Ana Torroja en el Festival de Viña y el recuerdo de Mecano

659

anatorrojagepe
por @patyleiva, foto: Quemasucabeza

Anoche Ana Torroja se presentó en el Festival de Viña, una de las tres mujeres en la breve lista de invitadas al escenario con más de 19 shows durante los 6 noches de festival.

Ana Torroja viene al festival como parte del jurado, pero también pudo presentar su show, donde compartió escenario con Gepe para cantar “Duele el amor” y con la cantante mexicana Paty Cantú para “Mujer contra Mujer”, en una preciosa interpretación donde terminaban tomadas de la mano y mirándose a los ojos mientras unían sus frentes en un gesto amoroso. Se llevó gaviota de oro y plata.

Yo la verdad es que le había perdido un poco la pista como solista (¡ha sacado 5 discos!), así que quedé muy feliz al ver que la noche estuvo repleta de canciones de Mecano, el trío español que formaba junto a los hermanos Nacho y Jose María Cano que se destacó en las decádas de los ochentas y parte de los noventas. Sonó hit tras hit y ella, tan grácil a sus 56 como a sus 20 años, las cantó y bailó, quizás sin esos altísimos tonos que alcanzaba antaño, pero entregada cien por ciento al público, humilde y agradecida, con la confianza de una estrella con más de 30 años de experiencia pero con una sencillez que muchos –sin la mitad de carrete– bien podrían imitar.

Ana cantó todos los éxitos. Su concierto en Viña removió sin parar recuerdos que tenía muy borrados, guardados o escondidos en la memoria, como la vez que ese niño inalcanzable de 4to medio me fue a ver a mi nuevo colegio aunque yo iba solo en octavo (no lo podía creer) en una kermesse en la que sonaba Mecano sin parar; también me acordé de una de mis mejores amigas con la que discutíamos sobre la letra de “Hijo de la luna”; del vinilo de “Descanso Dominical” que perdí al cambiarme de país; de mis compañeras españolas que cantaban “Maquillaje” como si fuera su himno nacional; del cassette de éxitos que toqué en loop en mi primer trabajo; me acordé de mi gira de estudios a Oaxaca porque “Aidalai” era el soundtrack oficial de mi generación de diseño; de que mis niños no pueden escuchar “Laika” porque les da pena la perrita que no volvió a la tierra; y especialmente, del concierto del Estadio Víctor Jara –entonces, Estadio Chile– al que fui con mi hermano y mi prima Paulina, los tres íbamos juntos a cada concierto que pudimos mientras ella todavía estaba aquí. Ese fue muy especial porque realmente le fascinaban (y no podía más de amor por Nacho Cano), lo que me da otra razón de peso para no olvidarlo jamás, así como jamás la olvidaré a ella.

Así, sin más, cuando mi corazoncito reaccionaba tema tras tema, me di cuenta de que me acompañaron por años y que me encanta cuando me topo con gente de mi edad o más chica que conoce las canciones y las valora en su esencia innovadora, divertida y entrañable.

Les dejo este playlist en el que seleccioné canciones de los 6 discos de la historia de Mecano, pongan atención a lo avanzados en su época y en lo vigentes que pueden sonar hoy muchas de sus canciones, especial –y curiosamente– las más antiguas. Están ordenadas cronológicamente. Dejé para el final “el uno, el dos y el tres” porque es la que marca el (triste) final del trío:

Dejar una respuesta