La noche de los Brit Awards y el homenaje de Lorde a David Bowie

603

brits
por @patyleiva

Ayer fueron los Brit Awards 2016. Debo decir que los disfruté mucho más que los Grammys en todo sentido. Kylie Minogue entregó el premio al mejor cantante masculino a James Bay. La presentación de Rihanna fue muy espectacular, con una relativamente sencilla pero inteligente iluminación y con una breve y provocativa (métale twerking) presentación de Drake. Justin Bieber fue a cantar esa canción que ahora a todos les gusta, y Adéle habló, dijo garabatos, y rompió en llanto emocionada al recibir el premio de éxito global. Adorable.

Pero lo mejor de la noche fue el homenaje que recibió David Bowie en su país natal después de su muerte. La encargada de rendir los honores fue Lorde, acompañada por la última agrupación de músicos que acompañó a Bowie en su vida, incluida la increíblemente seca bajista Gail Ann Dorsey. La mejor idea.

Pero antes de que cantaran, Annie Lennox presentó el Brit Icon Award a David Bowie (con Blackstar sonando en su entrada) y todo lo que dijo es lo que ya pensamos los que quedamos con el corazón roto, pero había que decirlo formalmente. El premio lo recibió un emocionado Gary Oldman, gran amigo de Bowie (sonaba The Next Day, video para el que Gary Oldman actuó), quien citó conversaciones que tuvo con él, y compartió historias, destacando el humor de su amigo, mi ídolo.

Anunció finalmente a Lorde, entonces las luces se apagaron mientras se escuchó solamente la voz de Bowie, sin música, diciendo “ground control to major Tom” mientras una luz cenital dirigía a un espacio vacío. Imposible no llorar. El efecto medley al parecer es inevitable al referirse a una carrera tan vasta, pero esta vez lo hicieron de manera más elegante que en los Grammys. Comenzaron a sonar fragmentos de Rebel, Rebel, Let’s Dance, Ashes to Ashes, Ziggy Stardust, Fame, Under Preassure, Heroes para llegar a Life On Mars?, simplemente la canción más hermosa de la historia.

Y Lorde lo hizo precioso, de forma natural y respetuosa se presentó con un vestuario que aludía de manera sutil al duque blanco, dejándonos al final con una de las últimas imágenes que vimos de Bowie, donde sale haciendo una especie de saludo/despedida con la mano en la frente. Realmente conmovedor.

Pueden ver los Brit Awards completos acá:

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta