Entrevista a Lena Dunham sobre la 5ta temporada de Girls

672

LenaD1
por Equipo Zancada

La quinta –y penúltima– temporada de Girls se estrenará el domingo 21 de febrero al borde de la media noche en HBO. Si quieres refrescar la memoria puedes revisar nuestros posts de los capítulos anteriores acá:

Spoiler: Girls s04e10 “Home Birth”
Spoiler: Girls s04e09 “Daddy Issues”
Spoiler: Girls s04e08 “Tad & Loreen & Avi & Shanaz”
Spoiler: Girls s04e07 “Ask Me My Name”
Spoiler: Girls s04e06 “Close Up”
Spoiler: Girls s04e05 “Sit-In”
Spoiler: Girls s04e04 “Cubbies”
Spoiler: Girls s04e03 “Female Author”
Spoiler: Girls s04e02 “Triggering”
Spoiler: Girls s04e01 “Iowa”

Les compartimos una entrevista exclusiva a Lena Dunham en la víspera del estreno:

¿Cómo está Hannah esta temporada?
Ella es lunática. Es todo lo que puedo decir sobre ella: es una tremenda lunática. La trama más excitante de la temporada es cuanto ella tiene que actuar y cuidar a sus padres. Eso es muy importante para mí, hacer algo intergeneracional.
Cuando creces te das cuenta que tus padres no van a cuidarte siempre. Es el ciclo de la vida, las cosas cambian y puede ser realmente muy difícil aceptar eso en la condición de hijo. Entonces me puse muy contenta con la oportunidad de explorar esa cuestión. Al mismo tiempo que está enloquecida con sus propios problemas, tiene que salir de esa situación, lo que es un gran desafío para ella.

Y parece estar viviendo una relación estable por primera vez…
Es verdad, pero estamos en “Girls”. Vamos a ver qué sucede.
Me gusta ver que está intentando alejarse de ese drama de la obsesión por el pasado y ser un poco más saludable. Creo que la cuestión es: ¿lo logrará? Esa es la gran pregunta.

¿Esta temporada refleja la época en que tus grupos de amigos comenzaron a deshacerse, en el que las personas empezaron a mudarse, a casarse?
Seguro. Existe toda una otra evolución que sucede cuando estás en la franja de los 30 años. Pero cuando todavía estás en la década de los 20 tienes que analizar todas esas amistades y seguir adelante: ¿realmente me gusta esa persona y tengo una conexión con ella o éramos amigos por comodidad? ¿Tenemos los mismos objetivos, el mismo sentido del humor, somos gentiles uno con el otro?
Creo que eso sucedió cuando se recibieron. Hannah y sus amigos pensaron que tal vez se odiaran, pero después se dieron cuenta que ellos podían odiar más al resto del mundo que unos a los otros.
Esa es mi experiencia. Tengo un montón de amigas muy cercanas desde hace mucho tiempo y ya tuvimos momentos buenos y momentos malos. Mi novio se ríe porque varias veces llegué a casa y dije que nunca más hablaría nuevamente con una amiga. Y él decía que el día siguiente haríamos las paces. Las mujeres difíciles me atraen mucho, y creo que las mujeres difíciles se atraen mutuamente. Me encanta tener amigas un poco lunáticas. A veces, muy lunáticas.

¿Cómo logras mantener esas amistades de mucho tiempo viviendo en distintos lugares, sin una base única?
Puede ser muy difícil. A veces voy a empezar a pelearme con un amigo y me doy cuenta que es solo porque no nos veíamos hacía cinco meses. Ellos están ocupados y no pueden viajar, yo tampoco. Y terminas perdiéndote cosas importantes de la vida del otro. Este año para mí fue importante decidir usar mi buena situación, mi estabilidad, para estar presente en momentos importantes de la vida de mis amigos, porque estoy entendiendo que no se tiene una segunda oportunidad. Si no voy a la despedida de soltero o al casamiento de un amigo, ese momento no se va a repetir.

¿Es difícil abrir espacio para otras cosas en medio a las demandas del trabajo?
Sí. Creo que es importante pensar: yo fui invitada a un evento y fui invitada al casamiento de un amigo. Mi amigo está en mi vida desde siempre, y ese evento surgió la semana pasada, entonces aunque parezca una cosa genial, divertida, una oportunidad glamorosa, no es lo que voy a elegir.

Otra cosa difícil para mí, sobre la cual hablé en la Lenny Letter (el informe feminista de Lena), fue que tuve endometriosis durante mucho tiempo, todavía enfrento ese problema, y pasé mucho tiempo solo trabajando y durmiendo. Era como si tuviera dos modos: trabajar muy movida en base a adrenalina y estar enferma en la cama. Ahora finalmente logré tener una comprensión de mi salud, y una gran cosa para mí fue entender que el equilibrio entre el trabajo y la amistad es necesario para proteger la salud. Si trabajas como un animal, y después pasas el resto del tiempo intentando recuperarte, no estás aprovechando todas las experiencias de la vida. Tienes que mirar hacia adentro de ti mismo y preguntarte: ¿cómo voy a sentirme con esa elección dentro de cinco años?

¿Crees que existe una presión distinta para las mujeres en ese sentido, que las personas disculpan más a los hombres cuando ellos dicen sí al trabajo?
Seguramente. Lo veo con mi novio, que está todo el tiempo de gira. Cuando dice “gente, me hubiera gustado estar ahí, pero estoy tocando en el Festival de Glastonbury”, las personas dicen: “Eso es excelente, es una gran oportunidad para ti, tienes que hacerlo”. Pero si yo digo: “Ese día tengo filmación”, las personas reaccionan con cosas del tipo “pero estás siempre filmando, ¿no puedes ir?”
Nuestros trabajos son igualmente válidos, pero de alguna forma existe una expectativa de que las mujeres tienen que trabajar y estar presentes para la familia y los amigos. Creo que eso enloquece a muchas mujeres.

“Lean In” (ONG que apoya a las mujeres) aborda mucho la cuestión de que se espera que asumas un puesto en el directorio y también estés presente en la vida familiar de un modo que no es realista. Aún para las mujeres que no tienen hijos muchas veces hay una expectativa de que, además de trabajar, serán las compañeras perfectas para sus novios y estarán siempre alegres en todos los eventos de trabajo, van a cuidar al gato y a asegurarse que no va a faltar papel higiénico. Es sencillamente demasiado.

Probablemente no seré la persona que se acuerda de mandar una tarjeta de agradecimiento a todo mundo. Un “gracias” por e-mail tendrá que ser suficiente porque la vida es muy dura, y espero que tenga el mismo efecto, porque la única diferencia es que un “gracias” es en el papel y el otro es electrónico.

Confirmaste que la próxima temporada, la sexta, será la última de “Girls”. ¿Cómo te sientes ahora que el fin está llegando?
Ah, tiene un sabor agridulce. Las personas de esta serie son realmente mi familia. Los amo a todos. Al equipo, al reparto, a mis colegas productores. Pero también es emocionante, porque estoy entusiasmada por ver qué más la vida reservó para mí. Quiero que termine bien arriba, en sintonía con la autenticidad de la serie.

Vas a cumplir 30 años este año, lo que es una linda sincronía…
Sí, va a ser mi sexto cumpleaños en el set de filmación de “Girls”. Me parece perfecto.

Me siento profundamente afortunada con todo lo que sucedió, pero pese a haber tenido esta gran oportunidad en mi carrera, hay mucha incertidumbre en la década de los 20 años, y te esfuerzas mucho por probar que puedes. Puedes sentirlo al final del día, cuando piensas que todo lo que hiciste fue intentar que las personas no se enojaran, no pisar a nadie y hacer mi trabajo al mismo tiempo. He observado en mis amigos en la franja de los 30 años que hay un poco más de control de la propia realidad, un poco menos de preocupación con la expectativa de los demás. Parece que eso solo surge con más experiencia. Y eso me entusiasma mucho.

Le pregunto todo el tiempo a mi novio cómo se siente con 30 años. Él cumple 32 este año, y siento que después que cumplió 30 años, su identidad se hizo más fuerte, y está haciendo el mejor trabajo de su carrera. Me quedo pensando que va a pasar lo mismo conmigo.

¿Qué esperas de tus 30 años?
El equilibrio entre trabajo y vida personal es, de cierta forma, la discusión más aburrida del mundo, pero me entusiasma la idea de encontrar un poco más de ese equilibrio.
GIRLSCBEp502042015226
“Girls” refleja un momento especial, la post-recesión, con los personajes que quieren trabajar en actividades creativas y se esfuerzan por ello. ¿Podrías haber escrito la serie en otra época?
Siento que es súper específica. Puede haber otras versiones de eso. “La Bohème”, por ejemplo, es sobre personas que quieren trabajar en la industria creativa y están luchando para eso. Entonces sin duda es un tema antiguo, pero creo que el hecho de abordar el asunto en la post-recesión es muy importante porque no se trata solo de gente que quiere trabajar en actividades creativas, sino también gente que llega a un mundo donde las oportunidades para los jóvenes universitarios son muy limitadas.

Y están intentando descubrir cómo lidiar con eso, y con el resentimiento que viene junto con pensar: “¿Estudié todos estos años y es esto lo que sucede?”
Yo me recibí en el 2008, el año en que casi todo colapsó. Salí de la universidad lista para trabajar en una revista literaria, yo escribía. Tenía todos esos sueños y había conversado con amigos más viejos que habían hecho cosas parecidas y tenían sus vidas creativas geniales. Yo tenía mi diploma, recomendaciones y estaba lista para seguir adelante.

Hay un corte, y un mes y medio después yo era recepcionista en un restaurante y también trabajaba como niñera. Cruzaba la ciudad con mi estúpido zapato de recepcionista y pensaba: “¿qué diablos pasó?”

Yo también creo que el hecho de haber cursado una facultad hace que te sientas súper esencial, como si tus ideas fueran a iluminar el mundo en llamas. Pero de repente no fue eso lo que sucedió.

Todavía tengo pesadillas con esa época. Tuve una la noche pasada en la que todavía tenía ese trabajo y también era niñera. En la pesadilla debo ir al set de “Girls” a mi trabajo de niñera, o del set a mi empleo en el restaurante y me quedo pensando como voy a conciliar todo eso.

Siempre existe ese miedo de que todo va a terminar, porque recuerdo claramente qué sentía cuando no podía ver el futuro cinco pasos delante de mi cara. También suelo soñar que volví al colegio al mismo tiempo que estoy haciendo “Girls” y pienso que no voy a lograr hacer todo, que tengo un programa en la televisión, no me van a dar los tiempos.

Mientras tanto, estás ocupándote aún más, haciendo campaña para Hillary Clinton, ¿no es cierto?
Sí, recién volví de tres días haciendo campaña. Estuve en New Hampshire, Iowa, Boston, Chicago… Fue una experiencia increíble, fueron seis ciudades en 48 horas, conocí a mucha gente interesante. Apoyar a Hillary es realmente una gran prioridad para mí. No voy a votar a Hillary Clinton porque es mujer –por supuesto que hay un montón de mujeres que son malas políticas y un montón de hombres que son grandes políticos. Pero creo que elegir a una mujer tan competente, inteligente y pensante para un cargo tan importante será un mensaje increíble para el mundo. Y poder conjugar las dos cosas, tener una excelente candidata y que sea mujer, no podría ser mejor.

¿Crees que logrará ser electa?
Creo que sí, estoy con ella. En una gira con Abby Wombach, de la selección estadounidense de fútbol femenino, ella me dijo que tenemos que cambiar nuestro pensamiento de “si” para “cuándo”. Dijo que eso hacen las atletas olímpicas. Lo decides, funciona como un secreto, y entonces sucede.

¿Ya saben cuál será el rumbo de la serie en el final de la próxima temporada?
Sí, lo sabemos. Pero creo que muchas cosas van a cambiar cuando empecemos a escribir. Siempre sucede, pero tenemos una base de hacia dónde estamos yendo, y es genial. Es emocionante ver cómo vas encajando las piezas del rompecabezas para llegar hasta ahí. Sabemos dónde queremos que las chicas aterricen, y va a ser emocionante ver como eso sucede.

Esperamos poder dejarlas en un lugar desde donde sería interesante retomar la historia de sus vidas dentro de 10, 15, 20 años. Me encanta la idea de un reencuentro en el futuro. Me encantaría ver su realidad en el futuro. Y, además, quiero trabajar eternamente con estos actores y no estoy lista para decir adiós para siempre a esos personajes.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta