El periodismo investigativo de Truth y Spotlight, dos películas imperdibles de la temporada de premios

988

SpotlightTruth
por Galia (Culturizarte)

Inusualmente dos películas sobre periodismo investigativo compiten en esta temporada de premios, incluyendo los Oscar. Estas son Truth (Conspiración y Poder) y Spotlight (A Primera Plana).

En mi desesperación por ver todas las películas nominadas, antes de la premiación, este 28 de Febrero, me encontré con estas dos maravillas del cine. Ambas pelis tienen mucho en común, y algunas diferencias, pero lo más sobresaliente es que ambas recogen el periodismo como una pasión que mueve a los personajes por la búsqueda de la verdad.

Tanto Truth como Spotlight son basadas en hechos reales ocurridas en Estados Unidos en la historia reciente. La primera es la historia de un equipo periodístico del programa “60 Minutes” de CBS, programa histórico de ese canal, que siempre ha destacado por cubrir historias que marcan pauta y generan conversación. En esta película, este grupo de periodistas, encabezado por Mary Mapes (Cate Blanchett) y Dan Rather (Robert Redford) inician una investigación sobre los privilegios que había recibido el entonces candidato presidencial George Bush para evadir obligaciones militares en 1970. Esta noticia era clave en esa época de elecciones, ya que podía marcar la diferencia en el voto de la gente si esta noticia era real y se daba a conocer. Finalmente luego de una exhaustiva investigación que realiza Mary Mapes con su equipo, emiten el capítulo, generando gran impacto en las audiencias. Pero de a poco se empiezan a cuestionar datos de la veracidad de la información que contiene el reportaje, y el equipo se ve enfrentando a cuestionamiento de parte del mismo canal y de la sociedad en general. La película, dirigida por James Vanderbilt, es un retrato preciso de la historia real, muy bien desarrollada y con grandes actuaciones. Pero lo realmente clave es cómo se refleja la pasión por contar la verdad, y las injusticias y las presiones públicas a las que se someten los periodistas cuando se meten con el candidato a presidente republicano. Historia potente y demasiado bien contada, que produce mucha impotencia pero al mismo tiempo orgullo –en mi caso–por el oficio.

Revisa acá los horarios de Truth en Cine Hoyts.

Spotlight es una película dirigida por Tom Mc Carthy, que también cuenta la historia real de un grupo de periodistas de investigación, del diario “The Boston Globe”, otro medio grande y poderoso como CBS. Un grupo de 4cuatro periodistas encabezado por Walter “Robby” Robinson (Michael Keaton) están a cargo del área de investigación llamado justamente “Spotlight”; un grupo que tiene un tiempo largo para investigar temas que requieren mucho trabajo y meses de reporteo. Cuando llega el nuevo editor del diario Marty Baron (Liev Schreiber) les encarga investigar un caso que se había visto por encima hace años, del cardenal de Boston que encubría a curas pedófilos. Este equipo compuesto por Sacha Pfeiffer (Rachel Mc Adams), Matt Carroll (Brian D’Arcy James), y Mike Rezendes (Mark Ruffalo) comienzan su investigación, con el riesgo que implica demandar a la iglesia por encubrir casos de abusos sexuales a menores, para poder contar una historia que luego de meses de investigación, va creciendo y se convierte en uno de los casos más polémicos que ha enfrentado la Iglesia a nivel mundial. Este caso ocurrió el 2001, en el contexto del ataque a las torres gemelas, y finalmente se publica el 2002, con gran repercusión, lo que significa que este equipo de periodistas se adjudica el premio Pulitzer por este reportaje. Un final muy distinto del que vivieron los periodistas de CBS.

Dos caras de la misma moneda: el éxito y el fracaso que puede generar contar una historia real, potente, que afecta a sectores con poder e influencia en la sociedad. En estas dos historias podemos ver como la pasión por el periodismo y por contar la verdad, son más fuertes que cualquier grupo poderoso. Estas historias son universales, ya que en Chile podemos identificar varios casos parecidos, donde escándalos y crímenes han sido descubiertos por equipos de investigación periodístico de algún medio local. Eso es lo que hace que el periodismo sea el cuarto poder, y a veces, incluso los supera a todos, por la pasión y las ganas de hacer bien la pega y porque finalmente informarse es un derecho.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta