaciones, no en mucho más. La carrera estaba enfocada en otra cosa. Aprendí más de gente como Bruno Bettati, mi primer jefe, a quien hasta el día de hoy admiro mucho. De él aprendí a que un productor siempre tiene que llegar con soluciones y no con problemas.

¿Por qué se acabó Cazador y por qué regresa? ¿A qué te has dedicado estos años de intermedio?
Cazador se acabó porque hubo un desgaste emocional, monetario y de ideas. Mucho de ese desgaste se debía a que el sello creció de una manera en la que ninguno de nosotros en ese momento estuvo preparado para asumir y por mucho que quisiéramos hacerlo bien, era claro que estábamos perdiendo dirección. No acostumbro a ser una persona que se tome las cosas con calma, así que entre hacer algo a medias y no hacerlo, preferí no hacerlo.
La razón del regreso es porque toda esa manera de ver mi relación particularmente con Cazador, ya no es tal. Estoy más viejo y eso me ha vuelto menos ansioso. No pretendo que el sello se imponga, como quizás si anhelaba antaño. Ahora sólo espero disfrutar del paisaje que tenemos delante.
En el hiato del sello trabajé en el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad como productor, ahí escuché a científicos secos y empresarios nacionales conversar sobre el futuro del país, todo para que después nadie en la presidencia o los ministerios pescara mucho lo que decían. Luego me sumé al equipo de Believe Digital una distribuidora francesa de música en formato digital, al mismo tiempo que ayudé en la formación de Sudamerican Records.

logo_czdr

¿Cuál es la parte que más te gusta de tu labor como sello?
Es muy bacán cuando hablamos con las bandas sobre lo que quieren hacer, porque tienen muchas ideas y todos son sueños muy humildes y sinceros. Me gusta estar en ese momento de las bandas, donde llenar un estadio no es lo que esperan o incluso los agobia, sino cosas más sencillas. Creo que ayudarlos a cumplir esas metas pequeñas, pero significativas, que finalmente serán los recuerdos que atesoren de esa primera época, me produce mucha felicidad. Como decían los Fother Muckers: Los primeros días serán los mejores.

¿Que trae sello Cazador edición 2016?
Este año queremos enfocarnos en fidelizar a la gente que nos viene apañando desde hace mucho tiempo, tenemos algo especialmente preparado para ellos que espero guardarme hasta que lo tengamos listo. Otro punto importante serán las salidas que logremos concretar fuera de Santiago, como sea y donde sea. Y lo último, en cuanto a discos, podemos esperar el primer largaduración de Círculo Polar y Martina Lluvias, el primer EP de Dolorio y los Tunantes, la grabación del Tercer Disco de Tus Amigos Nuevos y varias presentaciones en vivo de Bronko Yotte.

tusamigosnuevos
Foto: Eleonora Aldea Pardo

Recomiéndanos una canción para la mañana del lunes y otra para la noche del viernes:
Estas últimas semanas las he empezado con “The tide is high” de The Paragons, es la versión original del famoso cover que hizo Blondie después.

Y para el viernes en la noche, Kiss & Tell de Bryan Ferry, me pone redi.

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta