Mi primera venta de clóset (y los tips que he descubierto)

2683

ventacloset
por Juana Rosa

Luego de dos embarazos, es hora de asumir que esa ropa que tengo guardada desde hace rato con la esperanza de que algún día me volverá a quedar buena, nunca más me va a entrar. Por eso decidí organizar mi primera venta de clóset y lo primero que me di cuenta, es que tengo para vender muchas más pilchas que las que creía (y no solo lo que me queda chico). Vestidos de matrimonio que ya pasaron por suficientes eventos, abrigos y chaquetas que he ido acumulando y blusas y poleras varias que simplemente dejé de usar, porque alguna otra favorita las reemplazó. Además, analizando el clóset de mi pieza, descubrí que mi marido es un acumulador y tiene decenas de camisas y pantalones que no usa hace rato. Mi amenaza fue: “si no te la has puesto en los últimos 12 meses, se va”.

Decidida a vender, me puse a buscar tips de cómo organizar una venta de clóset en google y pinterest. Después de leer y ver un montón de páginas y fotos con distintas recomendaciones de qué hacer y qué no, los consejos que definitivamente pienso seguir son los siguientes:

1. Lo primero es tener súper claro cuál es el objetivo de tu venta: ganar plata o deshacerte de lo que ya no usas. De eso depende la estrategia de precios que uno tenga y la selección de cosas que vas a vender. En mi caso, bacán juntar algo de plata, pero lo principal es vaciar mi casa. Por eso sólo venderé lo que está en perfectas condiciones y toda la otra ropa usada buena, pero no perfecta, quedará en un baúl tipo “sacar a $100” y lo que no se venda, se regala.

2. Hay que sumar fuerzas: Hace tiempo conté en Zancada que yo soy una mujer XL. Entonces mi ropa le quedaría buena sólo a un tipo de mujeres, más bien escaso entre mi grupo de amigas cercanas. Por eso invité a un par de amigas a sumarse a la venta y así no sólo juntamos más variedad de ropa y tallas, sino que también convocamos a más “clientes”.

3. Cuentas claras conservan la amistad: Si hacen como yo y convocan a una venta de clóset entre más personas, una solución para saber quién vendió qué, es que cada “vendedor” tenga su color, y los precios de sus prendas estén del color elegido. Así se van pegando los stickers con precios de las cosas vendidas en un cuaderno y al final del día simplemente se suman por color para saber cuánto de lo juntado corresponde a quién.

4. Cuentas claras conservan la amistad 2: Es posible que algún amigo/cliente se embale con más de alguna cosa y no ande con suficiente cash. Para evitar el “después te pago”, lo mejor es tener un computador con internet prendido y un cartel con un número de cuenta, para que el que prefiera, pueda hacer una transferencia de inmediato.

5. Agasajar a los clientes: Mi venta de clóset no aspira a ser masiva, sino más bien solo para amigos y los amigos de mis amigos. Así la venta es casi un carrete, y yo pienso recibir a mis clientes/invitados con champán, cervezas y picoteos a quienes vayan llegando.

6. Prepárate con anticipación: Lo más seguro es que mi venta sea el primer fin de semana de abril. Y desde ya estoy seleccionando qué vender y a cuánto. Así tengo tiempo para sacarle fotos a las cosas y dejar un par de semanas para promocionarlo en las redes sociales. Pienso hacer un lindo flyer y todo.

Yo tengo fe en que mi venta será un éxito. Por lo menos hasta ahora estoy entretenidísima con la organización. Así que aunque no venda todo, por lo menos habré disfrutado el proceso. ¿Ustedes han hecho una venta de clóset? ¿Tienen algún tip para compartir?

17 COMENTARIOS

  1. Hola!! Se que es supee patudo pero habra alguna posibilidad de sumarse?
    Es que tengo ropa para vender por cambio de casa pero no es tanta como para hacerlo sola y ninguna amiga se motivo 🙁
    O alguna lectora de zancada que se quiera motivar conmigo???

  2. Si vas agasajar a tus clientes con copete, quizàs se va a perder el foco de la venta de ropa y no van a pescar tus pilchas porque van a estar interesados en carretear.

  3. Yo tb quiero ir!! anda contando.

    En mi caso para sacar las cosas de mi closet pongo un anuncio en internet. Trato de vender por lote y muy barato ya que mi idea es eliminar la ropa más que ganar plata. SIempre se ha llevado la ropa gente buena onda.

  4. tengo amigas que han hecho, a ninguna le ha resultado mucho… puede ser la locación (una vive muy lejos, estacionarse donde otra es un cacho… y así)… yo sinceramente no voy porque me siento como obligada a comprar incluso cuando hay cosas que no me gusten..

  5. Super buenas ideas, me gustaron todas, salvo la de agasajar a los clientes, debe ser que soy ultra tacaña, por tanto, no pondría champaña en una venta. Tal vez agua con cáscaras de pepino y limón, algo barato.

    Aunque tal vez al consumir algo, se sientan obligados a comprar. jeje

  6. Yo acabo de hacer una y me fue espectacular! Llegaron 7 amigas y vendi $120,000 en total dde lo mas caro costaba $5000 (chaquetas, zapatos y vestidos de fiesta) lo mas barato era a $1000 (poleras) y lo que estaba en mal estado lo regalé. Fue un hit! Tenía champaña y pizzetas y picoteo. Fueron dos dias con horario entre 18 y 22hrs. Como eran amigas, conte el monto total y después me transfirieron! Salió todo perfecto y logré deshacerme de ropa y ganar algo de plata de paso! Suerte!

      • Nunca comento, pero solo quería pasar para decir que encuentro super innecesario tu comentario. Cual es la gracia de decir cosas tan desagradables, y además que no aportan? Si su venta no fue un éxito comercial y le fue bien gracias a sus amiga QUE RICO, QUE BACAN. Amor y paz

  7. Con unas amigas de oficina una vez organizamos un intercambio de ropa, justo se dio que algunas habían subido de peso y otras bajado (para que voy a decir en qué grupo estaba yo ajaja). cada una ordenó sus pilchas en algún rincón, y fuímos sacando de todos los montones lo que nos tincaba; después hicimos una revisión pública jajaja y si alguna otra quería lo que una había sacado lo sorteábamos al cachipún o algún otro método justo. Fue bacán porque mágicamente las tallas calzaron perfecto, todas nos deshicimos de ropa que ya no usábamos, nos fuímos con ropa “nueva” y no gastamos un peso, todavía tengo algunas prendas de ese intercambio!

  8. A mí nunca me resulta vender nada a gente conocida, y no vendo cosas feas, usadas ni tan caras, incluso he traído ropa de afuera y mis amigas no inflan, igual fome. Tengo mucha ropa que no uso y otra que nunca usé en mi casa, robando espacio, pero ya no tengo fe de que alguien me la compré, al parecer tendré que venderla por internet o en una feria, pero es una lata porque mucha de esa ropa me costo cara 🙁 Creo que el peor negocio es vender ropa usada.

  9. Vender ropa usada sirve harto. Te puedes hacer bastante plata vendiendo cosas baratas y deshaciéndote de lo que ya no usas. Instagram está lleno de tiendas de ropa usada y a algunas les va muy bien! Ni siquiera es necesario hacer una “venta de clóset”, sino que vender por internet funciona y es súper fácil. 🙂

Dejar una respuesta